¿Quiénes podrían recibir la etiqueta de jugador franquicia en la NFL?

Antes del inicio de la agencia libre, existen negocios de los que deben ocuparse los 32 equipos: decidir si ocupan o no la etiqueta de jugador franquicia o de transición sobre alguno de sus jugadores veteranos para impedir que lleguen al mercado abierto.

La etiqueta de jugador franquicia es una designación laboral que restringe la movilidad de un jugador a cambio de un salario alto por una temporada. Cada equipo puede utilizar una etiqueta de jugador franquicia sobre un agente libre propio, una decisión que es cara pero que también brinda gran protección para no perder al jugador, asegurando una recompensa significativa para el caso de que el jugador no vuelva.

La ventana para realizar las designaciones de jugador franquicia se movió dos días, y ahora iniciará el jueves, y los equipos tienen hasta el 12 de marzo a las 4 p.m. tiempo del Este, para utilizarla sobre alguno de sus jugadores.

Existen algunos nombres importantes en la lista de candidatos para el 2020, incluyendo a cuatro quarterbacks en diferentes puntos de sus carreras. Pedimos a nuestros reporteros de la Nación NFL identificar a los jugadores con mayores probabilidades de ser etiquetados, y ofrecer sus predicciones sobre lo que pasará a lo largo de las siguientes dos semanas. De acuerdo a nuestro conteo, habría 21 equipos contemplando la utilización de la designación de jugador franquicia:

Atlanta Falcons

Austin Hooper, ala cerrada

El gerente general de los Falcons, Thomas Dimitroff, dijo públicamente que usar la designación es una opción, pero en la realidad es improbable que suceda para Hooper con un costo de unos 10.7 millones de dólares. Los Falcons, quienes se encuentran apretados en contra del tope salarial, se verían más beneficiados trabajando un acuerdo a largo plazo con Hooper que recibir ese impacto contra el tope salarial. Dado que la etiqueta es improbable, el dos veces ala cerrada de Pro Bowl podría encontrar otro hogar pronto.

Predicción: Los Falcons no usarán la etiqueta de jugador franquicia con Hooper. -- Vaughn McClure


Baltimore Ravens

Matthew Judon, linebacker externo

La movida esperada es que los Ravens etiquetarán a Judon, y el costo proyectado (ya sea de 17.8 millones de dólares para un linebacker/ala defensiva, o 16.3 millones para un linebacker) se comerá más de la mitad del espacio disponible bajo el tope salarial de Baltimore. Los Ravens se verán limitados en la agencia libre empleando la etiqueta, pero simplemente no pueden permitir que se les escape otro cazador de quarterbacks en su mejor momento, como ocurrió con Za'Darius Smith el año pasado, especialmente después de que Baltimore ranqueó N° 21 en la NFL con 37 capturas. La situación ideal sería que los Ravens ejecuten una firma y canje con Judon, porque al equipo le vendrían bien selecciones adicionales de draft y espacio bajo el tope salarial para sumar a un par de cazadores de quarterbacks, algo que requiere Baltimore para volver a solidificar su frente defensivo.

Predicción: Los Ravens sí usarán la etiqueta de jugador franquicia con Judon. -- Jamison Hensley


Carolina Panthers

James Bradberry, esquinero

Es el mejor candidato, pero es altamente improbable. Con un costo estimado de 16.5 millones de dólares, no tiene mucho sentido para los Panthers tomar esa ruta con su recluta de segunda ronda del 2016 con tantas necesidades.

Predicción: Los Panthers no usarán la etiqueta de jugador franquicia con Bradberry. -- David Newton


Cincinnati Bengals

A.J. Green, receptor abierto

La especulación comenzó a escalar durante la campaña del 2019 conforme quedó en claro que Green no iba a jugar por una lesión de tobillo. Cincinnati podría pagar alrededor de 18.5 millones de dólares por la designación, pero los Bengals tienen suficiente espacio bajo el tope salarial. Si los Bengals reclutan a Joe Burrow, Green podría ayudar en su transición a la NFL.

Predicción: Parece inevitable que los Bengals usen la designación de jugador franquicia con Green. -- Ben Baby


Dallas Cowboys

Dak Prescott, quarterback

Sigue siendo la mayor prioridad de los Cowboys firmar un acuerdo a largo plazo. Simplemente, no parece que va a suceder antes de que inicie la agencia libre. El costo será elevado --ya sea 27 millones de dólares o 33 millones de dólares-- pero no existe modo de que los Cowboys lo dejen llegar al mercado abierto. Los Cowboys cuentan con el espacio bajo el tope salarial, pero disminuiría su habilidad para retener a sus otros agentes libres o sumar a otros jugadores del mercado abierto más que tener a Prescott firmado a largo plazo.

Predicción: Anótenlo: Si los Cowboys no tienen un convenio finalizado con Prescott, usarán la designación de jugador franquicia sobre él. Realmente no hay duda. Pero existe otra parte a la ecuación, también. Si no existe extensión al contrato colectivo de trabajo, entonces los equipos podrán utilizar una etiqueta de jugador franquicia y una de jugador de transición. Esperen ver a los Cowboys considerando la designación de jugador franquicia con Amari Cooper para al menor darse la oportunidad de igualar cualquier oferta que se le pueda hacer al receptor abierto. -- Todd Archer


Denver Broncos

Justin Simmons, safety

Si un equipo va a hablar de "retener a sus propios jugadores", debe comenzar con Simmons. Se necesitará dinero de primera línea, pero Simmons es un jugador hecho en casa que también resulta ser uno de los jugadores más activos en la comunidad, así como uno de los mejores jugadores para los Broncos. Denver desea retenerlo y él desea quedarse. El punto final es que será caro, algo similar a los contratos más altos para profundos en la liga, los cuatro más altos pactados el año pasado con promedios de entre 14 millones de dólares y 14.6 millones. Ese es el mercado. Y si los totales para la etiqueta de jugador franquicia son como se proyectan, entonces deberá comandar alrededor de 14 millones para el 2020. Así que el incentivo para que ambas partes lleguen a un acuerdo está a la vista.

Predicción: Si los Broncos y Simmons no acuerdan un contrato a largo plazo, el equipo sí utilizará la designación de jugador franquicia. -- Jeff Legwold


Houston Texans

D.J. Reader, tackle nariz

Aunque los Texans cuentan con casi 60 millones de dólares en espacio bajo el tope salarial y retener a Reader mediante la etiqueta costaría alrededor de 15.5 millones, es improbable para Houston dado el dinero que se requiere para firmar al quarterback Deshaun Watson y al tackle izquierdo Laremy Tunsil a acuerdos a largo plazo. Reader, un recluta de quinta ronda del 2016, superó su contrato el año pasado y se ganó un gran día de cobro. Podrían emplear la etiqueta de jugador de transición (proyectada en 12 millones de dólares) en su lugar, con la intención de quedarse con él por un año más.

Predicción: Los Texans no utilizarán la etiqueta de jugador franquicia con Reader. -- Sarah Barshop


Jacksonville Jaguars

Yannick Ngakoue, ala defensiva

Todo lo que ha hecho desde que los Jaguars lo eligieron en la tercera ronda del draft del 2016 es acumular 37.5 capturas (segundo en la lista histórica de la franquicia) y 14 balones sueltos forzados. La designación sería de aproximadamente 19.3 millones de dólares, lo que se puede hacer porque se espera que los Jaguars liberen a varios jugadores en las semanas siguientes para recuperar unos 35 millones de dólares de espacio bajo el tope salarial (46 millones, si el esquinero A.J. Bouye es cortado). Ngakoue quiere un contrato a largo plazo y busca unos 22 millones anuales. También indicó a finales de la temporada pasada que sería improbable que se apareciera hasta la fecha límite del 11 de agosto para jugadores bajo contrato si se ve obligado a jugar bajo la etiqueta de jugador franquicia.

Predicción: Los Jaguars utilizarán la etiqueta de jugador franquicia para comprarse un poco de tiempo y aliviar algunas de las malas sensaciones que quedaron de las negociaciones contenciosas del año pasado. -- Mike DiRocco


Kansas City Chiefs

Chris Jones, tackle defensivo

Los Chiefs podrían proteger a Jones con la designación de jugador franquicia a un costo de unos 15.5 millones de dólares a 16 millones. Ese es un precio alto porque podría acabar con el espacio que le queda a los Chiefs bajo el tope salarial. Pero Jones es uno de sus mejores jugadores defensivos y vale el dinero, así que recibirá la etiqueta. Una posibilidad para Jones como jugador franquicia sería ser canjeado a otro equipo, como hicieron los Chiefs con Dee Ford la temporada pasada.

Predicción: Los Chiefs sí utilizarán la etiqueta de jugador franquicia con Jones. -- Adam Teicher


Los Angeles Chargers

Hunter Henry, ala cerrada

El producto de Arkansas ha sido bautizado como el reemplazo para el futuro miembro del Salón de la Fama, Antonio Gates, y sobre el campo ha cumplido mayormente con esas altas expectativas. A lo largo de las cuatro temporadas pasadas, las 17 recepciones de touchdown de Henry ranquean octavo en la liga entre alas cerradas. Henry ha tenido problemas para mantenerse sano, perdiéndose 22 encuentros desde que los Chargers lo seleccionaron en la segunda vuelta del draft del 2016. No obstante, los Chargers aman su ética de trabajo, versatilidad y dureza, y planean mantenerlo en la plantilla.

Predicción: Los Chargers sí utilizarán la etiqueta de jugador franquicia, proyectada en unos 11 millones de dólares para alas cerradas, como medio para seguir negociaciones en torno a un contrato a largo plazo. -- Eric D. Williams


Los Angeles Rams

Dante Fowler Jr., linebacker externo; o Cory Littleton, linebacker interno

Fowler y Littleton desempeñaron roles críticos en la defensiva de los Rams la temporada pasada y ambos serán agentes libres sin restricciones. Los Rams tienen espacio limitado bajo el tope salarial, así que utilizar la designación de jugador franquicia (que se espera supere los 15.4 millones de dólares) podría no ser una opción. Pero Fowler, quien produjo una marca personal con 11.5 capturas el año pasado, y Littleton, líder tacleador de los Rams en el último par de temporadas, son candidatos para la etiqueta si el equipo se decide a emplearla.

Predicción: Los Rams sí utilizarán la etiqueta de jugador franquicia con Fowler. -- Lindsey Thiry


Minnesota Vikings

Anthony Harris, safety

Se trata del único jugador que tiene sentido, pero sigue siendo improbable. El proyectado costo para la etiqueta con safeties se proyecta en 12.735 millones de dólares, de acuerdo a Over The Cap. Minnesota realmente no puede darse el lujo de contar con dos profundos (junto a Harrison Smith en 10.75 millones de dólares) amarrando tanto dinero bajo el tope salarial cuando hay tantas otras necesidades. Los Vikings no han usado la designación de jugador franquicia desde el 2012 y nunca han empleado la designación de jugador de transición.

Predicción: Los Vikings no utilizarán la etiqueta de jugador franquicia con Harris. -- Courtney Cronin


New England Patriots

Joe Thuney, guardia

Un jugador de 27 años de edad que ha iniciado todos los partidos posibles a lo largo de cuatro temporadas desde que entrara a la NFL --y jugado a un nivel alto--, Thuney está a punto de llegar a un gran día de cobranza. Thuney marcó un porcentaje de éxito en bloqueos por pase del 97 por ciento, de acuerdo a la métrica que usa ESPN a partir de NFL Next Gen Stats para determinar cuáles linieros sostienen sus bloqueos en jugadas de pase por 2.5 segundos o más, y esa fue la segunda mejor cifra entre todos los guardias (detrás de Marshal Yanda de Baltimore, en 98 por ciento). Si los Patriots desearan etiquetar a Thuney, llegaría a un costo aproximado de 15 millones de dólares (jugador franquicia) o 13.5 millones (jugador de transición). Dadas las demás necesidades del equipo, y no poder darse el lujo de gastar ese dinero bajo el tope salarial, eso parece improbable.

Predicción: Los Patriots no utilizarán la etiqueta de jugador franquicia con Thuney. -- Mike Reiss


New Orleans Saints

Teddy Bridgewater, quarterback

Es altamente improbable, dado que los Saints no pueden soportar un golpe al tope salarial de 27 millones de dólares. Pero vale la pena mencionar a Bridgewater aquí porque debe ser un objetivo popular en la agencia libre a lo largo y ancho de la liga. En un mundo perfecto, los Saints podrían etiquetarlo y canjearlo. En lugar de eso, pueden esperar una selección compensatoria para el 2021.

Predicción: Los Saints no utilizarán la etiqueta de jugador franquicia con Bridgewater. -- Mike Triplett


New York Giants

Leonard Williams, liniero defensivo

Los Giants canjearon activos (múltiples selecciones de draft) por Williams y no le pueden permitir emigrar, incluso si produjo apenas media captura y dos tacleadas para pérdida de yardas en ocho encuentros. La etiqueta de jugador franquicia, pese a ser una herramienta cara cercana a los 16 millones de dólares, sería un modo para que se quede con el equipo.

Predicción: Los Giants no utilizarán la etiqueta de jugador frqnquicia con Williams. Hay mejores opciones. -- Jordan Raanan


Pittsburgh Steelers

Bud Dupree, linebacker externo

Una etiqueta de jugador franquica para Dupree costaría unos 16.2 millones de dólares, lo que parece un precio demasiado alto para un equipo con menos de 6 millones en espacio bajo el límite. Pero vale la pena retener a Dupree. Un ex recluta de primera vuelta, Dupree tuvo su mejor temporada en el 2019 con 11.5 capturas y cuatro balones sueltos forzados. Él y T.J. Watt forman una dupla temible que se ha convertido en la piedra angular de la defensiva de los Steelers.

Predicción: Los Steelers sí utilizarán la etiqueta de jugador franquicia con Dupree, incluso si significa partir con contribuyentes veteranos para abrir espacio bajo el tope salarial. -- Brooke Pryor


San Francisco 49ers

Arik Armstead, liniero defensivo

Los 49ers desean retener a Armstead, y el nativo de Sacramento desea quedarse. "Pienso que todo está sobre la mesa", dijo el gerente general John Lynch. "Queremos encontrar el modo de retenerlo y que sea parte de los 49ers por largo tiempo". Suena sencillo, ¿verdad? No necesariamente. Una etiqueta para Armstead, quien sería clasificado como ala defensiva, costaría aproximadamente 18 millones a 19 millones de dólares, con la designación de jugador de transición oscilando entre los 15 millones a 16 millones de dólares. San Francisco no proyecta contar con mucho espacio bajo el tope salarial, y desea firmar al ala cerrada George Kittle y al tackle defensivo DeForest Buckner a extensiones lucrativas.

Predicción: Los 49ers no utilizarán la etiqueta de jugador franquicia con Armstead. Una etiqueta o etiqueta y canje no puede descartarse, pero lo mejor es que los 49ers intenten firmarlo a un contrato a largo plazo con un impacto menor contra el tope salarial del 2020, permitiéndoles ocuparse de otros jugadores, también. -- Nick Wagoner


Seattle Seahawks

Jarran Reed, tackle defensivo

Se sentía como una mayor posibilidad cuando Reed venía de una campaña de 10.5 capturas en su tercer año que ahora, después de apenas dos capturas en el 2019. Se perdió los primeros seis partidos por una suspensión derivada de un incidente del 2017 en que fue acusado de violencia doméstica. Reed probablemente no comandará los 15.5 millones de dólares que proyecta Over The Cap para tyackles defensivos a cambio de la designación de jugador franquicia, y quizás ni siquiera los 12.32 millones para la designación de jugador de transición. ¿Podrían los Seahawks usar la etiqueta de jugador de transición (por 14.67 millones de dólares) en el liniero ofensivo George Fant con la mirada puesta en que inicie como tackle derecho por ahora, y que eventualmente se mude al lado izquierdo en lugar de Duane Brown?

Predicción: Los Seahawks no utilizarán la etiqueta de jugador franquicia con Reed. La suposición aquí es que intentarán retener a Reed y Fant mediante acuerdos que les paguen menos de lo que costarían las etiquetas. -- Brady Henderson


Tampa Bay Buccaneers

Jameis Winston, quarterback

Los Bucs todavía no saben lo que tienen en Winston luego de su desempeño de 30 intercepciones la temporada pasada. La etiqueta de jugador franquicia costaría unos 26.89 millones de dólares y les brindaría un año más de evaluación en la ofensiva de Bruce Arians sin un compromiso a largo plazo. También existe la posibilidad de la designación de jugador de transición por 24.37 millones de dólares, que permitiría a ambos lados medir cuánto interés habría. Una tercera opción que los Bucs han considerad, según fuentes, es un convenio por dos años con una opción para el equipo luego del primero, con esa primera temporada garantizada al precio de la etiqueta de jugador franquicia.

Predicción: Los Bucs sí utilizarán la etiqueta de jugador franquicia con Winston. -- Jenna Laine


Tennessee Titans

Ryan Tannehill, quarterback

Tannehill ayudó a encender a los Titans hacia el final de la temporada pasada hasta llegar al Juego de Campeonato de la AFC. Costaría alrededor de 27 millones de dólares etiquetar a Tannehill. No obstante, si los Titans usan la designación sobre él, les serviría como derechos exclusivos de negociación para tratar de acordar un contrato de tres o cuatro años.

Predicción: Los Titans no utilizarán la etiqueta de jugador franquicia con Tannehill. -- Turron Davenport


Washington Redskins

Brandon Scherff, guardia

Los Redskins intentaron firmarlo durante la campaña, ofreciéndole un acuerdo que se reportó en 13 millones de dólares anuales, aunque es incierto cuánto de eso estaba garantizado o cómo estaba estructurado. Aunque se trata de un régimen nuevo, el equipo sigue visualizando a Scherff como una piedra angular, aunque ahora se ha perdido 13 partidos en el último par de campañas por lesiones. Sigue siendo un excelente guardia derecho que es sólido bloqueando en espacios abiertos. La otra cuestión es si Scherff desea comprometerse con los Redskins a largo plazo luego de cinco campañas. La designación permitiría a ambos saber un poco más sobre si Scherff se podrá mantener sano, y si vale la pena comprometerse con este régimen para el guardia.

Predicción: Los Redskins sí utilizarán la etiqueta de jugador franquicia con Scherff mientras siguen negociando un contrato a largo plazo. -- John Keim