Garin, de tocar fondo a hacer historia en Wimbledon

play
¡Hazaña de Garin en Wimbledon y a cuartos por primera vez! (7:02)

En una verdadera batalla, el chileno superó a Alex de Miñaur tras remontar un 0-2 en sets y salvar dos match points. Fue 2-6, 5-7, 7-6 (3), 6-4 y 7-6 (10-6). (7:02)

Hoy todo le sonríe a Cristian Garin (Nº 43) y en Wimbledon está llevando adelante su mejor actuación en un torneo de Grand Slam. Plantado en los cuartos de final, instancia a la que asomó tras vencer a Alex de Miñaur (27º) en una maratón de cinco sets, el chileno recuperó su mejor nivel y quiere seguir haciendo historia en el césped sagrado de la capital inglesa. Sin embargo, durante este 2022, no todo fue color de rosas para él. Acá, un repaso.

El chileno comenzó la temporada en la ATP Cup, torneo por naciones, donde logró una victoria y dos derrotas. Luego desembocó en la primera cita de Grand Slam del año (Abierto de Australia) y tras vencer en cinco sets a Facundo Bagnis y a Pedro Martínez, quedó eliminado en la tercera fase a manos de Gael Monfils.

Desde ese momento, "El Tanque" entró en un momento de máxima oscuridad y su tenis se desvaneció por completo. Alejado del cemento, se mudó a la gira de polvo de ladrillo por Sudamérica donde inesperadamente lo único que cosechó fueron frustraciones: cayó en la primera ronda del ATP 250 de Córdoba (ante Báez), tropezó en el debut del ATP 500 de Río de Janeiro (Coria), lo mismo le ocurrió en el ATP 250 de Santiago de Chile (Tabilo) y siguió por ese sendero en el Masters 1000 de Miami (Pedro Martínez) ya en cancha rápida.

Esa seguidilla de resultados adversos y los permanentes dolores en el hombro afectaron mucho en la cabeza de Gago, que hasta llegó a afirmar que "se me está haciendo horrible jugar al tenis". Su ranking también comenzó a caer y en el mes de mayo, en el puesto 45º, ocupó su peor clasificación en tres años.

Luego de un buen torneo en el ATP de Houston (perdió en semifinales), Gago cayó en la primera ronda de Belgrado y Munich y tampoco hizo un buen papel en el Masters 1000 de Madrid, perdiendo en segunda ronda con Félix Auger-Aliassime.

En el Masters 1000 de Roma su tenis fluyó con más naturalidad pero un inspirado Alexander Zverev le puso punto y final a su estadía en los cuartos de final. Roland Garros fue su siguiente destino: venció a Tommy Paul y a Ilya Ivashka para toparse con Andrey Rublev en tercera ronda, donde cayó en cuatro sets.

Por último llegó la gira de pasto y allí tampoco obtuvo buenos resultados. De hecho llegó a Wimbledon si ninguna victoria en la superficie y con caídas en la primera ronda de Halle (Korda) y Eastbourne (De Miñaur). Sin embargo, siempre hay tiempo para recuperar la memoria y eso le ocurrió a Garin en el césped de La Catedral: cuando todo pintaba mal, sorprendió a propios y extraños y se metió en lo cuartos de final.

Con nada para perder y mucho para ganar, Gago, que se convirtió en el primer chileno en acceder a esa ronda en un Grand Slam desde Fernando González en el US Open 2009, quiere seguir dando qué hablar y ahora enfrentará a Nick Kyrgios por un puesto en las semifinales. El panorama cambió de repente y es momento de celebrar.