Briseida Acosta ve justa evaluación con María Espinoza

Selección de taekwondo previo a su salida al Grand Prix de Roma. ESPN Digital

María Espinoza y Briseida Acosta disputarán el último boleto a Lima 2019 a su regreso del Grand Prix de Roma y debido a que solo hay una última plaza en la categoría de +67 kilogramos.

Cabe recordar que contrario a las categorías mundiales, donde hay ocho categorías, en competencias olímpicas solo hay cuatro. Espinoza disputó la división de -73 kilogramos en el Campeonato Mundial en Manchester, mientras que Acosta hizo lo propio en la categoría de +73.

María, quien subió al avión tras superar una infección estomacal que no le permitió entrenar durante tres días, afirmó que no sabe cuándo serán la evaluación final hacia los Panamericanos, pero “siempre estoy preparada para todo”.

Briseida, por su parte, comentó que está tranquila, a la espera de la evaluación final. “Es como la categoría de 58; debieron haber visto la lista de los evaluados; estaban César Rodríguez quien es campeón juvenil; Carlos Navarro, multimedallista internacional que estuvo en Juegos Olímpicos; Brandon (Plaza), ni se diga; Jorge (Hernández), quien acaba de pasar por su primer Mundial y más. México es afortunado al tener estos problemas de elección”.

Sabe que María espera que por sus resultados no se le evalúe y personalmente confía en que sí habrá evaluación “porque es lo justo”, tratándose de eventos distintos. “Ahí está mi medalla mundial también que al fin y al cabo son en categorías mundiales y no olímpicas y esto es olímpico y por lo tanto se tiene que hacer; espero que se haga”.

Añade que “es una lástima que en Panamericanos o en Olímpicos se limite a tan solo cuatro categorías; si de por sí es difícil elegir quienes van en ocho, más en cuatro”.

Pero tampoco se agobia, pues señala que “hay que controlar lo que podamos controlar. Los Panamericanos son fundamentales, pero este año hay muchísimos torneos muy importantes igual de fuertes, igual de puntuables y el objetivo principal es estar en Tokio”.

Julio Álvarez, entrenador de Espinoza, recalcó que la taekwondoín solicitó su pase a Lima 2019 solo si llegaba a la final del Mundial en Manchester. Aún así, dijo que "María está acostumbrada a ser evaluada y siempre ha ganado. Nunca se le ha regalado nada".

“Ella no iría a retirarse a Tokio; critico a quienes hacen eso. Ella iría para competir y subirse al podio. Iría al 100 por ciento. Quiere ser medallista y me lo ha demostrado día a día”, añadió.