A pesar del anuncio del fixture, Sudáfrica aún no puede confirmar su participación en el Rugby Championship

El Head Coach de los Springboks, Jacques Nienaber afirmó que todavía restan algunas cuestiones importantes a tener en cuenta para que se pueda anunciar definitivamente la participación en el Rugby Championship.

La semana pasada, SANZAAR confirmó el calendario definitivo del Rugby Championship que se llevará a cabo entre el 7 de noviembre y el 12 de diciembre en Australia.

El primer tema de conflicto fue la queja de Nueva Zelanda por la fecha de finalización. Y, otra cuestión importante fue la incertidumbre por parte de Sudáfrica y su participación en la competencia.

Sin embargo, la participación de Sudáfrica en el evento aún no se ha confirmado. Las posibilidades de que los Springboks puedan defender su título dependen del levantamiento de la prohibición actual del gobierno sobre la participación deportiva internacional y del resultado de las evaluaciones de los problemas de alto rendimiento y bienestar de los jugadores.

Durante una conferencia de prensa virtual el lunes, el entrenador de los Springboks, Nienaber, y el director de rugby de SA Rugby, Rassie Erasmus, explicaron los desafíos que enfrentan actualmente para preparar a los Springboks para jugar en el torneo.

"Hay algunas cosas que debemos considerar", dijo Nienaber. 'Lo primero es que la participación deportiva internacional, no hay luz verde sobre eso por parte del gobierno actualmente.

“Los otros factores estarían en torno al período de aislamiento en el que tendremos que entrar cuando lleguemos a Australia. El período de aislamiento no será tan estricto como en Nueva Zelanda. Pero los detalles a su alrededor, como las instalaciones que podemos usar, aún no se han detallado. Estamos esperando que el gobierno [de Australia] nos dé pautas en términos de lo que podemos hacer cuando lleguemos allí", sentenció el Head Coach sudafricano.

Luego, el director deportivo Rassie Erasmus explicó en detalle todos los tiempos que deberían cumplirse para poder jugar sin ningún problema el torneo y determinó que antes del 18 de octubre (fecha que planean la llegada a Australia), los jugadores deberán tener aproximadamente entre 5 y 6 partidos disputados para poder tener ritmo de juego.