Fallece Enrique Fernández, exdueño del Celaya que trajo a Butragueño

MÉXICO -- El empresario español Enrique Fernández Prado, quien trajera a México a Emilio Butragueño para jugar en el equipo Celaya, falleció este sábado a los 77 años (el 30 de junio cumpliría 78).

Fernández fue dueño del conjunto cajetero en los años 90; adquirió la franquicia cuando era Primera A y consiguió el ascenso al máximo circuito tras ganar 1-0 a Pachuca en la final.

Gracias a su cariño por el futbol y a la fuerte inversión que hizo en su momento, pues fue capaz de traer al futbol mexicano al ‘Buitre’ Butragueño (1995-98) y a Miguel González (96-97), así como repatriar al país a Hugo Sánchez (96-97), proveniente del Dallas Burn de la MLS.

Para la afición de Guanajuato, contar con el equipo cajetero significó un sueño, porque tuvo en casa a jugadores de renombre. Con Fernández como presidente y dueño, Celaya vivió una etapa dorada que le llevó a jugar la final contra Necaxa en la temporada.

Fernández, quien nació en Langreo, Asturias, fue considerado un visionario de su tiempo, ya que pocos empresarios se atrevían a invertir grandes cantidades de dinero para inyectarlo al futbol. Conocedores del medio dicen que luego de Fernández, Florentino Pérez hizo lo mismo con el Real Madrid.

PRIMERO COMPRÓ A TOROS DE TEXCOCO

En marzo de 1967 visita por vez primera México y en diciembre del mismo año se instaló en el país definitivamente, como gerente de la tienda Gigante y tres años después fundó su propia empresa (Productos Alimenticios Asturias, S.A.). Siete años después su compañía se convirtió en el motor del grupo Lastur S.A. de C.V. y Lasen Alimentación de México.

Su incursión en el futbol mexicano se dio en 1970, con motivo del Mundial 70. Junto con otros empresarios compró un equipo de fútbol de la Segunda División y le puso el nombre de Toros de Texcoco; posteriormente, el club se llamó Atlético de Cuernavaca que años después cambió a Atlético Celaya, cambiándose a la ciudad de Celaya para jugar en el Estadio Miguel Alemán.

En 1994, los cajeteros ascendieron a la Primera División al imponerse en la final de ascenso al Pachuca (1-0). A los pocos meses fue contratado Butragueño.

En 1997, Fernández compró la totalidad de las acciones del club y es cuando completó su tridente con la contratación de ‘Míchel’ y Hugo Sánchez.

Después de la gloria, Celaya vivió malos momentos económicos y en 2002 el empresario vendió el equipo y se desligó de forma definitiva del futbol.

SERÁ CREMADO

Sergio Bueno, técnico del Atlante y quien jugó en aquel Celaya que hizo historia por ascender y al año siguiente jugar la final de liga, informó que en los últimos tiempos Fernández vivía en Cancún, debido al problema respiratorio que tenía.

Este sábado dejó de existir y el mismo día por la noche fue cremado, pues ese fue su deseo. Se sabe que también deseaba que sus cenizas fueran esparcidas en Celaya y en su pueblo, en España. El plan de su familia es oficiarle una misa en la Ciudad de México, que fue donde vivió la mayor parte del tiempo que estuvo en el país, y en Celaya.