Inversión en Uber salvó a Lance Armstrong de irse a la quiebra

Armstrong evitó revelar cifras pero sí dijo que sus dividendos son "demasiado buenos para ser verdad". Getty Images

Después de que la Agencia Antidopaje de Estados Unidos presentara cargos formales contra él por prácticas de dopaje, entre 1999 y 2005, y de que fuera despojado de los siete títulos que conquistó en el Tour de Francia, así como de la medalla de bronce que obtuvo en los Juegos Olímpicos de Sydney, el panorama de Lance Armstrong no era prometedor.

El ex ciclista perdió varios millones de dólares en procesos y acuerdos legales, decidió abandonar la lucha legal para que le fueran retirados los cargos impuestos por la Agencia Antidopaje y, en medio de la crisis, una inversión hecha en Uber lo salvó de la desgracia, según lo relató el mismo Armstrong durante una entrevista concedida a la cadena CNBC.

"Eso salvó a nuestra familia", le dijo Armstrong a Andrew Sorkin en la entrevista transmitida este jueves, en la que detalló que durante 2009 invirtió $100,000 dólares en la compañía de riesgos de Chris Saca, Lowercase Capital. El ex ciclista relató que la mayor parte de su capital se fue a Uber, firma que hoy está valuada en más de $120 billones de dólares.

"Ni siquiera supe que invirtió en Uber", dijo Armstrong en la entrevista con CNBC. "Pensé que estaba comprando un buen número de acciones de Twitter de empleados o ex empleados, y la mayor inversión fue en Uber".

Armstrong, ídolo en Estados Unidos por sus conquistas en el ciclismo, su altruismo -a través de su fundación- y por su etiqueta de sobreviviente de cáncer, admitió en 2013 las acusaciones hechas por la USADA.

Durante la charla en CNBC, Armstrong evitó dar detalles sobre la suma que invirtió y los dividendos que le ha dejado, aunque señaló: "Es muy bueno para ser verdad".