Las ilusiones renovadas del Tri y de Gerardo Martino

play
¿Clubes apoyarán al 'Tata' Martino? (2:46)

Los expertos analizan si los equipos de la Liga Bancomer MX darán apoyo incondicional al nuevo técnico de la Selección Mexicana. (2:46)

MÉXICO -- Nuevo año y nuevas ilusiones en el entorno de la Selección Mexicana. Ahora son apoyadas por un proyecto que ya estaba cantado desde hace algunos meses, pero que este 7 de enero fue presentado de manera oficial con Gerardo Martino a la cabeza.

El argentino, junto a su grupo de siete colaboradores, fue introducido ante los medios de comunicación en un evento en el Centro de Alto Rendimiento apenas 24 horas después de firmar su contrato y con ello comenzó un nuevo ciclo con miras al Mundial de Catar en 2022, pero en el que antes hay que superar situaciones y certámenes como la Copa Oro y, desde luego, las siempre complicadas eliminatorias mundialistas.

El ambiente en el entorno de la Selección Mexicana y dentro de la misma organización fue de ilusión para unos y expectativas positivas para otros más. La razón: llega un entrenador que, como ningún otro en la historia del Tri, tiene un amplio bagaje y experiencia en diferentes clubes y selecciones del mundo, que van desde equipos locales de su país natal hasta el Barcelona de Lionel Messi, además de combinados nacionales como la propia Argentina y Paraguay, a la que ya llevó a los Cuartos de Final en un Mundial.

Los directivos del Tri, encabezados por Yon de Luisa, reflejaron un semblante de tranquilidad, parsimonia y seguridad de haber encontrado al entrenador que puede impulsar al futbol mexicano a un nivel más arriba del que se ha conseguido hasta ahora. Se terminaron las preguntas incómodas sobre si ya hay una certeza de quién ocupará la silla que dejó vacante desde el mes de julio Juan Carlos Osorio y por la que pasó de manera provisional Ricardo Ferretti. Ahora hubo solo palabras de presentación y buenos deseos para lo que se viene para el Tri.

Martino entiende la inquietud del entorno mexicano y de lo que continuamente se habla en la selección como es un quinto partido. En cada pregunta relacionada a ello esbozaba una pequeña sonrisa y buscaba la manera de responderla sin que eso significara inmediatamente asegurar que lo logrará. No se dejó llevar por un discurso de promesas para endulzar el oído a los medios y a la propia afición.

El ‘Tata’, un personaje analítico y sumamente atento, reconoció que antes que cualquier otra cosa, debe conocer a fondo el futbol mexicano, a sus jugadores y su entorno para después sacar conclusiones y saber por dónde comenzará a trabajar. A estas alturas, el estratega asegura que llega en el mejor y más maduro momento de su carrera para tomar las riendas de un combinado nacional que continuamente acceder a Octavos de Final en los Mundiales, pero que no ha sabido dar el salto a terrenos desconocidos.

Si la ilusión de los dirigentes de la Federación radica mucho en el perfil de estratega que encontraron, el propio director técnico también compartió la suya al encontrarse con un proyecto que supo esperarlo, que al menos ante los reflectores siempre fue prudente a la hora de hablar de las negociaciones y hasta por los jugadores con los que cuenta para trabajar para los próximos cuatro años. Todo eso obviamente apoyado por los temas de estabilidad económica que significan estar al frente de una Selección como la de México.

El Tri vivió un día de presentaciones y un nuevo comienzo. Atrás se quedaron, al menos por ahora, los resultados en el Mundial de Rusia, los apenas 12 goles en 16 partidos en 2018 y hasta las siete derrotas en los últimos ocho encuentros del año pasado. Ahora inició una nueva era con un estratega probado en el mundo y que tiene la experiencia como ningún otro la ha tenido en la historia de la Selección Mexicana.