Schwartzman: tres derrotas ante no-Top 100 en los últimos 5 torneos de Grand Slam

play
O'Connell dio el batacazo y eliminó a Schwartzman (1:42)

El local voló y brilló en su casa. Con el apoyo del público, mostró su mejor tenis y dejó puntos fantásticos. (1:42)

Rápida y sorpresiva despedida para Diego Schwartzman (13°) en el Abierto de Australia: se despidió en la segunda ronda tras caer ante el local Christopher O'Connell (175°) por 7-6 (5), 6-4, 6-4 en poco más de tres horas de partido. Para el argentino se trata de la tercera derrota ante un jugador que no ocupa un lugar dentro de los 100 mejores del mundo en los últimos cinco torneos del Grand Slam.

A Schwartzman no le salió nada bien este jueves. Su nivel se mantuvo bajo durante todo el partido -lento, sin aceleración, con poca movilidad- y su rival mostró un tenis superlativo para conseguir la mejor victoria de su carrera; en su casa, ante su gente. Con sus tiros potentes y sobre todo con su revés a una mano complicó a la raqueta número uno de Sudamérica. Unas de las claves fue la cantidad de break points que salvó O'Connell durante todo el encuentro: 6/8. Todas estas matices dejaron al Peque afuera del primer Major del 2022.

El ex Top Ten nunca pudo vencer a un australiano en este torneo. A esta derrota ante O´Connell hay que sumarle la que sufrió, debido a una lesión, ante John Millman en 2016, cuando tuvo que retirarse en una camilla estando 2 a 1 en sets.

Al igual que en Melbourne Park el año pasado y en el US Open 2021, Schwartzman cayó ante un rival ubicado más allá del puesto 100. En primera instancia lo hizo ante el ruso Aslan Karatsev (114°,a la postre habitué del Top 20) en la tercera ronda en sets corridos y luego, en Nueva York, frente al neerlandés Botic Van de Zandschulp (117°) en octavos de final, único en quitarle un set a Daniil Medvedev en ese torneo, en cinco mangas.

Para encontrar otra derrota de ese calibre en un Grand Slam hay que remontarse a la primera ronda del US Open 2016, cuando cayó nada más y nada menos que contra Juan Martín del Potro (142° en ese entonces), que venía de ganar la medalla plateada en los Juegos Olímpicos de Río y, meses después, alzaría la Copa Davis con Argentina.