Historias olímpicas: Zielinski, el pesista que recibió una medalla cuatro años después y estando suspendido por dóping

Zielinski fue noveno en Londres 2012. Cuatro años después le informaron que en realidad ganó el bronce. AP

Corría septiembre de 2016 y el polaco Tomasz Zielinski estaba deprimido.

Apenas un mes había pasado de uno de los peores días de su vida, cuando lo expulsaron de los Juegos Olímpicos de Río por un dóping positivo que le significó además una larga suspensión.

Después de eso, la voluntad flaqueaba para retomar los entrenamientos.

Los dos grandes eventos de la temporada, por no decir del bienio, ya habían pasado.

En el primero, el campeonato europeo de halterofilia disputado en Noruega, se había consagrado campeón en su categoría, la de hasta 94 kilos.

En el segundo, la vergüenza en Brasil.

¿Para qué seguir?

Sonó el teléfono.

Dudó pero finalmente atendió.

Y entonces se enteró de la noticia que lo cambió todo.

El COI le iba a enviar a su casa la medalla de bronce.

No la de Río 2016, claro. Sino la de Londres 2012, donde él había terminado en el noveno puesto.

Una presea olímpica, el sueño, la gran materia pendiente, se corporizaba de manera absolutamente inesperada y en medio de una suspensión.

¿Pero cómo? ¿Por qué?

El COI había vuelto a analizar, en junio de 2016 y con las nuevas tecnologías, las muestras de decenas de atletas que compitieron en la capital inglesa.

Y no sólo descubrió positivo en el campeón, el kazajo Ilya Ilyin, sino también en el medallista de plata, el ruso Aleksandr Ivanov.

Un mes después, la Federación Internacional de Halterofilia (IWF por sus iniciales en inglés) descalificó de forma retroactiva a otros tres de los participantes en Londres 2012: el ruso Andery Demanov, que había terminado cuarto, el azerbaiyano Intigam Zairov, (6º) y el kazajo Almas Uteshov (7º).

Pero incluso con esas cinco sanciones, Zielinski seguía afuera de la zona de medallas.

Lo que el polaco no sabía hasta el llamado telefónico, era que en los últimos días, el escándalo había alcanzado al moldavo Anatoli Ciricu, bronce en la clasificación original, oro a partir de las primeras suspensiones y ahora también excluido.

Así, se cumplía para Zielinski la trilogía de 2016: título en el europeo de abril, sanción y expulsión de Río en agosto, y medalla de bronce olímpica en septiembre.

Una verdadera montaña rusa -polaca en este caso- de emociones.