¿Cuáles jugadores podrían pasar al top 20 del ranking de MLB después del 2020?

Dale Zanine/USA Today Sports

El nuevo ranking de los 100 mejores jugadores de MLB por los expertos de ESPN ya está disponible, y como siempre, mi necesidad compulsiva de proyectar el futuro me tiene pensando en la lista para el 2021. Después de todo, ¿a quién le gusta esperar?

Dado que tengo curiosidad acerca de cómo podría ser el listado de los mejores 20 del próximo año, en lugar de viajar al futuro y preguntarle al resto de los escritores, y además, en realidad no tengo una máquina del tiempo, le pregunté al sistema de proyección ZiPS que clasificara a los 10 jugadores con más probabilidades de unirse a los 20 mejores el próximo año que no llegaron esta vez. También incluyo dónde ZiPS los tiene vinculados en cuanto a su clasificación para el próximo año.

1. Ozzie Albies, 2B, Atlanta Braves (ranking proyectado para 2021: 11)

La aparición de dos jóvenes jardineros fenomenales en el Este de la Liga Nacional, su compañero Ronald Acuña Jr. y Juan Soto, quizás ha dejado a Albies un poco pasado por alto en el ojo público. Pero no olvidemos que Ozzie bateó .286/.354/.456 mientras jugaba una defensa sólida en la segunda base como novato de 20 años en 2017 y solo ha en crecimiento desde allí.

Con solo 22 años en 2019, Albies bateó .295/.352/.500 en 160 juegos en la segunda base y contribuyó tanto al año de Atlanta como cualquier otra persona en el equipo. Albies se convirtió en uno de los mejores bateadores de rectas en las mayores la temporada pasada y aunque la gente sigue diciendo que no puede agregar más poder dado su tamaño, eso es exactamente lo que la gente pensaba cuando catalogaban su .171 de poder aislado como novato como una casualidad. El ISO de Albies fue de .205 en 2019.

2. Gleyber Torres, SS, New York Yankees (ranking proyectado para 2021: 14)

Quien fuera el premio mayor en el cambio por Aroldis Chapman hace algunos años, mejoró de una sólida campaña de novato a los niveles más bajos de estrellato en su temporada de seguimiento. Torres no es una estrella en cuanto a embasamiento se refiere, pero eso sería un poco ambicioso de esperar de un campocorto de poco más de 20 años luego de una temporada de 38 jonrones, ¿no?

Eso no se ha reflejado todavía en sus boletos gratis, pero Torres hizo grandes avances con su disciplina en el plato en 2019. Aumentó su tasa de abanicadas en la zona del 66% al 74%, mientras que sus abanicadas fuera de la zona cayeron alrededor de un punto porcentual. En términos generales, cuando los jugadores hacen swing con más frecuencia, su tasa de contacto se ve afectada, pero Torres vio la suya mejorar del 70% al 74%. Queda por ver qué tan bien Torres puede manejar jugar en el campocorto a largo plazo, pero su bate es tan bueno que ni siquiera importa.

3. Marcus Semien, SS, Oakland Athletics (ranking proyectado para 2021: 16)

Pocos jugadores son tan buenos ejemplos como Marcus Semien en cuanto a por qué no debes decidir prematuramente que un prospecto no puede hacer algo. El libro sobre Semien decía que era demasiado errático y propenso a errores en el campocorto para quedarse allí a la defensiva, y los Medias Blancas perdieron interés en él con bastante rapidez. Hubo algunos años difíciles en Oakland, pero Semien trabajó tan duro en su defensa como quizás nadie lo haya hecho y, con la ayuda de Ron Washington, ha mejorado en la medida en que fue un merecido finalista del Guante de Oro en 2019.

Ah, sí, y también bateó .285/.369/.522 y terminó tercero en la votación de MVP de la LA. Si bien quieres verlo hacer todo eso de nuevo, su mejora fue general y no hubo un pico loco de BABIP que a veces ves en este tipo de temporadas que parecen salir de la nada. No hay muchos torpederos con temporadas de WAR de 6.9 en su résumé.

4. José Ramírez, 3B, Cleveland Indians (ranking proyectado para 2021: 17)

La primera mitad de 2019 fue un fracaso miserable para Ramírez, pero no se puede olvidar que José Ramírez fue tercero en WAR entre los jugadores de posición de 2016 a 2018, alcanzando .300/.375/.533 mientras jugaba una defensa de nivel superior en la esquina caliente. También tendrá solo 27 años en 2020, y después de una revisión de su enfoque en el plato, bateó .327/.365/.739 en 43 juegos hasta que un hueso roto en su mano terminó prematuramente su temporada.

5. Jack Flaherty, SP, St. Louis Cardinals (ranking proyectado para 2021: 19)

El premio Cy Young lo ganó el lanzador correcto en la Liga Nacional, pero Jack Flaherty tuvo una carrera en la segunda mitad tan dominante como cualquier otra que hayamos visto, permitiendo solo 10 carreras limpias en 15 aperturas en la segunda mitad. ¿Recuerdas la racha de 59 entradas sin permitir carreras de Orel Hershiser a fines de 1988? Las 26 carreras limpias permitidas por Hershiser en la mitad fueron más del doble que el total de Flaherty. Flaherty hizo todo esto cuando tenía 23 años, y no hay ninguna razón particular para pensar que no pueda ser uno de los mejores lanzadores abridores de la Liga Nacional en 2020.

6. Rafael Devers, 3B, Boston Red Sox (ranking proyectado para 2021: 20)

Al igual que Gleyber Torres, Rafael Devers logró el desafío de ser más agresivo en el plato y al mismo tiempo hacer más contacto. También como Torres, Devers hizo un mejor contacto, terminando con un promedio de bateo de .311 y 32 jonrones. Devers todavía es joven (la temporada de los Medias Rojas ya había terminado cuando cumplió 23 años), y solo un guante promedio le impide graduarse en territorio de élite.

7. Bo Bichette, SS, Toronto Blue Jays (ranking proyectado para 2021: 22)

¿Quién se iba a imaginar que el aparente plan de Toronto de acumular hijos de exjugadores de Grandes Ligas funcionaría tan bien?Vladimir Guerrero Jr. todavía tiene un futuro brillante. Pero con un excelente debut y no teniendo las limitaciones de Vladi en su defensa, Bo está por delante de Guerrero como jugador general en este momento. Los números de novato de Bichette de .311/.358/.571 probablemente disminuirán un poco, pero después de cumplir 22 años la semana pasada, tiene muchas ventajas.

8. Shane Bieber, SP, Cleveland Indians (ranking proyectado para 2021: 24)

No había proyección que me preocupara más al entrar en la temporada 2019 que la de Bieber. Al ingresar a la temporada, ZiPS proyectó el WAR de Bieber en el puesto 14 entre todos los lanzadores, con una efectividad de 3.71 en 187 entradas. Basta decir que hay algunas noches de insomnio cuando el sistema de proyección que tu creaste critica de esa forma a un exseleccionado en la cuarta ronda, y que no era un gran prospecto, y con una efectividad de 4.55 en su temporada de debut, para terminar justo debajo de Clayton Kershaw.

Pero luego Bieber lució mejor que la proyección, ocupó el octavo lugar en WAR y terminó con una efectividad de 3.28 en 214⅓ entradas. También eliminó en gran medida sus problemas contra los bateadores zurdos, el único gran defecto en su campaña de novato. Después de proyectar grandes cosas de Bieber en 2019 y Bieber logrando esas grandes cosas, ZiPS difícilmente lo proyectará para jugar peor.

9. Manny Machado, 3B, San Diego Padres (ranking proyectado para 2021: 26)

Machado tuvo una temporada baja en su primer año en San Diego, pero no olvidemos que todavía tiene solo 27 años, a pesar de que parece que ha estado en la liga desde siempre. Manny fue noveno entre los bateadores en WAR de 2015 a 2018, y voy a necesitar ver más de una temporada "simplemente" muy buena a los 26 años para convencerme de que ese tipo de rendimiento ha quedado atrás. Por ahora, elegiré creer que Manny fue maldecido al tener que jugar con los uniformes ultra-genéricos, azules y blancos de San Diego, y todo estará bien ahora que el equipo está de vuelta en la mostaza y el marrón adecuados.

10. J.T. Realmuto, C, Philadelphia Phillies (ranking proyectado para 2021: 28)

A diferencia de otra adquisición de los Filis el invierno pasado, Realmuto hizo exactamente lo que debía hacer en su primera temporada en Filadelfia. Realmuto no solo siguió siendo un receptor ofensivo de élite en 2019, sino que también tomó medidas para convertirse en un receptor defensivo de élite. Se puede decir que Yasmani Grandal está allí con Realmuto, pero cuando proyectamos hacia el futuro, Realmuto tiene una ventaja de tres años en términos de edad, algo importante para los receptores y sus rodillas, que suelen ser una bomba de tiempo.