¿Dónde está Jeter entre mejores Yankee de la historia?

play
'El Capitán' en la elite de los Yankees (2:02)

Enrique Rojas nos trae los resultados de una encuesta hecha entre redactores y editores de béisbol de ESPN Digital. (2:02)

Derek Jeter es uno de los mejores jugadores de todos los tiempos de la franquicia deportiva más importante de Estados Unidos y uno de los atletas más mediáticos del último cuarto de siglo del planeta tierra.

Durante una carrera de 20 temporadas, siempre con los New York Yankees, Jeter bateó .310 con 3,465 hits (260 jonrones y 544 dobles), 358 bases robadas, 1,923 anotadas y 1,311 impulsadas. Fue convocado a 12 Juegos de Estrellas, obtuvo cinco Guantes de Oro y cinco Bates de Plata y terminó su carrera con 72.4 WAR y cinco títulos de la Serie Mundial.

"El Capitán" fue Novato del Año en 1996 y en la postemporada bateó .308 con 200 hits (57 extrabases), 20 jonrones y 111 anotadas en 158 partido y fue nombrado Jugador Más Valioso de la Serie Mundial del 2000 contra los New York Mets.

¿Pero exactamente dónde está ubicado Jeter entre las grandes estrellas del universo Yankee?

Ésa fue la pregunta que hicimos a los redactores y editores de béisbol de ESPN Digital, a propósito de la entrada de Jeter al Salón de la Fama de Coopertsown. Participaron en el ejercicio Damián Averhoff, Guillermo Celis, Héctor Cruz, Hiram Martínez, Jorge Morejón y quien escribe. Todos hicieron una lista de los 10 mejores Yankees de la historia.

Armar una lista de los mejores jugadores de una franquicia deportiva exitosa nunca será algo fácil, mucho menos si se trata de los Yankees, que han ganado 27 títulos de la Serie Mundial y 40 campeonatos de la Liga Americana, han retirado 22 números-- incluyendo todos los de un dígito y el #2 de Jeter-- y han estado asociados a 67 personajes que ya poseen placas en Cooperstown.

Para organizar el ránking, apelamos a la misma fórmula que usa la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA) para determinar los ganadores del premio Jugador Más Valioso de ambas ligas mayores: 14 puntos por primer lugar, nueve por segundo, ocho por tercero, siete por cuarto, seis por quinto, cinco por sexto, cuatro por séptimo, tres por octavo, dos por noveno y uno por décimo lugar.

Un total de once jugadores recibieron menciones: Los jardineros Babe Ruth, Mickey Mantle, Joe DiMaggio y Roger Maris; los receptores Yogi Berra y Bill Dickey; los lanzadores Whitey Ford, Mariano Rivera y Andy Pettitte, y Jeter.

Así votó cada miembro del jurado de ESPN Digital.
AVERHOFF: Ruth, Gehrig, DiMaggio, Mantle, Jeter, Rivera, Ford, Berra, Dickey y A-Rod
CELIS: Ruth, Gehrig, Mantle, Berra, DiMaggio, Rivera, Jeter, Ford, Maris y Pettitte
CRUZ: Ruth, Gehrig, Mantle, DiMaggio, Berra, Jeter, Rivera, Dickey, Ford y Pettitte
MARTÍNEZ: Ruth, Gehrig, DiMaggio, Mantle, Jeter, Berra, Rivera, Dickey, Ford y Pettitte
MOREJON: Ruth, Mantle, Jeter, DiMaggio, Gehrig, Rivera, Berra, Ford, Dickey y Munson
ROJAS: Ruth, Gehrig, Mantle, DiMaggio, Berra, Jeter, Rivera, Ford, A-Rod y Dickey

Con pocas excepciones, los mismos jugadores conformaron todas las listas, aunque no organizados en el mismo orden de importancia. En lo que todos estuvieron de acuerdo es en que Ruth ha sido el número uno de los Yankees. Para muchos, Ruth es también el #1 de las Grandes Ligas, de todos los tiempos.

"Cuando se pronuncia la palabra béisbol el primer rostro que suele asociarse es el del ´Bambino´. Si alguien no tiene discusión es Ruth", escribió Averhoff. "Durante 15 años, el ´Babe´ hizo de todo con los Yankees. Pegó 659 de sus 714 jonrones; y algo muy importante para los fanáticos de los Mulos del Bronx y que suele ser opacado por sus increíbles números, su cambio a Nueva York desde los Boston Red Sox tras la campaña de 1919, sumió al principal rival en una sequía de títulos que duró hasta 2004", agregó.

"No sólo es el Yankee más grande de la historia. Es la encarnación misma del béisbol", dijo Morejón sobre Ruth.

Después de Ruth, quien recibió todos los votos de primer lugar y 84 puntos, quedaron Gehrig (50 puntos), Mantle (47), DiMaggio (43) y Jeter (34), quien terminó por encima de Berra, un ganador de 10 anillos de campeón, y Rivera, el primer jugador de la historia que fue electo de manera unánime a Cooperstown.

"El más reciente de los ´Capitanes´ de los Yankees y el ancla de esa gran generación que ganó cinco anillos del clásico de otoño. Dos décadas vistiendo el uniforme a rayas y una carrera intachable, alejada de los problemas y apegada al profesionalismo ciento por ciento, hacen hoy de Jeter, otro merecido inmortal del Salón de la Fama", escribió Celis.

"Jeter es el líder histórico en hits de la franquicia, único Yankee con más de 3,000 imparables y sexto en la lista de todos los tiempos (3,465). También es el primero del equipo en carreras anotadas (1,923). Fue además la cara más impoluta del béisbol en una era manchada por los esteroides. Jeter fue sinónimo de integridad, de entrega total al trabajo", dijo Morejón.

"Uno de los atletas que mejor representó a su familia, su pueblo, su equipo y a las Grandes Ligas en los últimos 25 años. Nadie es perfecto, pero Jeter estuvo bien cerca de serlo", dijo Cruz.

Sin proponérselo, el panel de ESPN Digital nombró del 1 al 5 a los peloteros que más victorias sobre nivel reemplazo (WAR) han acumulado con la camiseta de los Yankees: Ruth (142.6), Gehrig (112.4), Mantle (110.3), DiMaggio 78.1) y Jeter (72.4).

Mantle bateó para .298 con 536 jonrones y 153 robos en 18 temporadas. Ganó tres premios de Jugador Más Valioso (tres veces llegó segundo) y acudió a 16 Juegos de Estrellas. El servicio militar robó tres años a DiMaggio, quien jugó 13 temporadas, bateando para .325 con 361 cuadrangulares, tres Jugador Más Valioso y 13 asistencias al Juego de Estrellas.

Gehrig fue el "Caballo de Hierro" que jugó 2,134 partidos consecutivos hasta que tuvo que retirarse a destiempo por una enfermedad mortal. El poderoso inicialista bateó para .340 con 493 jonrones, 1,995 carreras impulsadas y dos premios de Jugador Más Valioso.

Cuando se comparan jugadores de posiciones, estilos y épocas diferentes, es una bendición tener un parámetro único que pueda arrojar un poco de luz a la discusión. Y aunque el WAR no necesariamente es la última palabra en todo, en este caso fue de gran ayuda.