¿Vale la pena aferrarse a los Juegos Olímpicos?

Una encuesta reciente señaló que el 80% de la población en Japón está en contra de albergar los juegos este año

El presidente del COI dice que al momento no hay razón como para pensar que los Juegos no arranquen el 23 de julio en el estadio olímpico de Tokyo. Quizás el señor Thomas Bach cambiaría de opinión solamente con abrir los ojos por unos cuantos minutos para sintonizar cualquier noticiero del mundo. ¿No son los Olímpicos el evento más difícil de organizar durante una pandemia? Esto no es una liga nacional de fútbol , béisbol o basket las cuáles enfrentan de por sí problemas superlativos tratando de no cancelarlas , aquí hablamos de llevar personas de todo el mundo a un país que ha impuesto restricciones de ingreso a su territorio.

O quizás no sería mala idea preguntarle a los japoneses que opinan, porque una encuesta reciente señaló que el 80% de la población en Japón está en contra de albergar los juegos este año.

No se malentienda, por supuesto que me encantaría ver unos Olímpicos en el verano, ¿a quién no? Está claro que ver unos juegos en julio mandaría al mundo un mensaje de optimismo , de esperanza, de que la crisis se puede superar o que parcialmente se ha superado. Porque recordemos que al momento que se pospusieron el año pasado, se pensaba que la situación sería mucho mejor en 2021, pero la realidad es que eso está lejos de ser verdad.

Ahora, supongamos que los atletas, entrenadores y miembros de las delegaciones reciban la vacuna antes de llegar a Japón algo que claramente desatará un debate ético-moral sobre porque priorizarlos por delante de otros ciudadanos y su derecho a ser vacunados. Digamos que también ese tema se resuelva, pero ¿no serían los juegos olímpicos más disparejos y a los que la mayoría de los atletas lleguen en las peores condiciones a una justa de esta talla?

Con países completos en estado de emergencia, toques de queda y restricciones de movilidad miles de atletas no han podido entrenar y mucho menos competir, ha habido nulo fogueo., los criterios clasificatorios serían hasta injustos y son muy pocos los deportes que han encontrado algo de normalidad en su ciclo. Los países productores de vacunas serían muy probablemente quienes puedan vacunar primero a sus atletas, pero que pasa con los que no tengan esa ventaja.

Ocho años sin juegos olímpicos es toda una vida para quienes se preparan para ello, es terminar con atletas que nunca sabremos que pudieron haber hecho en la máxima justa y que la historia no les hará justicia si los juegos se cancelan. ¿Qué se le dice a un atleta que tiene 20 años preparándose para ese momento? Que la pandemia ¿mató su sueño? . Pero igualmente ¿que se le dice a quien se niega que los juegos se realicen porque un familiar ha muerto por el virus y piensa que pudiera verse afectado? ¿Que los olímpicos pudieran matarle a otro familiar?

No , no. hay respuesta correcta.