Dave Martínez expulsado por discutir, azotar gorro y patear tierra

NEW YORK -- El drama con el que Dave Martínez dejó el diamante le inyectó vida a los bats de los Washington Nationals para montar la remontada ante los Mets.

Nada parece poder resolver el problema de bullpen de Washington, lo que tiene al manager de segundo año de los Nationals en la silla caliente.

Martínez fue expulsado en la octava entrada de la derrota por 6-4 ante los Mets con una escena previa a un regreso de tres carreras para Washington que se fue inútil tras otra oportunidad de rescate perdida.

Bruce Dreckman, umpire de home, cantó un ponche a Howie Kendrick, quien intent detener su swing. Dreckman expulsó al pelotero y Martínez salió del dugout, azotó la gorra al piso y pateó la tierra en home durante una larga discusión.

“No creí que (Kendrick) haya hecho swing”, dijo Martínez. “Nos pusimos a discutir. Todo lo que hice fue pedirle ayuda (a Dreckman). Por eso está allí el umpire de primera y no le gustó que le dijera eso”.

Washington llegó al duelo con una racha de cuatro derrotas y al momento del incidente perdía 3-1. Inmediatamente después de que Martínez fue expulsado, los Nationals montaron un rally de tres carreras ante Robert Gsellman (1-0), el cual fue concluido por el turno como emergente de Gerardo Parra, quien pegó un hit remolcador de dos carreras para poner 4-3 arriba a Washington.

El bullpen de los Nationals perdió la oportunidad de salvamento en el último turno al bat de New York por tercer juego consecutivo. Esta ocasión, Wander Suero (1-4) permitió un cuadrangular de tres carreras en la octava entrada a Carlos Gómez, antes de que Washington fuerza retirado en orden por el cerrador neoyorquino Edwin Díaz, quien sumó su rescate número 12.

Tras iniciar la campaña con aspiraciones de Playoffs, la marca de los Nationals es 19-31, mejor sólo que la de los Miami Marlins, Baltimore Orioles y Kansas City Royals.

Cuestionado sobre quién era culpable del mal arranque, Martínez descartó que se tratara de alguien en particular.

“No se puede culpar a nadie en particular. Es un problema de equipo”, dijo Martínez.

El veterano jardinero Brian Dozier estuvo de acuerdo y fue breve al responder sobre la seguridad en el puesto de Martínez.

“Es un gran manager. Lo respaldo diario”, señaló.

Martínez también defendió un error en el corrido de bases de Dozier, uno de los errores en fundamentos que ha cometido Washington. Dozier empujó a Juan Soto a la registradora con un toque de pelota en la sexta entrada en una extraña jugada en la que wl segunda base de los Mets, Adeiny Hechavarria, se lanzó a atrapar la pelota y la lanzó a la cabeza del primera base Pete Alonso.

Dozier tocó segunda, caminó un poco a tercera mientras el pitcher Steven Matz recogió la pelota y corrió a tercera. Matz quedó inmóvil por un momento y luego lanzó a tercer apara retirar fácilmente a Dozier.

“Estaba caminando a la mitad del camino y Matz miró hacia abajo con la pelota y rápidamente me di cuenta de que no soy tan rápido como antes”, explicó Dozier.2. “(Matz) hizo una buena jugada. Fue una jugada inteligente y una muy buena ejecución”.

Martínez dijo que no le importó el movimiento “ultra agresivo” y que lo que más le molestó fue la más reciente oportunidad de rescate perdida, la décima de la temporada para Washington, la mayor cantidad en la Liga Nacional.

El colapso de Suero se dio una noche después de que Sean Doolittle, el único lanzador confiable en el bullpen de Washington en la actual temporada, dejó escapar un rescate con pizarra de 1-0 en la octava entrada.

El bullpen también permitió un par de carreras con ventajas ya avanzado el juego del martes, el cual los Nationals perdieron 6-5.

Para ganar 90 juegos, los Nationals tendrían que ganar 71 partidos el resto de la temporada, es decir, tener eficiencia por .634.