Federer agiganta su leyenda con marcas históricas

play
ÉPICO: la victoria de Federer sobre Nadal en Wimbledon (6:45)

Para la historia... el suizo y el español jugaron, quizás, el mejor tenis que se haya visto en All England: fue 7-6 (3), 1-6, 6-3 y 6-4 para Roger. (6:45)

Sigue haciendo historia. A cada paso. Roger Federer derrotó a Rafael Nadal en cuatro sets en Wimbledon y se convirtió en el hombre de mayor edad en una final de Grand Slam después de 45 años. El suizo, además, al meterse en su definición N°31 en los Majors mejoró ese récord, fiel a su estirpe de ganador.

Sin dudas, ganarle a Nadal, su archirrival y al que siempre consideró su oponente más duro, Federer se quitó un gran peso de encima, porque llegaba con marca 24-15 en favor del español en ese duelo personal y 3-10 en Grand Slam.

El 40° choque entre el suizo y el español fue resuelto muy bien por el jugador de Basilea, de 37 años y 11 meses, que así se transformó en el varón más veterano en meterse en una final de Grand Slam desde que lo hizo el australiano Ken Rosewall, con 39 años, en el US Open de 1974.

De esa manera, además Federer empató a Rosewall con más finales en los Majors pasados los 30 años, al alcanzar la octava de su rica carrera profesional. En busca del 21° título en los grandes torneos, el domingo el helvético se medirá con el serbio Novak Djokovic, actual N°1 del ranking ATP y defensor del título en Londres, donde festejó ya en cuatro definiciones.

Para Federer, N°3 de la clasificación, este avance a la final en su favorito césped de Londres representa la definición N°31 en total, para aumentar su legado. Detrás figura Nadal, con 26, y al español lo acosa Djokovic, quien avanzó a la N°25 de su carrera.

Por eso, Federer sigue historia grande en el tenis y el deporte en general. Dueño de numerosos récords en los Grand Slam, ahora sigue festejando y sueña despierto con la chance de mejorar la marca tope de títulos en Wimbledon, en su poder con ocho. Sí, pretende la novena aunque es consciente del peligro que representa Djokovic. Por ahora, disfruta a pleno.