Los factores que le ayudaron a México a ganar los Centroamericanos

play
¿Cuál fue el secreto de México para ganar los Juegos Centroamericanos? (1:48)

Tlatoani Carrera explica las razones que provocaron una contundente victoria azteca en el medallero de Barranquilla 2018. (1:48)

México ganó el medallero de los Juegos Centroamericanos y del Caribe con la presencia de Cuba, la histórica potencia, por primera vez en 52 años. El triunfo, inesperado en el seno azteca, sucede en medio de diversos factores a favor de los mexicanos y condiciones desfavorables para la isla más grande de las Antillas, para el local Colombia que esperaba terminar en los primeros dos lugares y para Venezuela.

México fue campeón con 132 oros y 337 medallas totales, seguido de Cuba con 102 primeros lugares y 242 totales. El tercer lugar fue para Colombia con 79 medallas de oro y 267 totales. Venezuela cumplió su meta de ser cuarto lugar con 34 oros y 155 podios.

La clave del medallero estuvo en cuatro deportes disputados en la primera semana: natación, remo, tiro deportivo y ciclismo de pista. En los cuatro casos, las potencias tradicionales estuvieron por debajo de las expectativas y eso fue aprovechado por México. 
 Venezuela cede la alberca En los últimos dos Juegos Centroamericanos y del Caribe (Mayagüez 2010 y Veracruz 2014), Venezuela había dominado la natación a partir de una generación que fue formada en Universidades de Estados Unidos y encabezada por Albert Subirás y Andreina Pinto. Ellos ganaron 11 de los 16 oros obtenidos por su país hace cuatro años, provocando que en el medallero general Venezuela tuviera 53 oros. Esa generación se terminó para los venezolanos y en Barranquilla apenas consiguieron un par de primeros lugares.

Ese vacío lo ocupó México con la misma receta venezolana, un grupo de 17 nadadores becados en Estados Unidos y afinados por una buena planeación que incluyó un campamento de adaptación en territorio colombiano una semana antes de los Juegos. México obtuvo 15 oros (los mismos que en 2006) y se convirtió en el dominador de este deporte ganando ocho oros más que hace cuatro años. La mala noticia es que ninguna de sus marcas, incluidas las que impusieron récords de los juegos o de su nación, les permiten pelear oros en Panamericanos o calificar a Juegos Olímpicos.

La caída cubana

Cuba había sido una máquina en remo y tiro deportivo, deportes en los que tuvieron 24 oros en Veracruz 2014 (10 en remo y 14 en tiro), mientras que México apenas logró seis. La historia cambió en Barranquilla 2018, y los mexicanos le ganaron a los isleños en medallas de oro en ambos deportes (6-5 en remo y 13-12 en tiro). Así, de una diferencia de -18, México obtuvo +2.

Las razones son variadas, empezando por el hecho de que las deserciones y la falta de fogueo internacional han afectado la competitividad de la representación cubana, que en los últimos años también ha tenido un deterioro de sus instalaciones.

México ha empezado una renovación de deportistas en el tiro con fogueo internacional. Los casos de Gabriela Martínez y Edson Ramírez, ambos de 18 años y quienes estarán en los Juegos Olímpicos de la Juventud de octubre en Argentina, son los más evidentes. También está Karen Quezada, de 19 años, que en las últimas temporadas ha viajado a Copas del mundo con Alejandra Zavala, cuarta olímpica en Río 2016 en la prueba de pistola aire a 10 metros, y que en Barranquilla perdió frente a Quezada.

Al perder en esos deporte, Cuba necesitaba prácticamente un paso perfecto en la segunda semana que tenía como estandartes al atletismo, la lucha y el boxeo. Pero ahí tampoco lograron ser dominantes y perdieron el atletismo (11-10) frente a Colombia, mientras en boxeo apenas lograron 6 oros (hace cuatro años fueron 9).

Decepción colombiana

Colombia llegó a Barranquilla con las expectativas de colocarse entre los primeros dos lugares del medallero, y pensaba dominar los Juegos desde los primeros días cuando se competían pesas, ciclismo y patinaje, pero un mes antes su delegación estuvo en los Juegos Sudamericanos (26 de mayo a 8 de junio) en Bolivia, donde fueron primer lugar del medallero por encima de Brasil, y eso se notó en los deportes de resistencia de los Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Los locales fueron líderes del medallero sólo el primer día y luego apenas rescataron dos oros en el ciclismo de pista (por 8 de México y 4 de Cuba) y no barrieron como esperaban en el patinaje de velocidad. Con un déficit casi definitivo en los días finales también sufrieron en tiro con arco, donde esperaban derrocar a México y apenas pudieron tener dos oros.

Puerto Rico, avanza

Los oros perdidos por Venezuela fueron aprovechados por República Dominicana (pasó de 21 en 2014 a 25 ahora), Guatemala (15 a 21) y Puerto Rico (15 a 20), caso en el que se destaca su avance en primeros lugares y también en totales (84 por 87 de ahora) a unos meses de ser afectado por el huracán María que golpeó directamente a muchas de sus instalaciones deportivas y generó complicaciones económicas para su delegación.

Ya en competencias, los representantes de Puerto Rico tuvieron significativos oros, como el de basquetbol varonil sobre Colombia, y el beisbol destronando al poderío cubano. En deportes de raqueta lució Mónica Puig, que logró su tercer oro consecutivo en el deporte blanco, y Adriana Díaz, a quien sus cuatro medallas de oro la convirtieron en la tercera jugadora de este deporte que conquista tal número de preseas en la disciplina.

El camino a Panamericanos

Los resultados de Barranquilla son sólo una fotografía del momento, y paga la apuesta mexicana de llevar al delegación más grande (más de 650 deportistas), mientras que Cuba y Colombia fueron más selectivos. Esto se reflejó en las medallas de oro, donde México ganó presea en 30 disciplinas, Colombia en 25 y Cuba en 23. A pesar de que los de la isla ganaron en menos deportes, su dominio es mayor en ellos.

El dominio cubano volverá el próximo año en Juegos Panamericanos porque muchas de las pruebas ganadas por México, como nado sincronizado, gimnasia rítmica o natación, tendrán en países como Canadá, Estados Unidos, Brasil y Argentina a los nuevos favoritos para ganar.

Además, prácticamente uno de cada tres oros que ganó México son pruebas que no están en el programa olímpico de Tokio 2020, y muchas de ellas tampoco en los Juegos Panamericanos, mientras que Cuba centra su poder en pruebas que están en todo el ciclo.

Un ejemplo está en los deportes de combate, que repartían 96 medallas en Barranquilla 2018 y en donde México y Colombia sólo ganaron 11, mientras que Cuba sumó 41 y en muchos de ellos tiene calidad competitiva a nivel continental u olímpico.