La poderosa pareja estadounidense-mexicana que arrasó en el sóftbol olímpico

Es una historia que podrían recordar sentadas en sus mecedoras, una al lado de la otra, dentro de 60 años. Sin importar los giros futuros de su historia, no habrá muchas noches como la del miércoles para las jugadoras de sóftbol Amanda Chidester y Anissa Urtez, quienes el pasado otoño se comprometieron en matrimonio.

Con los cánticos de "Chiddy Chiddy Bang Bang" ahogando las cigarras en el estadio de béisbol Fukushima Azuma, y las jugadoras de Estados Unidos presionando para que sus bates cobraran ritmo productivo en los Juegos Olímpicos, Chidester conectó un sencillo con dos outs y pitcheo en conteo 1-2 para remolcar a Haylie McCleney, quien anotó la única carrera del triunfo 1-0 del equipo estadounidense sobre Canadá.

Esa rayita fue el único apoyo ofensivo que necesitó la abridora Monica Abbott. La zurda lanzó un juego completo tolerando un imparable y ponchando a nueve rivales.

"Monica le dio seguridad a nuestra ofensiva durante todo el partido, manteniendo a Canadá sin posibilidades de anotar", dijo Chidester. "Nos dio un poco más de tiempo para poner los bates en marcha".

Pocas horas después, Urtez superó a su prometida. La destacada exjugadora de la Universidad de Utah conectó el primer cuadrangular en la historia del softbol mexicano ... contra nada menos que la leyenda japonesa Yukiko Ueno.

Y por si eso no fuera suficiente, Urtez sentenció a Ueno con un sencillo impulsor en la séptima entrada, igualando la pizarra 2-2 y llevando el encuentro a extra innings. Sin embargo, el equipo japonés anotó en la octava para así extender su registro positivo a 2-0.

"No puedo esperar por este hermoso viaje juntas", redactó Urtez en su cuenta de Instagram en noviembre pasado cuando anunció su compromiso con Chidester.

El viaje prosigue este sábado (1:30 a.m., hora del Este) cuando sus caminos deportivos se encuentren en el estadio de béisbol Yokohama. Chidester y Urtez estarán en bandos opuestos cuando el equipo de Estados Unidos (2-0) se enfrente a México (0-2) en la continuación de la ronda "todos contra todos" del torneo olímpico.