Tras 60 años, beis invernal en Jalisco

La ciudad de Guadalajara tendrá beisbol invenal de nuevo, después de 60 años de ausencia, ya que jugaron por última vez en al desaparecida Liga de la Costa del Pacífico en 1954-55, en donde estuvieron por tres temporadas consecutivas.

Fue en la temporada de 1952-53 cuando los Medias Azules de Guadalajara aparecieron en la ciudad tapatía y tuvieron su juego inaugural ante los Arroceros de Ciudad Obregón y lo ganaron por paliza de 16-1. El empresario de origen boricua Miguel Cintrón fue quien llevó al equipo de la liga de verano a la de invierno.

Dicho años, los Cañeros de Los Mochis y Ostioneros de Guaymas abandaron la temporada y los Medias Azules contaron con la talla de jugadores como Memo Luna, Ramiro Cuevas, Ricardo Garza, Benjamín "Papelero" Valenzuela, Manuel Magallñon y Lonnie Sommers, entre otros.

Bajo el mando de Armando Torres y Johnny Baro, Guadalajara, que jugó en el Estadio Tecnólogico, terminó en la quinta posición con marca de 22-33, alejados a 16 partidos del primer lugar que ocupó Venados de Mazatlán.

En la temporada 1953-54, los Medias Azules regresaron como Charros de Jalisco y corrieron con la mismas suerte que un año antes, al quedar de nuevo en el quinto puesto en el standing, con récord de 35 ganados y 44 perdidos, a una distancia de 12.5 juegos del líder Mazatlán. La temporada aumentó a 80 partidos.

Tuvieron a dos grandes managers, el cubano Adolfo Luque, quien fue relevado por el sinaloense José Luis "Chile" Gómez.

Para la campaña 1954-55, "Chile" Gómez arrancó en el timón del equipo que tuvo los motes de Medias Azules y Charros y renunció en el camino, para después seguir Adolfo "Tribilín" Cabrera y el receptor Harold Smith. En la primera vuelta, Guadalajara terminó en el sótano con marca de 18 ganados y 22 perdidos.

Fueron las únicas campañas de Guadalajara en la liga de la costa, pues para la campaña 1955-56 los Cañeros de Los Mochis regresaron en su lugar.