Fallece Alberto Etcheverry, histórico goleador de los Pumas

MÉXICO - El primer campeón de goleo en la historia de los Pumas falleció el jueves por la noche en la ciudad de León, Guanajuato, a la edad 81 años.

Nadie elige donde nacer, pero sí donde vivir. Alberto Etcheverry nació en Buenos Aires y futbolísticamente cobró vida en Boca Jrs., luego pasó por Chacarita hasta llegar al León de México en el año de 1958.

Con los verdes, el delantero argentino estuvo hasta 1961, ya que tuvo que salir del equipo para enrolarse en las filas del Irapuato, donde jugó por dos años, pues tuvo que partir a los Pumas en 1963, donde sólo estuvo un año, mismo que le fue suficiente para convertirse en el primer campeón de goleo de la historia de los universitarios con 20 tantos.

Por la nacionalización de los Pumas, el argentino tuvo que salir de la institución y llegó al Atlante, donde jugó por un año, pues se le presentó la oportunidad de jugar con Jabatos de Nuevo León, donde concluyó su carrera como futbolista en 1966 y de inmediato, en este mismo equipo, comenzó su trayectoria como entrenador.

Alberto Etcheverry era un delantero de área con un buen resorte y gran remate de cabeza, cualidades que obtuvo porque fue basquetbolista antes que futbolista.

Con el tiempo, Etcheverry decidió volver a León, donde estaba el hermano de su esposa, Óscar Nova, también jugador de los Panzas Verdes, y donde inició su etapa como empresario. En León vivió hasta el último de sus días.

"Mi papá nació en Argentina, pero era más mexicano que muchos de nosotros. Primero se va el padre, el que fue un ejemplo de vida, el que me enseñó a ser trabajador y responsable y me enorgullezco de ser su hijo por su trayectoria como futbolista, pero más por su trayectoria como ser humano porque siempre fue querido en todos lados", expresó Alberto Etcheverry, hijo mayor de Carlos Alberto, quien fue futbolista y se desempeña actualmente como comentarista deportivo en cadena nacional.

Agregó, "Mi papá fue un tipo muy light, él no se preocupaba por las situaciones, él se ocupaba de solucionarlas y lo hacía con un estado de divertirse, decía: "vamos a seguir adelante, no pasa nada", "después de la noche sale el sol", eran unas de sus frases, hay otras que no puedo decir porque era muy majadero.

"Él tenía algo muy importante, que es muy difícil de encontrar en la vida, que es ser auténtico. Dejó un legado histórico", concluyó el primer hijo de Etcheverry D´Angelo.

Alberto Etcheverry tenía ya una enfermedad muy avanzada por la diabetes. Sus restos se encuentran en León, donde será cremado.

Descanse en paz Don Carlos Alberto Etcheverry D´Angelo, un histórico del futbol mexicano.