¿Correr es malo para las rodillas?

ESPN Run

Las lesiones en las rodillas están entre las más frecuentes entre los corredores. Ocurre que la mecánica utilizada al correr incide directamente en el cartílago de esta articulación, que se trata de un tejido que, cuando se deteriora, no se recupera como lo hace el músculo si le damos descanso. No obstante, esto no implica que correr es algo malo o que provocará una lesión. Recordemos que el ser humano está diseñado para correr y que los cartílagos son algo que se irá desgastando de forma natural de la misma manera que nos van a salir arrugas. Otra cosa bien distinta es que ese desgaste se acelere o que produzca dolor, y ahí es donde malos hábitos, calzado inadecuado o una mala técnica de carrera pueden ser los responsables.

Una de las mejores acciones para prevenir los dolores de rodilla es trabajar la musculatura que rodea esta articulación. Tener músculos fuertes hace que durante la carrera se distribuya el peso por toda la superficie de la rodilla y se amortigüe el impacto que recibe el cartílago. Por lo contrario, si la musculatura está débil, el cartílago apenas tiene "escudo protector" y se ve obligado a soportar más presiones y golpes. Entre los músculos a mantener siempre fuertes el más importante es el cuádriceps, que se ubica en la parte delantera de la pierna, y es el más potente y voluminoso del cuerpo. De hecho, es el principal responsable de sostener el cuerpo cuando estás de pie y te ayuda a caminar, saltar, y correr. Por eso, unos cuádriceps fuertes son el mejor seguro de vida de tus rodillas. Para hacerlo, incluye regularmente en tu rutina de entrenamiento a las clásicas sentadillas, ya que son el ejercicio más efectivo para fortalecer este músculo. También, la bicicleta es una buena actividad complementaria porque genera mucho movimiento en la rodilla. Y eso hace que el líquido de la articulación lubrique mucho mejor la zona, lo que disminuye las molestias.

Por último, ten siempre presente la importancia de mantener un peso corporal adecuado. Si no tienes una musculatura fuerte y además tienes sobrepeso, al correr tus rodillas van a sufrir todavía más. Además, no olvides dedicar unos 10 minutos a ejercicios de calentamiento antes de tus entrenamientos. Y si tienes una lesión, acude al médico y sigue sus consejos. Si no te recuperas bien el dolor puede volver a reaparecer.

¿Alguna vez sentiste dolor en las rodillas?