Con el boleto a Tokyo 2020, boxeadora mexicana cumple sueño de su papá

play
Equipo mexicano de boxeo, sin apoyos ni sparrings a días de Tokio 2020 (1:49)

La pugilista Tamara Cruz afirmó que las consecuencias provocadas por la pandemia han alterado su preparación para la competencia. (1:49)

No pudo avisar a su padre hasta cuatro días después, pues el señor estaba en alta mar trabajando

Tamara Cruz, marcará historia en los próximos Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, al convertirse junto a Esmeralda Falcón en las primeras boxeadoras mexicanas en representar al país en la justa más importante del deporte mundial.

Con lágrimas en los ojos, la sinaloense comentó en entrevista para ESPN, que después de cuatro días tuvo oportunidad de comunicarle a su papá la buena noticia sobre su clasificación a Tokyo 2020, debido a que se encontraba en las aguas de la Perla del Pacífico realizando sus actividades como pescador, oficio en el que se ha desempeñado para sacar a su familia adelante.

"Mi papá trabaja fuera de Mazatlán, trabaja en el mar, es pescador y no tenía forma de comunicarme con él. Me comuniqué como cuatro días después y le mandé un mensaje y le dije que lo habíamos logrado, que el sueño lo estábamos cumpliendo juntos y que muchas gracias por siempre apoyarme, él pues llorando feliz, los dos muy emocionados y pues como te digo es el sueño de los dos y lo vamos a lograr juntos".

La nacida en Mazatlán heredó la pasión por el ring de parte de su padre, quien en su juventud fue pugilista amateur, y quien tras el nacimiento de la pugil mexicana dejó de lado su sueño de convertirse en boxeador profesional.

"Mi papá me enseñó a defenderme, él me enseñó a boxear y él me llevó al gimnasio donde él entrenó a los once años y ahí me quedé con mi profesor. Él fue boxeador amateur, fue campeón nacional también, después dejó el boxeo porque tuvo que trabajar porque nací yo, pero su pasión siempre me la inculcó a mí. Siempre está corrigiéndome, ayudándome, motivándome y creo que mi papá ha sido mi mayor motor; mi papá creo que es el que más le debo le debo esto y pues es algo de los dos, es nuestro sueño y ya lo vamos a cumplir".

Tamara está consciente de la responsabilidad que implica el representar a México en una de las disciplinas que más medallas le ha dado a nuestro país en la historia de Juegos Olímpicos.

"Como siempre se ha sabido México es potencia mundial de Boxeo, esta vez no es la excepción. Nuestro equipo está bastante fuerte y Rogelio Romero es un boxeador bastante experimentado, Esmeralda también. Son muy aguerridos, son muy disciplinados, muy fuertes. Todos tenemos las ganas de salir adelante, de buscar algo mejor para nosotros, de buscar lo mejor para nuestras familias, como te digo todos nos hemos mantenido muy disciplinados, aguerridos, enfocados, dedicados a lo que nos gusta apoyándonos".