Blues y Crusaders cierran el SR Aotearoa con localidades agotadas

Blues finalizará el Super Rugby Aotearoa como lo abrió, con un total de 43.236 espectadores en sus tribunas para el choque contra el campeón Crusaders el próximo domingo en el Eden Park.

El CEO del conjunto de Auckland, Andrew Hore, dijo que están encantados con la respuesta de los fanáticos, ya que agotaron las entradas seis días antes del partido. "Ha sido una competencia bastante notable en la historia de nuestro juego, y dentro de un contexto que significa un gran desafío que enfrentan este país y el mundo”, expresó y agregó: "Disfrutamos ese increíble Super Rugby Aotearoa y sentimos que era apropiado que terminara con un evento especial, recibiendo a los campeones Crusaders en Eden Park frente a lo que será una enorme asistencia".

Los cinco equipos de Super Rugby del país kiwi han informado un aumento en el número de espectadores, lo que proporciona un impulso positivo para sus finanzas después del cierre por el Covid-19. Nueva Zelanda cumplió ayer 100 días sin un caso de transmisión nacional del virus. Los cuatro partidos en casa de Blues llevaron una totalidad de casi 150 mil personas, un promedio de 37 mil, que es alrededor del doble de la asistencia promedio de 2019.