El escupitajo al "Bofo" le costó la carrera al "Chino" Benítez

MÉXICO - Uno de los hechos más penosos en la historia de la Copa Libertadores se dio en la edición del 2005 cuando Chivas enfrentó a Boca Juniors por los cuartos de final, serie que quedó marcada por el escupitajo del entonces técnico del Xeneize, Jorge José Benítez, contra Adolfo Bautista.

El famoso "Chino" Benítez no soportó que Chivas, pero sobre todo el "Bofo", definieran con cierta facilidad la llave en La Bombonera, (Ida 4-0 a favor del Guadalajara).

El marcador en la Vuelta estaba 0-0 cuando jugadores, cuerpo técnico y aficionados de Boca apuntaron contra Bautista, quien en esos años pasaba por uno de los mejores momentos de su carrera.

Al ver que no podían revertir el resultado, el delantero Martín Palermo fue el primero que encaró al mexicano, logrando que el árbitro expulsara a los dos. Ya en camino al vestidor el estratega argentino alcanzó al 'Bofo' para escupirlo en la cara, imagen que le dio la vuelta al mundo.

El lamentable hecho le costó a Jorge José Benítez su carrera como entrenador, ya que desde ese día, hace más de diez años, solo ha dirigido a dos equipos (Deportivo Quito en 2006 y Municipal de Guatemala en 2008). Después del acto, también fue multado con la ridícula cantidad de 170 dólares e increíblemente la Justicia argentina condenó al "Bofo" a pagar 400 dólares por "afectar el desarrollo de un espectáculo deportivo e incitar al desorden".

Su destitución de Boca en ese lejano 2005, además del escupitajo y la eliminación, fue apoyada por tener problemas internos con algunos dirigentes y jugadores consumados de aquel plantel, que tenía entre sus filas a Roberto Abbondanzieri, Rolando Schiavi, Marcelo Delgado y Martín Palermo.

En los últimos años, el estratega no ha logrado llegar a otro banquillo, aunque su importante trayectoria como jugador Xeneize le alcanza para ser una voz autorizada y opinar en diversos medios sobre la actualidad de Boca.

Así como salió, llegó a Boca. Benítez ganó la Copa Sudamericana 2004 tras el cese de Miguel Ángel Brindisi, quien tuvo una de las peores campañas en la historia del club argentino. El "Chino" entró como interino, pero después de su coronación fue ratificado, algo que no duró mucho.

Con este comunicado se terminó la relación Boca-'Chino' Benítez, por cierto leído por el hoy Presidente de la Argentina, Mauricio Macri, quien era Presidente del club boquense:

"El Club Atlético Boca Juniors, en primer lugar, desea solicitar las disculpas al club Chivas de México y al fútbol en general por los tristes sucesos de anoche y felicitarlo por su clasificación a la siguiente fase de la Copa Libertadores de América; al tiempo, rechaza en forma unámime y terminante los incidentes producidos durante el transcurso del partido disputado en nuestro estadio.

Los episodios que apresuraron la finalización del encuentro no condicen con el prestigio de nuestra centenaria institución, que a lo largo de su historia ha conocido éxitos y derrotas.

A raíz de esos mismos incidentes y de las imágnes mostradas hoy por los distintos medios de comunicación (en alusión a que Benítez salivó a Baustista), la comisión directiva ha decidido aceptar la renuncia indeclinable presentada por el director técnico Jorge Benítez, como así también iniciar un sumario interno para sancionar a los empleados del club que se vieron involucrados en los lamentables sucesos.

Por su parte, Boca Juniors colaborará con las autoridades judiciales y policiales en la identificación del simpatizante que ingresó en el campo de juego y, en caso de que integre la masa societaria del club, será sometido a sumario".

EL BOFO ACEPTÓ DISCULPAS DEL CLUB, PERO NO DE BENÍTEZ

El "Bofo" tomó de buena forma las disculpas de la directiva argentina al decir que hizo lo correcto para respetar sus antecedentes como un club grande, sin embargo, las disculpas de Benítez no las aceptó.

"La directiva del Boca está consciente que su ex técnico se equivocó y por eso ellos aceptaron y pidieron disculpas, porque como una institución grande sabemos que están acostumbrados a ganar y ahora con esas disculpas se reconoce de que saben perder, lamentablemente el técnico no lo fue así y eso es triste, pero pues después de que dijo que no había escupido y ahora lo acepta, sabemos que eso debe ser de hombres".

"Ya es equis para mí si se disculpa o no (Jorge Benítez), yo ya dejo atrás eso, ya pasó y yo sigo pensando ahora ya en los siguientes partidos", sentenció el polémico delantero.