Jane Valencia, la doctora que gracias a su fortaleza otorgó histórica plaza olímpica a México

Así fue la lucha de la mexicana que la llevó a conseguir el boleto a los Juegos Olímpicos de Tokio.

La historia de Jane Valencia Escoto, atleta mexicana que participará por primera vez en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, es un ejemplo de entrega, pasión, constancia y lucha. Esta última palabra ha estado presente en la vida de la tapatía desde hace quince años, cuando inició su camino en dicha disciplina para seguir los pasos de sus hermanos mayores, quienes también practicaron este deporte dentro de las instalaciones del CODE en Jalisco.

"La lucha saca siempre lo mejor de mí, saca esa mujer luchona que llevo dentro porque no me rindo" comentó en entrevista para ESPN.

Jane Valencia nunca se imaginó que después de un año de competencia formal aparecería la primera oportunidad de ir a unos Juegos Olímpicos en Londres 2012, pero debido a la poca experiencia que tenía, no clasificó a la justa.

Jane supo que tenía que redoblar esfuerzos para competir más fuerte en los torneos previos de cara a Río 2016, y el panorama lucía alentador para la tapatía. En los Centroamericanos de Veracruz 2014 conquistó el oro, mientras que en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, escribió por primera vez su nombre en la historia del deporte mexicano al ganar la única medalla de lucha femenil que tiene México.

Sin embargo, su clasificación a los Juegos Olímpicos de Río 2016 se vio afectada tanto por factores internos como externos. Los cambios que sufrió la CONADE hicieron que parte de su equipo tuviera modificaciones que a la larga le afectaron, en lo deportivo, dejó escapar su pase a la justa olímpica tras quedar tercera en los mundiales de la especialidad.

Este nuevo descalabro, hizo replantear a Jane sobre su continuidad dentro del colchón. La tapatía se dedicó crecer en otros aspectos de su vida, terminó sus estudios como Médico Cirujano, formó una familia junto al taluchador puertorriqueño, Jaime Espinal, y fue mamá de la pequeña Joy.

Pero el sueño pendiente de la tapatía no iba a quedarse en el aire. La oportunidad de ir a Tokio 2020 se acercó a Jane Valencia en 2019, quien decidió reformar su carrera en búsqueda de ese ansiado pase.

La travesía de Jane Valencia para obtener el boleto a Tokio 2020

El camino rumbo a su tercer proceso Olímpico no fue nada sencillo, Jane regresó a las competencias justamente en el lugar en donde su esposo también entrena. Ahí se topó con la única posibilidad para prepararse, peleando exclusivamente contra hombres.

"Me aceptan en un cachito de espacio de sus colchones. Al principio fue difícil, no todo el mundo quieren entrenar con una mujer, no saben si voy a tener la capacidad o si voy a mostrar debilidad o no. Entonces fueron poniéndome a prueba y eso hizo sacar más mi carácter".

La tercera fue la vencida, y en el Campeonato Panamericano de Ottawa, celebrado en Marzo del 2020, Jane Valencia Escoto conquistó su pase a los Juegos Olímpicos de Tokio. Un boleto que obtuvo, al vencer a los fantasmas que le impidieron conquistar el triunfo cuatro años antes previo a Río 2016, el cual se convirtió en el momento con más aprendizaje en su carrera.

"Me hizo retomar y preguntarme del por qué siempre ponía como una situación muy estresante las semifinales, que no debía de ser así. En una semifinal se supone que debes estar más tranquila porque ya es un paso más cercano a la meta. Interioricé mucho esa situación, hice cambios y me sirvió para el Panamericano”.

Jane aprendió de los errores del pasado, no sólo en lo deportivo, ya que la mexicana tuvo que mejorar también algunas cosas dentro de su carácter como persona.

"Tengo soñando con esto desde que empecé a luchar. Son quince años ya de preparación para asistir a unos Juegos Olímpicos. Creo que aprendí a ser humilde y a reconocer que no siempre estoy bien haciendo las cosas bien. Esos años me hicieron reflexionar que yo no podía poner la valía de mí mismo en una medalla o en un campeonato”. comento la mexicana.

El boleto obtenido por Jane Valencia fue algo histórico para México, ya que por primera ocasión, nuestro país contará con un lugar dentro de la disciplina de lucha femenil en unos Juegos Olímpicos.

El dilema de la vacuna contra el COVID-19

Jane Valencia es Médico Cirujano por vocación. La luchadora se graduó en la Universidad Guadalajara Lamar y por primera vez, sus dos profesiones han puesto a la mexicana en un dilema.

Para los atletas olímpicos que asistirán a Tokio 2020, no es obligatorio el recibir la vacuna contra el COVID-19, pero Valencia no define aún si se aplicará la dosis correspondiente para evitar un posible contagio, ya que para ella, es más importante que un colega suyo reciba la vacuna antes.

"Tengo mis pros y mis contras, no por ponérmela porque siento que me va a pasar algo o no, sino siento que si me la pongo dejaría a un compañero médico sin la posibilidad de una vacuna".

Jane está contemplada dentro de la población prioritaria que debe de recibir la vacuna contra el coronavirus, sin embargo se sentiría muy egoista si la recibe antes que un médico.

"Me habló una doctora del Comité Olímpico, me dijo que estamos en prioridad, y que si voy a México, se lo haga saber para ponerme la vacuna. Internamente no sé qué decisión tomar, sé que los médicos son primera barrera, me sentiría muy egoísta si me la pongo antes que uno de mis compañeros".

En lo deportivo, el Coronavirus no ha afectado del todo la preparación de Jane Valencia para Juegos Olímpicos, por el contrario, la benefició en tener una preparación mejor.

"Para mí fue beneficioso el hecho de que se aplazara un año y me dio más tiempo de prepararme técnicamente. Ha sido buena la preparación, me dio mucha oportunidad de conocerme a mi".