Retiran imagen que hacía parodia del logo olímpico de Tokio

La portada de la revista Number 1 Shimbun es desplegada en Tokio, el martes 19 de mayo de 2020. AP Foto/Eugene Hoshiko

TOKIO - Una imagen satírica que usa el logo de los Juegos Olímpicos de Tokio y lo combina con la representación amenazante del COVID-19 fue removida el jueves de la página web del Club de Corresponsales Extranjeros de Japón.

El retiro de la imagen se produjo luego de un reclamo del comité organizador de los Juegos de Tokio, que aseguró que se quebrantaban sus derechos de autor.

Khaldon Azhari, el presidente del FCCJ (las iniciales en inglés del club de prensa), dijo el jueves que los abogados de la organización concluyeron que la imagen transgrede la estricta legislación sobre propiedad intelectual de Japón.

Azhari aseguró que la decisión no afectará la libertad de expresión del club, o que en el futuro le impida hacer parodia. También expresó "pesar sincero para todo aquel que se haya ofendido".

El director del comité organizador de los Juegos de Tokio, Toshiro Muto, confirmó después que Azhari es un miembro de la comisión de prensa del comité organizador. Señaló que la membresía es algo "irrelevante" en cuanto a esta situación y resaltó que lo esencial era el derecho de autor y la "falta de consideración" al usar la imagen.

"Esto no tiene nada que ver con un conflicto de interés", dijo Muto.

La imagen apareció en la portada de Number 1 Shimbun, la revista interna del club, que se publicó en abril. No había generado mucho revuelo hasta que el comité organizador se quejó a inicios de la semana.

Fue entonces que la imagen empezó a circular en los medios.

Äzhari leyó una carta que el comité organizador envió al club. "Que deliberadamente se use este emblema de manera negativa al asociarlo con el virus COVID-19... va en oposición directa del ideario del movimiento olímpico".

Azhari dijo que las revistas no serán confiscadas. La remoción de la imagen sólo será en el sitio de internet.

"En los medios de Japón, muchos de mis colegas se irritan bastante con las restricciones para hacer parodia, el uso de imágenes de televisión", dijo Azhari. "Espero que este incidente sea una buena oportunidad para abrir una sana discusión sobre este tema en Japón".