Grabich, tras el inesperado bronce del relevo argentino: "El podio nos vino a buscar"

LIMA (Enviada especial) -- Andrea Berrino, Julia Sebastian, Santiago Grassi y Federico Grabich tuvieron una noche de euforia en el natatorio de la Videna, en Lima 2019.

El equipo argentino llegó cuarto en la prueba de relevo 4x100 metros y los jóvenes ya estaban declarando ante los periodistas, cuando los organizadores los obligaron a retirarse con apuro de la zona mixta. No entendían que pasaba, porque justamente era tiempo de hablar sobre la performance que los había dejado a un paso del podio.

“Descalificaron a Estados Unidos”, le susurró alguien a Grassi en el oído y se desataron los aplausos de la prensa que los estaba entrevistando. “Nos vamos a buscar la medalla”, gritó el cuarteto, que cruzó el pasillo cantando y saltando.

“Ponete el pantalón porque vamos a subir al podio”, le había vaticinado Julia a Federico antes de empezar la competencia. Y no se equivocó.

Y al recordar esa premonición de su compañera, Grabich reflexionó: “El podio nos vino a buscar a nosotros...hicimos mucho para que nos busque y nos encontró”.

Al margen de que los chicos no olvidarán el particular modo en el que una mezcla de mérito y azar los puso entre los tres mejores de la competencia, la actuación también fue histórica porque su tiempo fue récord nacional.

“Esto vale como un oro para nosotros”, dijo Grassi al obtener junto a sus compañeros el bronce en relevo 4x100.