Fognini, en las manos de Mancini para volver a ser

Alberto Mancini, de 51 años, fue el octavo jugador del ranking mundial en 1989, año en el que ganó los torneos de Monte-Carlo y Roma. Ese año también lo vio en su mejor participación en torneos de Grand Slam: cuarta ronda de Roland Garros.

Sin embargo, más de un jugador del circuito vio condiciones de líder fuera de la cancha y su llegada al banco de Fabio Fognini no es casualidad. Guillermo Coria, el uruguayo Pablo Cuevas y el ecuatoriano Nicolás Lapentti pueden dar fe del trabajo silencioso.

Tras su retiro como jugador, Mancini condujo al equipo argentino de Copa Davis a las finales en 2006 y 2008, con caídas ante Rusia y España, respectivamente. Hasta la coronación de 2016 con Daniel Orsanic, era el Capitán de mejores números.

El italiano vuelve así a trabajar con un técnico argentino tras la experiencia con Franco Davin, que precedió al propio Corrado Barazzutti. Mancini, razonablemente, podría ser el compañero de viaje elegido para alcanzar la meta de su carrera.