¡Campeón es su segundo nombre! La increíble racha de Scott Robertson en Crusaders

Gracias al triunfo de Crusaders sobre Highlanders por 32-22 de este domingo, el elenco de Christchurch se consagró campeón del Super Rugby por cuarto año consecutivo, un marca tan sorprendente como inédita. Y uno de los datos más llamativos es que, desde 2017 hasta hoy, la cabeza detrás del éxito fue siempre la misma: la de su head coach, Scott Robertson.

En junio de 2016, Robertson fue nombrado como entrenador de Crusaders, y a partir de allí, aún no supo lo que no es tener el trofeo entre sus manos. En la final del 2017, su equipo superó por 25-17 a la potencia sudafricana Lions, convirtiéndose en el segundo head coach de la historia en coronarse en SR en su primer año (Dave Rennie lo había conseguido con Chiefs en 2012).

Alrededor de un año más tarde, el 4 de agosto de 2018, lo iba a volver a conseguir. ¿La víctima? La misma que en la temporada anterior, aunque esa vez el resultado fue más abultado (37-18).

Sus característicos bailes en los festejos daban cuenta de su manera de vivir un bicampeonato como head coach del equipo en el que jugó entre 1996-2003. Pero, lejos de conformarse, en 2019, su equipo iba a volver a demostrar ser el dueño del rugby del Hemisferio Sur. En aquella oportunidad, el partido decisivo fue con victoria ante Jaguares por 19-3 en Christchurch. ¡Ya era tricampeón!

Muchas cosas cambiaron en este 2020 producto de la pandemia que afectó a todos los calendarios de todos los deportes a nivel global. Pero hubieron cosas que no se modificaron, y la foto volvió a ser la misma por cuarta vez consecutiva: Scott Robertson rodeado de los colores de Crusaders y el trofeo de campeón en sus manos.

El equipo de Christchurch dominó el Super Rugby Aotearoa de principio a fin. Tanto que, gracias al 32-22 ante Highlanders de este domingo, se consagró cuando todavía resta una fecha para la finalización del torneo. Y los números explican su éxito: acumula 28 puntos y, al mismo tiempo, es el equipo que más puntos lleva a favor (219) y el que menos recibió en contra (148).