2021 Liga MX, Torneo Apertura 2021
  • Sebastian Saucedo (39')
  • Unai Bilbao (6')
  • Germán Berterame (32')
  • Andrés Vombergar (82')

Pumas pierde ante San Luis y no encuentra el camino para levantar

Imago7

Pumas va en picada y, aunque al fin marcó un gol después de dos jornadas sin hacerlo, no pudieron con el Atlético San Luis y perdieron 1-3 en casa. Estos felinos no espantan y no se ve cómo puedan reponerse del mal momento.

Desde el principio, el juego fue para los potosinos, quienes aprovecharon las bondades de la zaga auriazul, misma que se vio mermada ante las bajas de Johan Vásquez y Nicolás Freire. Incluso, la veteranía de Efraín Velarde quedó expuesta ante su pobre nivel de liderar la defensa.

Unai Bilbao fue el primer beneficiado por las facilidades en la zona baja de los locales. El jugador de los potosinos aprovechó un rebote tras un rechace de Julio González y puso el 0-1. Minutos después, Germán Berterame amplió la ventaja 0-2 tras un momento de premura de Gerardo Galindo.

Pumas revivió, o eso intentó, por un milagro de Sebastián Saucedo, quien sacó un zapatazo que dejó parado al arquero visitante. El estadounidense poco ha aportado en lo que va del torneo y hoy se desquitó, pero el gusto duró poco, pues no pudo hacer mucho más.

Todo el equipo resintió las bajas en zona baja. Arriba fueron inoperantes. Juan Dinenno no es ni la sombra de lo que fue cuando llegó al club. El delantero argentino luce perdido, sin olfato goleador y sin esa hambre que demostró.

Pumas y Andrés Lillini sufrían en su casa. El sol que azotaba Ciudad Universitaria se escondió y dio paso a unas nubes que pusieron el día gris y representaron el ánimo y el ímpetu de los elementos felinos.

Por si fuera poco, Andrés Vombergar sentenció las aspiraciones por el empate con un cabezazo que puso el 1-3. Si bien se anuló de primera instancia el gol, el VAR lo dio por válido ante una pobre marca defensiva.

Este domingo Pumas perdió y dejó claro que no tiene las armas para competir como lo hizo hace dos torneos. Entre lesiones, bajas y el desarmado del equipo, no son ni la sombra de lo que fueron entonces.