Caterine se marcha con orgullo: "Estoy satisfecha con lo que he hecho"

Caterine Ibargüen cerró su participación en los Juegos Olímpicos Tokio 2020 con el décimo lugar en la final de salto triple. Agradeció por el apoyo del país y señaló que buscará seguir aportando al deporte.

Fue testigo de privilegio en una jornada histórica para el atletismo con nuevo record olímpico y mundial en salto triple de la venezolana Yulimar Rojas. Esta vez, el protagonismo pasó por sus rivales, pero ella salió en paz de la competencia en Japón.

"Estoy muy satisfecha con lo que he hecho. Ahora a seguir aportando al deporte, a seguir creciendo”, expresó en declaraciones a Caracol Sports. Su mejor registro en la final fue de 14,25. Terminó en el puesto 10.

He sentido mucho el apoyo de toda mi Colombia, estoy muy contenta, viviendo de una forma diferente, hice lo que tuve que hacer. Dios me dio la oportunidad de estar acá nuevamente, lo hice, lo disfruté, lo gocé. Representar a tu país es algo lindo, con todo el esmero, con todo el esfuerzo, me voy muy contenta”, agregó.

Doble medallista en Londres y Río, destacó el honor que significó ser la abanderada de Colombia.

“Me llenó de emoción saber que iba a portar la bandera. Me siento orgullosa de ser parte de esta Selección, se me desborda el amor por Colombia”, finalizó la antioqueña de 37 años.