Familia de niña de 2 años golpeada por pelota de foul detalla lesiones

La niña de dos años golpeada por una pelota de foul en el Minute Maid Park el 29 de mayo sufrió fractura de cráneo y sufrió una convulsión, informó un vocero de la familia en un comunicado emitido el miércoles.

La niña sufrió un sangrado importante, contusiones en el cerebro, un edema cerebral y electroencefalograma anormal y toma medicamentos para prevenir posibles convulsiones.

La familia contrató al abogado Richard Mithoff para consejos sobre el incidente, de acuerdo al comunicado. No se ha presentado alguna demanda, pero Mithoff detalló las lesiones en una carta a los Houston Astros y en la que avisa que él y el abogado de la familia Steve Polotko están en contacto.

“El representante de manejo de riesgos de los Astros se puso en contacto con la familia y ahora que la familia está representada por abogados, quise darle a conocer a la otra parte que estoy involucrado para que puedan contactarme”, dijo Mithoff al diario Houston Chronicle.

De acuerdo al comunicado, la niña fue hospitalizada por varios días y su progreso será reevaluado en julio. La familia solicitó privacidad más allá de la información revelada por primera vez, dijo Mithoff.

El incidente provocó que se diera mayor atención al tema de expandir las redes protectoras en los parques de pelota. La semana pasada, los Chicago White Sox, Washington Nationals y Los Angeles Dodgers anunciaron planes para extender las redes protectoras de uno al otro poste de foul. Los Nationals informaron que el trabajo estará listo después del Juego de Estrellas de julio.

De acuerdo a una encuesta de ESPN la semana pasada, los aficionados apoyan la instalación de más redes protectoras en los estadios por una mayoría abrumadora de 78 a 22 por ciento.

La encuesta se hizo tras el incidente en Houston.

La niña sufrió las lesiones tras ser golpeada por una pelota de foul del jardinero Albert Almora, de los Chicago Cubs, en un juego ante los Astros. El domingo pasado, una mujer en Dodger Stadium fue llevada al hospital como medida de precaución tras ser golpeada por una pelota en la cabeza.

El pitcher de los Nationals, Sean Doolittle, fue uno de varios jugadores que pidieron resolver el problema tras el incidente en Houston, al decir que la seguridad de los aficionados debería ser la máxima prioridad.

“Estoy contento de que los Washington Nationals decidieran dar el ejemplo en este problema. Los jugadores quieren que los aficionados disfruten con seguridad del beisbol sin temer a alguna lesión”, dijo Doolittle.

Desde 1913, cada boleto para un juego de Grandes Ligas ha incluido una liberación de responsabilidades que indica que el propietario de esa entrada asume todos los riesgos inherentes al deporte.

Llamada la “Regla del Beisbol”, esa liberación de responsabilidades ha hecho casi imposible para los aficionados lesionados en juegos demandar con éxito a los equipos o a las Grandes Ligas.

Tras las recomendaciones de las Grandes Ligas para el inicio de la temporada 2018, todos los 30 equipos expandieron sus redes protectoras al menos hasta los dugouts, luego de que varios aficionados fueron lesionados por pelotas de foul en 2017.

A inicios de junio de 2019, el comisionado Rob Manfred, en reacción al incidente en Houston, dijo que no esperaba que los equipos hicieran cambios durante la actual temporada, pero que esperaba que las charlas sobre el tema continuaran.