La generación dorada de 2005 no ayudó al Tri

ESPN Digital

La esperanza de que aquella generación dorada que hace 11 años conquistó el primer mundial juvenil para México en Perú 2005 ayudara a la selección mexicana de futbol a conseguir mayores logros en su andar parece estar llegando a su final, y es que de aquellos 20 jugadores brillantes, sólo uno es quien actualmente da la cara y se llama Héctor Moreno.

Personajes de la talla de Carlos Vela y Giovani dos Santos han decidido apartarse del camino y ser intermitentes con el equipo mayor del futbol mexicano y el talento del resto de los jugadores se ha ido diluyendo en el futbol azteca sin ser lo protagonistas que se esperaba,

Moreno, de aquellos 20 jugadores, es el de mayor consistencia con la selección mexicana al rebasar ya las 80 convocatorias desde que fue llamado por primera ocasión en 2007. Su constancia en el futbol europeo le ha abierto las puertas en el equipo y parece que aún tiene gran futuro siendo uno de los inamovibles ya con dos Copas Mundiales a cuestas con menos de 30 años de edad.

Sin embargo, no pueden decir lo mismo Vela y Dos Santos, pese a que para muchos tienen el talento de selección nacional. Carlos y sus constantes peleas han evitado que se convierta en un referente, además de que no atravesaba por buen momento y por eso no fue llamado para esta Copa América Centenario.

Giovani, por su parte, tiene nivel, ha tenido actuaciones grandiosas con el Tri y ha marcado goles con alto grado de dificultad; sin embargo, a veces decide no participar en la selección y eso ha evitado que trascienda como muchos quisieran en la cancha, así como brilló en su momento en aquella Copa Mundial Sub 17.

Entre los personajes de aquella selección, el portero Sergio Arias terminó en el Ascenso con Lobos BUAP, mientras que los defensas Efraín Juárez, Patricio Araujo y Adrián Aldrete juegan en la Liga Bancomer MX con Monterrey, Puebla y Cruz Azul, respectivamente, pero tampoco lograron consolidarse en la selección.

Omar Esparza, César Villaluz, Édgar Andrade, Juan Carlos Silva, Ever Guzmán y Enrique Esqueda también aportaron en su momento, pero lejos, muy lejos, de lo que la gente esperaba de ellos tras lograr ese histórico campeonato hace 11 años.

AQUÍ LO QUE PASÓ CON LA GENERACIÓN DORADA

Sergio Arias: Prácticamente toda su carrera la ha llevado en la Liga de Ascenso. Nunca llegó a la selección mayor.

Cristian Torres: Hace cinco años que se retiró. No llegó a la selección mayor.

Alejandro Gallardo: Juega en la Liga de Ascenso, fue suplente con el Necaxa, nuevo equipo de la Primera División. Nunca llegó a la selección mayor.

Patricio Araujo: Fue de los que más rápido recibió la oportunidad en Primera División tras el título juvenil. Su proyección le alcanzó para llegar a la selección mayor, pero sólo tiene seis partidos, todos amistosos.

Héctor Moreno: Es el más destacado en la selección absoluta. Dos años después de haber conseguido el título se fue a Europa y allá se ha mantenido. Actualmente juega para el PSV y con el tri mayor ha jugado dos mundiales, una Copa Oro, una Copa América y una Copa Confederaciones. En total tiene 71 juegos en el Tricolor absoluto.

Efraín Juárez: Ha tenido una carrera inestable. Fue a Europa, pero por muy poco tiempo. Alcanzó a recibir la oportunidad en la selección nacional mayor, jugó dos Copa Oro, un mundial, pero desde 2012 ya no ha sido convocado.

Christian Sánchez: Tuvo una carrera discreta entre la Primera División y la Liga de Ascenso. Nunca llegó a la selección mayor.

Pedro Cortés: No llegó a la Primera División.

Pedro Valverde: Nunca debutó en Primera División, por ende nunca pudo llegar a la selección mayor. Ya está retirado.

Adrián Aldrete: Ha tenido regularidad, pero su carrera ha sido muy discreta. Esporádicamente es llamado por el Tri mayor, incluso ya jugó en una Copa Oro y en una Copa América.

César Villaluz: Ha sido muy inconstante, incluso un tiempo fue desempleado, pero ahora jugará para el Celaya. En la selección mayor tiene 12 juegos, sólo dos de ellos en competencia oficial. Desde 2010 no ha vuelto a ser convocado. Edgar Andrade: Su carrera fue discreta, pero regular en la primera división. En la selección absoluta sólo tuvo 8 juegos y desde hace dos años que no lo han llamado de nueva cuenta.

Jorge Hernández: Debutó en Primera División, pero no ha sido de lo más destacado. En la selección mayor sólo jugó tres partidos amistosos y desde 2008 no ha sido considerado otra vez.

Juan Carlos Silva: Era uno de los jugadores que más prometía para el futbol, pero se quedó sólo en promesa. Desde el 2011 su vida ha estado en la Liga de Ascenso. En selección concluyó los procesos sub20 y sub23, pero no llegó a la mayor.

Mario Gallegos: Nunca debutó en Primera División. No llegó a la selección mayor.

Giovanni dos Santos: Es el jugador de esta generación con más partidos en la selección mayor, con 94. Es de los jugadores de los que más se sigue esperando, pero no ha dado el salto e incluso ya se niega a ser convocado.

Carlos Vela: Desde los 17 años está en Europa y ha sido regular a nivel de clubes, pero a nivel de selección le ha faltado consolidarse. Tiene 48 partidos con el Tri mayor y constantemente se niega a ser convocado.

Ever Guzmán: Gran parte de su carrera la forjó en la Liga de Ascenso. Lo más alto que llegó a la selección fue a la sub 23. Nunca debutó en la mayor.

Enrique Esqueda: Tuvo un buen inicio de carrera con el América, pero pasó por una lesión que le cortó el proceso. A la selección mayor sí llegó, pero no ha jugado mucho, solo tiene ocho partidos. No ha vuelto a ser convocado desde 2015, pero antes no era llamado desde 2010.