Guadalajara recibe unas Finales WTA valoradas en 450 millones de dólares

Las autoridades de México convencieron a la WTA para llevar a México este torneo, que reúne a las ocho mejores jugadoras del mundo

Entre la depresión y la incertidumbre por la pandemia irrumpió el deseo de México, del estado de Jalisco y la ciudad de Guadalajara, al auxilio de las Finales WTA que cierran la competición del circuito femenino a lo grande, valoradas en 450 millones de dólares (387 millones de euros) por el gobierno local.

La experiencia en la puesta en marcha de eventos deportivos, particularmente en tenis, y el respaldo de las principales marcas y las autoridades del país convencieron a la WTA para llevar a Latinoamérica, por primera vez en la historia, este torneo que reúne a las ocho mejores jugadoras del mundo.

Las autoridades confían en el impulso que el tenis puede proporcionar a la región. El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, estimó en la puesta en escena del evento que podría dejar una derrama económica de hasta 450 millones de dólares, en función de la cantidad de público que pueda asistir al Centro Panamericano de Zapopan.

La capacidad de reacción de los responsables deportivos y políticos del país, unida al entusiasmo de los inversores, harán posible la celebración de la competición del 10 al 17 de noviembre, inicialmente fijada en la ciudad china de Shenzhen y trasladada esta vez a Guadalajara, cuyo valor de marca para la ciudad está tasado en 150 millones de dólares (129 millones de euros).

"Ha sido muy difícil porque toda la parte asiática no se ha podido jugar y económicamente ha sido muy difícil y para los patrocinadores. Por ejemplo para las WTA Finales, que se van a jugar en Guadalajara cuando iban a ser en Shenzhen (China). No lo supimos hasta septiembre y estuvimos con todo en el aire y eso nos afectó financieramente y a ellos también. Es un desafío grande para todos los que estamos aquí", reconoció la presidenta de la WTA Micky Lawler en una entrevista concedida a la Agencia EFE.

Las finales WTA, que serán retransmitidas a más de 180 países, se disputarán en una nueva pista instalada especialmente para la competición, con capacidad para 6.500 espectadores. A su favor, Guadalajara cuenta con la experiencia acumulada en el Abierto de Tenis de Zapozan y en algunas eliminatorias de Copa Davis.

14 millones de dólares en premios para las jugadoras

Todo ello ha hecho posible que el evento se dispute y que las protagonistas, las jugadoras, obtengan los mismos premios fijados y establecidos antes de la pandemia, un reparto de 14 millones de dólares, unos 12 millones de euros.

Solo por disputar el torneo, cada jugadora se lleva un fijo de 385.000 dólares (331.500 euros) a lo que se podrá añadir lo que obtengan por partido ganado en la fase de grupos. Cada triunfo son 305.000 dólares (262.600 euros) más para la ganadora.

El premio gordo es para la que sea capaz de ganar el torneo. Solo por ganar la final, la jugadora obtendrá 3,4 millones de dólares (2,9 millones de euros), que sumado a las victorias que logre en la fase de grupos y el fijo, puede llegar a acumular un total de 4,7 millones de dólares, unos 4 millones de euros.