Jonathan, con el balón de su lado para decidir por el Tri o EE.UU.

Imago 7

MÉXICO -- El balón juega en la cancha de Jonathan González para definir a qué selección representará a nivel absoluto. El mediocampista mexicoamericano del Monterrey es seguido muy de cerca por Juan Carlos Osorio y su cuerpo técnico y si él se decide, podría ser llamado para el encuentro amistoso entre el Tri y Bosnia del próximo 31 de enero.

De acuerdo a una fuente consultada por ESPN Digital, González tiene muchas posibilidades de ser convocado a finales de este mes para enfrentarse a Bosnia en el primer partido del año con miras al Mundial de Rusia. El jugador ya sabe desde hace años del deseo que existe en el Tri de que defienda la elástica verde y ahora, con el combinado mayor, tiene una nueva puerta por abrir. La decisión solamente será de él.

En el pasado, el contención de 18 años siempre eligió a Estados Unidos, país en el que nació en 1999 y en el que vivió hasta los 14 años cuando fue reclutado por Monterrey. En selecciones menores fue convocado para la Sub-14, Sub-16, Sub-18 y hasta Sub-20, categoría en la que jugó el Premundial del año pasado, pero finalmente no fue considerado para la justa mundialista de la especialidad.

En el Tri lo buscaron igualmente para los combinados menores, pero siempre eligió a los de las Barras y las Estrellas, donde “honestamente fueron algunas de las mejores experiencias que he tenido y estoy muy agradecido con ello”, de acuerdo a lo que reconoció en entrevista con socceramerica.com.

Ahora, ya como titular indiscutible con Monterrey, club en el que disputó 21 partidos la campaña pasada, González apunta a un combinado mayor. Estados Unidos tuvo su primera oportunidad el pasado mes de noviembre, pero el seleccionador interino, Dave Sarachan, prefirió no convocarlo cuando era una de las opciones más viables para comenzar un cambio de regeneración.

“No fui llamado en noviembre. Personalmente nadie se me acercó y me habló algo acerca de esos partidos amistosos. Simplemente no fui convocado”, contó González en la misma entrevista.

La situación, de acuerdo a medios estadounidenses, molestó al joven futbolista, quien esperaba un llamado al combinado mayor, gracias a la constancia que tuvo con Rayados y a que en meses previos tuvo acercamientos con el entonces entrenador Bruce Arena.

Para este 2018, el Tri volverá a la carga por el jugador con el deseo de convocarlo para el juego amistoso frente a Bosnia y con ello la puerta abierta para pelear por un lugar para el Mundial de Rusia a falta de menos de seis meses.

En Rayados, González mandó a la banca a Jesús Molina y destacó por su garra para pelear los balones. En el mismo torneo en el que debutó se quedó con la titularidad y eso no pasó inadvertido para el cuerpo técnico de la selección mayor que desea probar gente, sobre todo en la posición en la que se desempeña.

En las próximas semanas se espera una nueva respuesta del juvenil, quien con México puede pelear por un lugar para el Mundial, mientras que con Estados Unidos tendría que esperar hasta junio de 2019 para aspirar a jugar un torneo oficial como la Copa Oro de dicho año. El balón está del lado del mediocampista, quien deberá tomar una nueva decisión dentro de poco.