Aprovechan Raptors ventaja de hablar en español

play
Finales de la NBA: Raptors ganan primero de la serie (2:32)

Paskal Siakam (32 puntos, 8 rebotes y cinco asistencias) lideró al combinado local frente a los Warriors, que terminaron cediendo, 109-118. (2:32)

TORONTO -- Para los Toronto Raptors, la internacionalización y multicultura es parte de su ADN y una ventaja al momento de comunicarse dentro y fuera de la duela.

En español pueden comunicarse Marc Gasol, el entrenador asistente Sergio Scariolo y Sergei Ibaka, quien también es capaz de hablar en francés con su compañero Pascal Siakam, cuando es necesario y hasta cuando no lo es tanto.

Los Raptors con frecuencia utilizan los idiomas sobre la duela para tratar de ajustar y realizar movimientos, sin que el rival pueda entender nada, como comentó Joel Embiid, durante la primera ronda de los playoffs.

"Siempre están hablando en español entre el entrenador Sergio, Marc y Sergei", dijo el guardia de los Raptors Kyle Lowry. "No podemos entender absolutamente nada los demás. Pero si eso ayuda en los partidos para ganar, que sigan haciéndolo. Ojalá todos pudiéramos hablar diversos idiomas. Es una gran ventaja en la vida".

Gasol minimizó que pudieran obtener gran ventaja cuando se comunican en español Ibaka y él.

Dijo que sólo eran detalles mínimos y frases que es probable que con facilidad todos podrían entender.

Pero que esa es la forma en que habla con su compañero y con Scariolo todo el tiempo y que en realidad nunca había pensado que pudiera ser de tanta utilidad en los partidos.

"No es algo que hagamos sólo en los partidos, es algo que hacemos normalmente en nuestras vidas", señaló este sábado Gasol en referencia a su comunicación en español con Ibaka y el entrenador asistente. "En el vestuario siempre nos hablamos en español. No es algo que hagamos a propósito para tener una ventaja".

"Pero sí que coincidimos en la duela contra 76ers y lo usamos", agregó. "No fue para desconcentrar al adversario, ni para esconder nada, sino porque es la manera de comunicarnos nuestra".

Contra Filadelfia, por ejemplo, cuando Ibaka y Gasol hacia doble cobertura sobre Embiid, ellos se decían en español donde se requería la ayuda o el ajuste para que Embiid fuera incapaz de predecir la cobertura.

"Tampoco es que fuera tan complicado, sólo gritábamos arriba y abajo", bromeó Gasol. "Lo hacíamos en la defensa sobre Joel y Joel también tiene facilidad para los idiomas, así que no creo que fuera tan complicado para él entender arriba y abajo".

Después del primer partido de Las Finales NBA, jugadores de los Golden State Warriors como Andre Iguodala o Shaun Livingston ni siquiera han notado si ambos jugadores se hablan en español.

"No me he dado cuenta", dijo Iguodala. "Supongo que no hablaron en español o no los escuché, Pero tampoco creo que afecte tanto. Eso sucede cuando juegas partidos internacionales con tu país desde que eres joven. Si pueden hablar diversos idiomas es una ventaja no sólo aquí, sino en su vida diaria".

Ibaka es trilingue. Puede hablar español, francés e inglés. Incluso durante conferencias de prensa o simple atención a medios siempre está dispuesto a contestar preguntas en cualquiera de los tres idiomas, desde que era jugador del Oklahoma City Thunder.

Ibaka nació en el Congo, pero se nacionalizó español desde que llegó a vivir ahí muy pequeño, y ha sido compañero de Gasol en la selección de España, de la que es entrenador Scariolo.

No sólo los Raptors

Tampoco es que sean la única pareja que ha jugado campaña regular y postemporada aprovechando su habilidad para los idiomas.

Durante varias campañas con los San Antonio Spurs, el argentino Manu Ginóbili y el hermano de Marc, Pau Gasol, hablaban en español casi todo el tiempo, también dentro y fuera de la cancha. Incluso el francés Tony Parker contestaba en español también algunas frases elementales.

Con los Dallas Mavericks al menos tres jugadores podían comunicarse con facilidad en español durante la temporada regular. El puertorriqueño José Juan Barea, el esloveno Luka Doncic y el tunecino Salah Mejri; los últimos dos aprendieron español jugando en la Liga de España.

"Es algo natural para ellos, supongo", dijo Livingston. "No hay nada de malo. Quisiera poder hablar español. Es lo que es…".