'En México algunos entrenadores ofician de representante': Gargano

La carrera de Walter Gargano atraviesa momentos difíciles. Se entrena con la Sub-20 de Monterrey, acompaña a Edwin Cardona en el 'exilio' y está en busca de un nuevo equipo que le permita sumar los minutos que Antonio Mohamed le negó. Sobre éste, su último entrenador, habló fuerte en una entrevista ofrecida a 'Último al Arco', programa radiofónico de su país natal.

Aunque no lo aseguró de manera directa, el también ex jugador del Nápoles dejó entrever que su separación del primer equipo se debió a una negativa por 'regalar' parte de su sueldo al cuerpo técnico encabezado por el 'Turco'. Además, estalló en contra del Pacto de Caballeros y la apatía de sus compañeros de equipo por no poner un alto a las conductas abusivas.

"No valora y no trata a un jugador como realmente se merece, porque si me está buscando dos años y después de otros dos siendo mi entrenador... El tema de negocio en el futbol aquí en México es realmente importante, algunos entrenadores ofician de representante y se quedan con la torta. En mi caso, no acepto eso y creo que eso también le molestó mucho, ver que uno no se baja y realmente es así", declaró al respecto.

El también seleccionado charrúa ahondó al respecto y dejó en claro que nunca permitiría que alguien se aproveche de su esfuerzo, sacrificio y trayectoria para obtener ganancias económicas. Sobre su futuro deportivo, aclaró que aún no hay nada claro, pero confía en arreglarse con un club del extranjero en el futuro próximo.

"Son cosas muy raras que pasan, otros jugadores capaz que no se dan cuenta y dicen: 'No, es una prima que se lleva el club'. Son cosas que se arreglan en todos los países, pero en este caso es muy exagerado porque no sólo es un jugador, son varios. Que lo permitan me duele mucho, porque son profesionales y no me gusta que toquen mi dinero ni jueguen con la comida de mis hijos", añadió.

Gargano también recordó el caso de Edwin Cardona, quien fue transferido a los Tuzos del Pachuca sin su consentimiento, para luego ser 'borrado' del primer equipo, un escenario que considera consecuencia del pacto de caballeros mantenido entre las directivas de los 18 clubes de la Liga MX.

"Esto es futbol y uno tiene que entender que hay negocios de por medio. Uno ya está grande y no voy a estar soportando este tipo de cosas. Estoy molesto, porque como le dije a mi representante, no quiero estar más en Monterrey. No es por la ciudad ni la afición, sino por el entrenador, que se ha comportado mal", concluyó el centrocampista.