Yulimar Rojas: 'Trabajo el doble o el triple porque soy la campeona del mundo'

play
Los ganadores se llevarán una parte de Perú (2:27)

La historia detrás de las medallas de los Juegos Panamericanos de Lima 2019 (2:27)

Yulimar Rojas conoce el precio que tiene cada centímetro en el triple salto.

La venezolana de 23 años, una de las 25 mujeres que en toda la historia han logrado sobrepasar la barrera de los 15 metros, sabe que sólo el duro trabajo durante largas horas de entrenamiento le permitirá mirar cada vez más de cerca el récord mundial vigente de 15.50 de la ya retirada ucraniana Inessa Kravets.

Rojas, campeona mundial en el 2017 y segundo lugar en Río 2016, se prepara para participar en Lima en sus segundos Juegos Panamericanos, donde espera sacarse la espina que le dejó el cuarto lugar en la edición de Toronto 2015.

“Yo tengo un lema que me repito todos los días cuando me levanto y es que ninguna atleta trabaja tan duro como yo. Eso es algo que tengo siempre presente. Yo tengo que trabajar el doble o el triple porque yo soy la campeona del mundo y sólo así podré mantener mi título”.

La venezolana conversó con ESPN Digital a su paso por Miami, donde contó cómo marcha su preparación para los Panamericanos en la capital peruana y el Campeonato Mundial en Doha, Qatar.

¿A qué por ciento de preparación llegarán a Lima, teniendo en cuenta que la competencia fundamental del año es el Mundial en octubre?

“En lo personal, los Panamericanos son un evento muy importante para mí, pues nunca he ganado una medalla a este nivel y creo que llegaré a un 80 o 90 por ciento de mi capacidad, pues este es un año sumamente largo y hay que saber dosificar las capacidades para llegar al Mundial al tope.

“Afortunadamente este ha sido un año libre de lesiones, en que hemos podido hacer el trabajo que nos hemos propuesto sin ninguna interrupción y creo que el 2019 va a ser fundamental en el camino hacia los Juegos Olímpicos de Tokio 2020”.

¿Quiénes serán tus principales rivales en Lima?¿Tienes conocimiento de las marcas que han estado haciendo en esta temporada atlética?

“Mi principal rival es la colombiana Catherine Ibargüen. A ella la admiro mucho, es una guerrera que ha puesto en alto el nombre de su país. Desde hace un tiempo nos disputamos las medallas en las principales competencias, unas las gana ella, otras las gano yo. Tenemos una linda rivalidad que la sienten los fanáticos en el estadio. También está la cubana Liadagmis Povea, que este año ha saltado dos veces sobre los 15 metros”.

¿Con viento a favor?

“Sí, con viento a favor, pero de todos modos tiene tremendo mérito y será otra de las rivales difíciles. Están las jamaicanas (Kimberly Williams y Shanieka Ricketts), una estadounidense (Tori Franklin), otra colombiana, Yosiris Urrutia, en fin, son muchas y creo que la competencia va a estar dura”.

Con un físico impresionante, Yulimar ha incursionado también en las modalidades de salto largo y de altura.

¿Vas a competir en los Panamericanos también en alguna de estas modalidades y te concentrarás solamente en el triple?

“El salto alto hace años que lo dejé y por ahora solamente estoy dedicada al triple. Sin embargo, mi entrenador (Iván Pedroso) y yo tenemos sorpresas y estamos pensando en volver a competir en el salto largo poco a poco, cuando se inicie ahora la temporada atlética de verano al aire libre”.

En medio del ciclo olímpico hay dos campeonatos mundiales, uno al año siguiente de los Juegos, donde se produce una suerte de cambio generacional en muchas especialidades y el otro, un año antes de la próxima olimpíada, donde todos los participantes intentan llegar a su máximo nivel y comerse a sus rivales.

¿Cuán dura esperas la competencia en Doha, en comparación con el Mundial de Londres 2017 donde ganaste la medalla de oro?

“Tienes razón. Va a ser más duro aún, porque quien gane este evento saldrá como favorita en los Juegos Olímpicos del año próximo. Pero yo tengo un reto con mi entrenador, que fue nueve veces campeón mundial de manera consecutiva y yo quiero igualarlo a él. Yo trabajo duro siempre porque sé que soy la chica a vencer, soy la campeona del mundo y sé que todas van a querer ganarme a mí. Doha va a ser un preámbulo muy interesante de lo que viene el año próximo, pero creo que Tokio 2020 serán mis Juegos Olímpicos”.