Chivas hace historia al derrotar 2-0 a San Luis

GUADALAJARA (Notimex) -- Con suerte y sin practicar un
buen fútbol, Guadalajara impuso una nueva marca en un inicio de
campaña, al conseguir su octavo triunfo consecutivo tras derrotar 2-0
a San Luis, en buen partido de la fecha ocho del Torneo Bicentenario
2010 del fútbol mexicano.

Los goles de la victoria tapatía en el estadio Jalisco fueron
obra de Adolfo Bautista, al minuto 28, y de Héctor Reynoso, al 88.
Javier Hernández falló un penal, al 88.

Con este resultado, Chivas llegó a 24 unidades en la cima de la
clasificación general y del Grupo Uno, mientras que San Luis se quedó
con siete en el quinto escalón del mismo sector.

La clave en mucha de las siete victorias que Chivas había
conseguido hasta el momento fue que muy pronto lograban irse arriba
en el marcador, situación que llevó a los sanluisinos a tener máxima
concentración que por un momento hizo pensar que serían capaces de
contener el aparato ofensivo del Rebaño Sagrado.

Los pupilos de Ignacio Ambriz habían controlado muy bien
cualquier intento de los de casa, que parecían demasiado ansiosos por
irse al frente para así comenzar a escribir la historia del octavo
triunfo y de una marca histórica.

Fue hasta después del minuto 25 cuando Chivas pisó con firmeza
el área rival en una acción en la que Javier Hernández peleó cuerpo a
cuerpo un balón dentro del área donde fue desplazado con un empujón
por la espalda de Oscar Mascorro, acción que no fue señalada como
penal por el silbante.

San Luis había mantenido a raya a su rival, su trabajo había
sido casi perfecto, pero una desconcentración en su cuadro bajo echó
por la borda su solidez defensiva.

Todo se originó en un balón mal retrasado de Oscar Mascorro para
Adrián Martínez, Adolfo Bautista aprovechó para robarles el balón,
eludió al guardameta y con mucha calma definió frente al paraguayo
Pablo Aguilar, quien quedó como último hombre, y enviar el esférico
al fondo de las redes, al minuto 28.

Tras un inicio persistente de Chivas en la segunda parte, le
sucedió lo mismo que la semana anterior contra Puebla, ya que la
media cancha pasó a poder completamente de los potosinos que
estuvieron cerca de conseguir el empate, al 53.

Una excelente pared que el panameño Blas Pérez le devolvió a
Braulio Luna, quien ante la salida de Luis Michel levantó el esférico
que de manera dramática se estrelló en el travesaño.

El técnico José Luis Real no aguantó más y decidió hacer
cambios, ajustó con la salida del Bofo Bautista y metió a Edgar
Mejía para intentar recuperar la media cancha, pero sin resultados,
ya que la situación siguió siendo la misma.

San Luis fue incesante en su acoso sobre el área de Luis Michel,
sin embargo, en su necesidad de ir al frente dejó espacios que Chivas
aprovechó para liquidar el encuentro, luego de un penal que Mascorro
le cometió a Javier Hernández.

Chicharito fue el encargado de ejecutar desde los once pasos
con un disparo muy anunciado que el Grande Martínez atajó muy bien
al recostarse a su izquierda, sin embargo, el rebote le quedó a Marco
Fabián de la Mora, quien recentró a segundo poste donde Héctor
Reynoso llegó para firmar el segundo tanto y el mejor inicio de un
equipo en la historia del fútbol mexicano.

El arbitraje estuvo a cargo de Erim Ramírez, quien tuvo una
labor aceptable, pese a que dejó de marcar una falta dentro del área
sobre Javier Hernández en el primer tiempo.