¿Quién detiene a los Yankees en el Este de la Liga Americana?

play
Gary Sánchez tiene clara su meta: jugar al menos 140 partidos en la temporada regular (2:44)

El receptor titular de los Yankees dice 'sentirse mejor en el aspecto físico y asegura, junto a su equipo, pasar la página sobre el escándalo del robo de señas de los Astros'. (2:44)

Luego de la flamante contratación de Gerrit Cole, los New York Yankees se reafirmaron como los grandes favoritos para dominar la división Este de la Liga Americana.

Ya lo eran antes de Cole, pero la firma del estelar lanzador derecho fue la cereza encima del pastel y lo único que necesitarán los Mulos de Manhattan es salud, salud y más salud.

El año pasado, a pesar de ser el New York General Hospital, los Yankees dominaron la división con 103 victorias. En el 2020 deben repetir, sobre todo, porque sus archirrivales Boston Red Sox se han debilitado tras la salida de Mookie Betts y David Price.

No es un secreto para nadie que el 26 de marzo, Cole estará subiendo a la lomita del Camden Yards de Baltimore en el Juego Inaugural de la temporada, a la cabeza de una rotación que cuenta también como seguros al dominicano Luis Severino y al japonés Masahiro Tanaka.

El zurdo canadiense James Paxton no estará en el arranque, tras someterse a una operación en la espalda, pero deberá estar listo para finales de mayo.

A principios de junio debería incorporarse también el quisqueyano Domingo German, suspendido por 81 juegos debido a un incidente de violencia doméstica.

Germán ya cumplió en el 2019 sus primeros 18 juegos de castigo, por lo que sólo le restan 63. El partido 64 de los Yankees, cuando podrá volver, será el 5 de junio.

Mientras tanto, el mánager Aaron Boone deberá resolver con los zurdos J.A. Happ y Jordan Montgomery, aunque esta podría ser una excelente oportunidad para el jovencito dominicano Deivi Garcia, el prospecto número uno de la organización.

La mayor fortaleza del pitcheo de New York está en su cuerpo de relevistas.

El que posiblemente sea el mejor bullpen de todo el béisbol lo encabeza el cerrador cubano Aroldis Chapman y lo integran además hombres como el zurdo Zack Britton y los derechos Adam Ottavino, Tommy Kahnle, Jonathan Holder y Chad Green, con el mexicano Luis Cessa y el nicaragüense Jonathan Loaisiga con capacidad de actuar también como abridores eventuales.

Ofensiva es lo que les sobra a los Bombarderos del Bronx, sobre todo después de que el 2019 plagado de lesiones obligara a echar mano a jugadores de las Menores que demostraron estar más que listos para asumir el reto.

D.J. LeMahieu (2B), Aaron Judge (RF), Gleyber Torres (SS), Giancarlo Stanton (BD), Gary Sánchez (C), Mike Tauchman (LF), Luke Voit (1B), Gio Urshela (3B) y Brett Gardner (CF) es la alineación proyectada para abrir la campaña.

Pero por ahí viene el dominicano Miguel Andújar reclamando un espacio, ya sea en la antesala o en la inicial, donde podría compartir tiempo con Voit.

Lo mismo pasa con Clint Frazier en los jardines, mientras que Aaron Hicks, sometido a una operación Tommy John en octubre, no estará disponible al menos hasta después del Juego de las Estrellas.

El lado más débil del equipo está en una posición crucial como la receptoría.

Sánchez es uno de los peores receptores defensivos de toda la industria y Kyle Igashioka, por ahora su sustituto, es casi nulo con el madero. Otra opción sería el veterano Chris Iannetta, invitado al campo de entrenamientos en busca de ganarse un puesto.

De cuánto sea capaz de mejorar el Kraken con el uso de los arreos dependerá mucho la efectividad de sus serpentineros.

Los Rays siempre en la pelea a pesar de todo...

Sin dinero para grandes firmas, con pérdidas por la falta de apoyo de sus fanáticos y una nómina que parece en eterna reconstrucción, los Tampa Bay Rays siempre se las arreglan para dar pelea. El 2020 no será diferente.

El zurdo Blake Snell, premio Cy Young del 2018, buscará un rebote a planos estelares, luego de un 2019 lleno de lesiones, que lo limitaron a 23 aperturas.

Snell debe conformar un buen uno-dos con el veterano diestro Charlie Morton, mientras que otro en busca de redención será el derecho Tyler Glasnow, una revelación en el inicio de la campaña pasada, cuando dejó marca de 6-1 y efectividad de 1.86, cuando a principios de mayo una lesión lo sacó de acción hasta septiembre.

El venezolano Yonny Chirinos y el versátil Ryan Yarbrough completarían la rotación de los tampeños, mientras que el bullpen luce sólido, con el cerrador venezolano José Alvarado, el dominicano Diego Castillo, Nick Anderson y Chaz Roe.

Así luciría la alineación de los Rays el Día Inaugural: Brandon Lowe (2B), Austin Meadows (RF), Yandy Díaz (3B), Ji-Man Choi (1B), Hunter Renfroe (LF), José Martínez (BD), Willy Adames (SS), Kevin Kiermaier (CF) y Mike Zunino (C).

Pero como los Rays son quienes más oportunidades dan a sus jóvenes, no sería de extrañar que en el 2020 fuera ascendido en algún momento el fenómeno dominicano de 18 años Wander Franco, prospecto número uno de todo el béisbol.

Los Toronto Blue Juniors

Los Toronto Blue Jays tienen estirpe beisbolera. Los hijos de Vladimir Guerrero, Craig Biggio, Dante Bichette y Lourdes Gurriel, estrella de la era dorada de la selección amateur cubana, están viendo bates y pelotas desde que abrieron los ojos y poco a poco se han convertido en una realidad.

Bo Bichette, Cam Biggio, Lourdes Gurriel Jr. y Vladimir Guerrero Jr. deben ocupar los primeros cuatro puestos de la alineación de los Azulejos, que sin embargo, se quedarán cortos sobre todo por falta de pitcheo, con todo y la firma del coreano Hyun-Jin Ryu como agente libre.

Medias Rojas...desteñidas

play
0:59

El emotivo video de despedida de Mookie Betts que le dedicó a Boston

El jardinero, quien pasó a los Dodgers vía cambio, se despidió de la ciudad y la afición de los Red Sox en sus redes sociales, al mismo tiempo que saludó a los seguidores de Los Angeles.

Boston se deshizo de uno de los mejores jugadores que hayan pasado jamás por la franquicia y en el mismo paquete en que enviaron a Mookie Betts a Los Angeles, incluyeron a David Price, lo cual debilitó la rotación.

El zurdo Chris Sale asegura sentirse bien del codo, pero no deja de ser una interrogante, luego de un 2019 frustrante, en que perdió varias millas de velocidad y tuvo la peor temporada de su carrera, con 6-11 y efectividad de 4.40.

El venezolano Eduardo Rodríguez viene de su campaña consagratoria, en la que estuvo absolutamente saludable y en 34 aperturas dejó marca de 19-6 y efectividad de 3.81, pero aun así, la gerencia se pasó de tacaña y le ganó 675 mil dólares en el arbitraje salarial, lo cual pudiera provocar una fractura en la relación entre el equipo y el lanzador.

Y todavía no se sabe qué pasará con el equipo cuando bajen las sanciones del comisionado por el robo de señales del 2018. El manager interino Ron Roenicke tendrá que ver cómo recoge los pedazos del desastre para rearmar una novena que no parece en condiciones de competir, a pesar de contar con bates como los de J.D. Martínez, Rafael Devers y Xander Bogaerts.

Orioles, gracias por participar

Si los Yankees se ven como sólidos aspirantes a la cima divisional, los Baltimore Orioles se ven más seguros como ocupantes del sótano.

No puede aspirar a mucho un equipo que carga con un pelotero como Chris Davis, que batea por debajo de la Línea de Mendoza y aún tiene 69 millones por cobrar hasta el 2022.

Si Baltimore logra evitar las 100 derrotas por tercer año seguido, ya podrán darse por servidos.