Aún pueden venir medallas para México

México tiene aún con vida a varios atletas que pueden deslumbrar y conquistar metales en la segunda semana de Tokio 2020

MÉXICO -- Así en plural, como lo leen, México aún tiene opciones de medallas en la última semana de competencia en Tokio y es momento de ser positivos y ver hacia adelante, de olvidarnos un rato de todos los cuartos lugares en los que se han quedado los atletas y de pensar en que la cosecha tiene posibilidades reales de crecer entre deportes que siempre suman y algún otro que puede dar la sorpresa.

México tiene con vida a tres medallistas que van a poner su experiencia y todavía compite en al menos seis disciplinas que han dado metales en el pasado como clavados, futbol, atletismo, tiro, lucha y ciclismo de pista, así que no descartemos otra madrugada feliz, porque esto no se ha terminado.

Si quisieran verlo en orden de probabilidades, el futbol está en primer lugar con un montón de razones tanto históricas como de momento, comenzando por el hecho de que ya está garantizado un partido por medallas, por la solidez mostrada contra la República de Corea y por el rival en semifinales, Brasil, que no asusta en categorías con límite de edad, dados los antecedentes de las finales ganadas en el Mundial Sub 17 en 2005 y en los Juegos Olímpicos de Londres. Aquí se vale soñar con el oro.

Después vienen los clavados, que ya dieron un bronce la semana pasada y que este lunes verán la presentación de uno de los abanderados del país, Romel Pacheco, cuádruple atleta olímpico, listo para participar en la clasificación individual en trampolín, acompañado del debutante de 17 años Osmar Olvera. Ellos no cargan con el peso de quedarse en la línea en sincronizados (la pareja fue Castillo-Celaya) y su gran objetivo será meterse entre los mejores ocho a la final del martes.

La experiencia ganadora vendrá el miércoles en una de las pruebas favoritas de los clavadistas mexicanos, la plataforma, con la clasificación para Alejandra Orozco y Gabriela Agúndez, impulsadas por lo hecho en sincronizados, y luego el viernes con el medallista de plata en Londres, Iván García, también desde la plataforma individual, este año escoltado por Andrés Villarreal. Con esto se cerrarán los clavados, pero hablamos de tres cartas fuertes con posibilidades de final.

A partir de aquí el panorama es menos claro, pero la agenda viene cargada y no vamos a cerrarnos a la posibilidad de una sorpresa como acaba de pasar en el levantamiento de pesas con Aremi Fuentes, así que pensemos en la experiencia y carisma que Nuria Diosdado va a poner este lunes en la presentación de la pareja de nado sincronizado junto a Joana Jiménez, primero será la rutina libre y el martes veremos la presentación técnica. No son favoritas y la competencia será con otras 21 parejas, sin embargo tendrán su momento para deslumbrar.

Hay que mencionar también a la pareja de ciclistas en la prueba de sprint de Luz Daniela Gaxiola y Yuliana Verdugo, que van a correr este lunes la clasificación junto a otros siete equipos. Ellas estarán bajo la lupa de las controversias federativas y seguramente su camino hasta Tokio ha sido especialmente turbulento, pero nada les quita la posibilidad de competir y buscar la campanada.

También, están en agenda para esta jornada Diego del Real en lanzamiento de martillo, José Luis Sánchez en rifle 50m tres posiciones, Laura Galván en la clasificación de 1500m, Alfonso Leyva en lucha y la pareja de voleibol de playa de Josué Gaxiola y José Luis Rubio, que se jugarán la vida en la ronda de 16 contra uno de los favoritos, Brasil.

Por el momento la delegación mexicana está en el lugar 68 de las 72 que se han subido al podio y, aunque nada será fácil, el valor de los tres bronces ya obtenidos se puede multiplicar si en algunas de estas disciplinas se suma alguna medalla de otro color. Esperemos que sean por lo menos dos más de alguna forma esperadas y otra en calidad de sorpresa.