Diez grandes momentos en la carrera de Roger Federer

Roger Federer está de festejo. El genio suizo cumple 39 años y lo hace como dueño de varios récords en la historia del tenis. El talentoso jugador de Basilea es dueño de las marcas tope de 20 títulos de Grand Slam y de 310 semanas como N°1 del mundo. Se pueden enumerar muchísimos registros épicos y este es el repaso por diez grandes momentos en su carrera, siendo hoy el N°4 del ranking ATP.

1- El primer título, en Milan 2001
Después de sus éxitos como junior, con festejo en Grand Slam y el N°1 mundial de la categoría en 1998, esa temporada empezó a probarse entre los mayores. En febrero de 2001 se dio el primer gran gusto como profesional, al obtener su primer ATP, cuando celebró en Milan, jugándose en esa época en carpeta sintética. Venció a Goran Ivanisevic y Yevgeny Kafelnikov y cerró con triunfo sobre Julien Boutter. La particularidad es que, de sus 103 títulos actuales, ese fue el único en Italia.

2- El primer Grand Slam, en Wimbledon 2003
Tras ganar su primer certamen sobre césped, en Halle, hizo doblete en 2003 en esa superficie nada menos que en Wimbledon. Dos años antes había avisado en el césped de La Catedral con su bombazo contra Pete Sampras, que era el más ganador de ese Major. El suizo derrotó a Andy Roddick en semi y a Mark Philippoussis en la finalísima. Pensar que finalmente quebró la marca de Sampras, siendo ahora Federer el dueño de los récords de títulos en Wimbledon, con ocho. Además, es el más ganador en ese torneo, con 101 victorias en singles.

3- Fue por primera vez N°1 ATP, en 2004
El helvético fue escalando, ganó en 2003 el primero del récord de seis Masters final ATP y ya en el Abierto de Australia 2004 logró un éxito que excedió lo que fue el primer festejo en Melbourne y su segundo Grand Slam, ya que le sirvió para avanzar por primera vez al trono del ranking. Le ganó en la final a Marat Safin, tras dos victorias sobre Top 10, para superar a Roddick y meterse N°1 del mundo. Por eso, fue tan especial esa conquista. Es más: esa fue la primera temporada en la que obtuvo tres Grand Slam en el calendario, ya que después se impuso en Wimbledon y se llevó el primero de sus cinco US Open en fila.

4- 2006, su temporada casi perfecta
Federer tuvo muchos años soñados, con cantidad y calidad de triunfos inolvidables, pero sin dudas en 2006 brilló a pleno. Ese año consiguió sus marcas más altas de títulos, con 12, y de victorias, con 92. En tanto, apenas cedió en cinco partidos, con cuatro derrotas a manos de Rafael Nadal, todas en finales. El plus del suizo fue que por vez primera superó al español en una final de Major, en Wimbledon. Esa campaña en Londres apenas perdió un set, con Nadal en la definición. En 2006 se dio el lujo de jugar por primera vez en su vida las cuatro finales de Grand Slam de una misma temporada.

5- Completó el Grand Slam de carrera, en 2009
Hay torneos y momentos que quedan grabados a fuego en la memoria de un jugador y de sus fans. Federer venía de perder tres finales al hilo ante Nadal, el rey de la arcilla, en Roland Garros, hasta que pudo finalmente quedarse con el título en París. Con su archirrival afuera en octavos, el suizo sorteó el cuadro con algunos altibajos y terminó superando a Robin Soderling sin problemas en el duelo decisivo. Así, completó el Grand Slam de carrera, siendo el sexto hombre en consumar esa proeza. Como frutilla del postre, igualó a Sampras con el récord de 14 Majors en sus vitrinas.

6- Se convirtió en el máximo campeón de Grand Slam
Acto seguido a su única coronación en Roland Garros, el diestro de Basilea volvió a brillar en su segunda casa, Wimbledon, para conseguir en La Catedral la hazaña de su 15° título de Grand Slam y así batir el récord de 14 que tenía Sampras. Por eso, 2009 fue una temporada histórica para Federer y el tenis en general. Esos dos hitos dejaron su huella grande. Para colmo, se adjudicó el título al ganarle una final maratónica y electrizante a Roddick, con marcador 16-14 en el quinto set. Y con Sampras, justamente, en el palco oficial del All England...

7- La conquista de la Copa Davis para Suiza
En 2014, después de algunos años con irregularidad en el tour, Federer se dio un gusto especial. Con Stan Wawrinka como aliado, al que Roger consideró clave en la final en Francia, pudo levantar finalmente la mítica Copa Davis. Fue una victoria particular para el máximo rey de los Grand Slam, siendo además la única conquista de Suiza en la historia del principal torneo mundial por equipos del tenis. Como corolario, definió la final con un drop mágico frente a Richard Gasquet. Así, logró la copa que ya habían levantado sus máximos rivales, Nadal y también Novak Djokovic.

8- Renació en el Abierto de Australia 2017
Por primera ocasión en su carrera, Federer tuvo un parate obligado de seis meses debido a una lesión, perdiéndose la segunda mitad de 2016. Descendió en el ranking ATP y regresó a pleno, superando a grandes nombres y reponiéndose en una batalla épica contra Nadal, precisamente, en la gran final en Melbourne. El suizo caía 3-1 en el quinto parcial, pero se recuperó con su gran versión del revés mejorado, siendo mucho más agresivo y audaz, para llevarse cinco games seguidos y quedarse con el Abierto de Australia 2017. Fue su primer Grand Slam ganado tras cuatro años y medio, desde Wimbledon 2012, para salir de la cifra de 17 Majors.

9- La hora del 20° Grand Slam, récord vigente
Desde aquella vuelta memorable en enero de 2017, pasando por su récord del octavo título en Wimbledon, llegó otra vez el Abierto de Australia para ver a Federer en una versión ganadora a ultranza. En 2018, el suizo superó en la final a Marin Cilic, como unos meses antes en Londres, para transformarse en el único varón con dos decenas de copas de Grand Slam a cuestas. Federer logró de esa manera su Major N°20 y se convirtió en el campeón de Grand Slam de mayor edad, con 36 años y medio. Sin dudas, una perla extra para quien es considerado por muchos como Su Majestad. Esa temporada alternó como N°1, fue el más veterano en la cima y estableció la marca máxima en 310 semanas como rey.

10- Superó los 100 títulos en singles
El suizo finalizó 2018 con ese récord en Majors a cuestas y quedó con marca de 99 títulos oficiales en singles. En Dubai, Federer se impuso en la definición a Stefanos Tsitsipas y llegó a la cifra centenaria. Pero no conforme con eso, superó los 100 en Miami. Sufrió al perder una final terrible con dos match points a favor ante Djokovic, en Wimbledon. Pero igual siguió con la cosecha: logró alcanzar su récord personal de 10 coronas en un mismo torneo, en el césped de Halle, para copiarlo después en la cancha dura e indoor de su Basilea natal. Así, en su ciudad tiene la marca tope de finales de un hombre en un mismo certamen, con 15. Ahora acumula 103 copas y está a seis del récord histórico de Jimmy Connors de 109.