Lucroy sufrió conmoción cerebral y fractura nasal por colisión

El receptor de Los Angeles Angels, Jonathan Lucroy, le dijo a ESPN en un mensaje de texto que sufrió una conmoción cerebral y una fractura en la nariz en una colisión en el plato con Jake Marisnick de los Houston Astros el domingo.

Lucroy dijo que, por lo demás, está bien y espera salir del hospital en algún momento del lunes.

Las bases se llenaron con el juego empatado en la décima entradas, cuando Marisnick intentó anotar con un elevado de sacrificio de George Springer.

Marisnick se estrelló contra Lucroy cuando el receptor intentó atrapar el tiro del jardinero, y Lucroy inmediatamente cayó de espaldas. No se movió por unos segundos antes de esforzarse por sentarse. Marisnick tocó el plato y luego se inclinó sobre Lucroy para ver si estaba bien. Lucroy levantó la cabeza del suelo unos segundos más tarde, mientras la sangre goteaba de su nariz.

Los jugadores de los Angels corrieron al plato mientras los entrenadores lo revisaban. Fue levantado a una posición sentado después de un par de minutos y se llevó una toalla a la nariz. Luego lo ayudaron a subir a un carrito y lo sacaron del campo mientras sujetaba una toalla manchada de sangre.

Marisnick fue declarado out por chocar con Lucroy, y la decisión fue confirmada después de una revisión del jefe de umpires para terminar la entrada. Marisnick se desvió de la línea de base y bajó el hombro para hacer contacto con Lucroy. Marisnick y Lucroy golpearon sus cabezas, y la parte posterior de la cabeza de Lucroy también golpeó la tierra del campo.

El mánager de los Angels, Brad Ausmus, pidió a la Major League Baseball que considerara una suspensión para Marisnick.

"Ciertamente no parecía una jugada limpia", dijo Ausmus, luego de que su equipo cayó ante los Astros 11-10 en 10 entradas. "No sé qué sucedió realmente, pero parecía que Marisnick dio un paso a su izquierda y lo embistió con el brazo en alto. La decisión fue correcta. Realmente, creo que la Major League Baseball debería echarle un vistazo. Considerar algún tipo de suspensión, francamente''.

Marisnick comentó después del juego que planeaba comunicarse con Lucroy para ver cómo estaba.

"Vi la jugada de nuevo y se ve, él se tira a la derecha delante de mí y una vez que había tomado la decisión, ya era demasiado tarde", justificó Marisnick. "Fue una mala jugada y espero que esté bien".

The Associated Press contribuyó con este reporte.