Jugar junto a República Dominicana le devolvió el amor por el baloncesto a Karl Towns

play
¿Qué significa para Karl Towns representar a la República Domininicana? (2:24)

La estrella de los Minnesota Timberwolves conversó sobre sus raíces, recuerdos y significado en su carrera (2:24)

El jugador de ascendencia dominicana reflexionó sobre la importancia que personal y profesionalmente tuvo el volver a uniformarse con la selección dominicana durante el Mundial FIBA.

Una de las historias más interesantes del pasado Mundial FIBA fue el regreso de Karl-Anthony Towns a la Selección Dominicana de Baloncesto tras una ausencia de más de una década. Las razones dadas por el estelar jugador de Minnesota Timberwolves para su regreso, estuvieron muy relacionadas con el amor que siente por el país, por la cultura, pero, sobre todo, por su madre, Jacqueline Cruz, quien desde niño le enseñó lo orgulloso que debe sentirse de sus raíces quisqueyanas.

Towns fue una de las figuras más efectivas del equipo durante los cinco partidos que disputó la llamada “Selección del Pueblo”, pero más que eso, el jugar en el Mundial FIBA le devolvió el amor que sentía por baloncesto, según sus propias palabras. Durante su más reciente entrevista, Towns habló del significado que tuvo para él jugar con el equipo dominicano a nivel personal y a nivel profesional.

“(Jugar con República Dominicana) Es simplemente una de esas cosas donde tuve la oportunidad de revivir esos recuerdos que tuve con mi madre cuando jugué (la primera vez) con nuestro país. Fue uno de esos momentos donde verdaderamente extrañaba estar de vuelta en esa cancha. Sabes que he pasado por muchas cosas en mi carrera y fue sensacional volver a sentir esa pureza del baloncesto al jugar con el equipo dominicano”, inició señalando el estelar jugador de la NBA.

El simple hecho de representar a nuestro país fue un honor, estaba muy orgulloso y emocionado por el simple hecho de jugar para el equipo. Mi corazón y mi alma son de República Dominicana así que significó todo para mí (…) estoy muy agradecido por el amor (que me dio el público) que he recibido, es algo que tenía mucho tiempo que no sentía y lo dije después de los juegos y lo diré de nuevo, los dominicanos son tan especiales, tan, tan especiales y ser parte de esa cultura, siempre estaré agradecido de formar parte de esa cultura y hay una persona a la que tengo que agradecerle y esa es Jacqueline Cruz, por hacerme parte de esta cultura”, agregó.

Uno de los momentos más interesantes de la entrevista, fue un momento en el que Karl-Anthony Towns decidió hablar español al momento de responder si el reporte de que no cobró dinero para jugar en el Mundial FIBA era cierto.

Siento que es mejor que lo diga de este modo: por la República Dominicana yo juego por amor, no por dinero. Era más importante para mí representar a mi país que otra cosa y nunca hubiese querido un dólar por algo que como dije, el país me dio mi corazón, mi alma, mis latidos. (República Dominicana) Me ha dado tanto que no puedo pedirle absolutamente nada más”, sentenció.