Polémicas de atletas mexicanos relacionadas con uniformes

Los uniformes de sóftbol en la basura no son la primera ocasión en la que atletas mexicanos se han visto rodeados de polémica debido a dichas prendas

La Selección Mexicana de Softbol que participó en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 está en el ojo del huracán luego de que las atletas decidieran tirar a la basura los uniformes que habían utilizado durante la justa para evitar problemas de sobre equipaje.

Las fotografías publicadas en redes sociales por las pugilistas mexicanas Brianda Tamara y Esmeralda Falcón han generado mucha polémica en redes sociales e incluso muchos atletas y directivos del deporte mexicano han expresado su molestia por la decisión de las jugadoras de softbol.

Sin embargo, no es la primera vez que los atletas mexicanos generan polémica por la cuestión del uniforme. ESPN presenta algunos de los casos más destacados que ocurrieron en competencias internacionales.

Paola Espinosa

En los Juegos Panamericanos de 2011 celebrados en Guadalajara, la medallista en los Juegos Olímpicos de Pekin 2008 y Londres 2012 vivió un momento complicado por su indumentaria.

En 2015, Espinosa recordó a ESPN que, durante la justa disputada en territorio tapatío, no la dejaban salir del gimnasio de clavados debido a que no portaba el traje que le entregó la delegación, porque no se sentía cómoda, y tenía miedo de no poder desempeñarse de la mejor manera en la plataforma de diez metros.

"Mi primera prueba fue diez metros individual, yo usé el traje que me dieron, no me gustó, se transparentaba, por eso no me lo puse. Competí con otro de otra marca, me regañan y en las demás competencias competí con el traje que ellos me dieron, entonces, también me llevé la regañada de mi vida. Fue como advertencia, como amenaza, al final no pasó a mayores", expresó.

Al final, el Comité Olímpico Mexicano amonestó públicamente a Espinosa por competir con un uniforme no permitido por la delegación.

Fernanda González

La nadadora Fernanda González se enfrentó a una situación similar en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, pues decidió competir con el uniforme no oficial por sentirse más cómoda con la indumentaria que utilizó en competencias anteriores.

La polémica que se generó fue muy grande, porque la nadadora reveló que la delegación la amenazó antes de la competencia, mientras que ella señaló que quemaría la vestimenta que la habían obligado a utilizar.

“Estuve detenida en la Villa Panamericana una hora antes de mi prueba con un estrés impresionante al grado que me dijeron ‘te vamos a quitar ahorita tu acreditación y no vas a poder competir. Así tenga que nadar desnuda, lo voy a hacer de todos modos. No me importa, pero no es justo que se lleven entre las patas a los atletas; siempre, siempre los intereses de ellos. Para empezar voy a quemar este traje", expresó.

Atletas mexicanos con uniformes parchados en Río 2016

La fecha de entrega del patrocinador a la delegación mexicana causó problemas con el uniforme de algunos representantes mexicanos en Río 2016, entre ellos el halterista Bredni Roque y los boxeadores Juan Pablo Romero, Elías Emigdio y Misael Rodríguez, que salieron con indumentarias distintas parchadas, debido a que usaron otras marcas.

Por ejemplo, Emigdio, originario de Zitlala, Guerrero, participante en los 52 kilogramos, subió una foto en su cuenta de Twitter de su vestimenta, parchada, porque la que les dio la Federación de boxeo era de Adidas, pero Joma era el patrocinador de la delegación azteca.

Selección Mexicana de Beisbol

La plantilla de béisbol que representará a México, previo a su debut, se vio envuelto en una polémica y causó molestia a los directivos del Comité Olímpico Mexicano.

La diferencia de opiniones se generó a partir de una fotografía que se tomaron algunos jugadores de la selección con la camiseta de los Tomateros de Culiacán, equipo de la Liga del Pacifico. El presidente del COM, Carlos Padilla, calificó de "insulto" la imagen, según en declaraciones al diario Reforma.

A pesar de que Tomateros borró la publicación y posteriormente compartió una imagen de los jugadores con la vestimenta oficial, Carlos Padilla aseguró que tomará acciones legales contra la plantilla sinaloense.