Las calificaciones del cambio por Russell Westbrook: ¿Quién gana y quién pierde?

play
Un intercambio en el cual pierden los Rockets y Thunder (1:00)

El Thunder acordó cambiar a Russell Westbrook a Houston por Chris Paul, selecciones de primera ronda en 2024 y 2026, y canjes en 2021 y 2025, dijeron fuentes de la Liga a ESPN. Sebastian Christensen opina al respecto. (1:00)

En un canje para igualar fuerzas como ningún otro en la historia de la NBA, los Houston Rockets y Oklahoma City Thunder acordaron el pasado jueves intercambiar a dos bases futuros miembros del Salón de la Fama con onerosos contratos. Días después que el Thunder despachó a Paul George a los LA Clippers después de su petición de ser negociado, complacieron el deseo de Westbrook de reunirse con su excompañero en la pista trasera James Harden, y hacerse miembro de los Houston Rockets.

Los Rockets se deshicieron del contrato de Paul, que tenía potencial para convertirse en elefante blanco a medida que se acerca a los 35 años, pero sacrificaron su aptitud reemplazándole con un débil encestador en la posición de base. ¿Podrán Westbrook y Harden compenetrarse tan bien como lo hicieron cuando Harden era sexto hombre del Thunder? ¿Obtuvo Oklahoma City suficiente valor para compensar la diferencia en ambos contratos? Revisemos otro sorprendente cambio en la NBA.

El cambio

Los Houston Rockets obtienen a: Russell Westbrook

El Oklahoma City Thunder obtiene a: Chris Paul, puestos de selección protegidos en primera ronda de los drafts 2024 y 2026, derechos protegidos para hacer cambios de puestos de selección en 2021 y 2025.

Houston Rockets: C

Cuando escribí el pasado sábado sobre la posibilidad de una operación por Westbrook, dije que no pensaba que Rockets y Thunder serían capaces de lograr un acuerdo sobre la compensación necesaria para igualar la diferencia entre Paul y Westbrook con miras al futuro. El gerente general de los Rockets Daryl Morey demostró que yo estaba equivocado, ofreciendo un par de puestos de selección en primera ronda ligeramente protegidos (con protección dentro del Top 4 en 2024 y 2026) y trueques de canjes en 2021 (entendiendo que el puesto de selección de Houston no se encuentra en el Top 4) y 2025 (si el puesto de selección de los Rockets cae fuera de los 20 primeros). Sospecho que la motivación de Morey tiene dos aristas. Primero, acumular talento estrella es un pasatiempo para Morey y a esta etapa de sus respectivas carreras no hay duda de que Westbrook tiene mejor talento que Paul. Durante las últimas tres campañas, Westbrook ha producido aproximadamente 20 triunfos sobre reemplazo más que Paul según mi métrica WARP, gracias a una combinación de durabilidad superior (en dicho periodo, Westbrook ha jugado aproximadamente 50% minutos más) y desempeña un rol mayor dentro de la ofensiva del Thunder.

Segundo, el contrato de Westbrook tiene muchas más probabilidades de retener valor positivo con miras a un cambio que el de Paul. Si Houston simplemente hubiese querido canjear a Paul dentro del espacio en el tope salarial de un equipo para crear flexibilidad adicional dentro del tope salarial, hubiera requerido de esta cantidad de puestos de selección o muchos más para hacerlo posible. Mientras tanto, Westbrook pudo probablemente ser cambiado por valor positivo, particularmente cuando más equipos hubieran contado con la capacidad de pujar por él en la jornada del 15 de diciembre, cuando la mayoría de los jugadores firmados este verano pueden ser incluidos. (Ocurre que ciertos jugadores que renueven con sus equipos no pueden ser canjeados hasta el 15 de enero).

Basándonos en esa lógica, si Morey simplemente hubiese querido restar el salario de Paul del tope salarial de su club, lavar su salario mediante un canje con Westbrook habría sido mejor método para conseguir ese objetivo.

A pesar de ello, lo más probable es que los Rockets se hicieron con Westbrook para colocarlo como base titular al lado de Harden por ahora, y me siento menos confiado con respecto a los méritos de esa negociación en ese aspecto. Comparado con Paul, Westbrook parece perder mucho más de su valor en un rol sin el balón al lado de Harden. Sorprendentemente, Westbrook ha intentado triples de “atrapar y encestar” con mayor frecuencia que Paul en las últimas tres campañas, según los rastreos de Second Spectrum para NBA Advanced Stats. Sin embargo, Paul ha convertido dichos intentos en un promedio del 45%, comparado con el 33% de Westbrook.

El entrenador de los Rockets, Mike D’Antoni, tendrá el reto de crear la clase de espacios que requiere Harden para ser híper eficiente en jugadas de aislamiento o en el pick-and-roll con los defensores tratando de neutralizar a Westbrook desde su lado débil. Además, la inactividad de Harden sin el balón representa motivo de preocupación si los Rockets deciden quitarle el balón de las manos para así permitir que Westbrook opere. Harden es un jugador totalmente diferente a cuando jugó con Westbrook en las Finales de la NBA de 2012, cuando Harden manejaba la ofensiva del segundo equipo pero pasó mayor tiempo en los postes al lado de Westbrook y Kevin Durant.

Además de maximizar las debilidades de Westbrook, una combinación con Harden parece minimizar algunas de sus fortalezas. La durabilidad de Westbrook no es tan valiosa dentro de un equipo que ya podría tener a un base futuro miembro del Salón de la Fama durante los 48 minutos cuando Paul estaba sano, aunque su presencia podía darle mayor comodidad a Harden para que descanse durante periodos más largos. Adicionalmente, la capacidad de Westbrook para tomar rebotes sin disputar y presionar el balón en transición duplica a algo que ya Houston tiene gracias a Harden.

En resumen, no hay duda de que Westbrook es mejor jugador en 2019-20 que Paul. En el contexto específico de la ofensiva de los Rockets, ya no me siento tan seguro de que ese sea el caso. Considerando el deseo de Houston de maximizar los mejores años de la carrera de Harden, una desmejora mientras entrega tanto valor para un canje sería un tema importante.

Además, si bien Westbrook a sus 30 años es cuatro años menor que Paul, el futuro de Westbrook es incierto, considerando su historial de lesiones de rodilla y cuánto este confía en sus habilidades atléticas para tener éxito. Es posible que para este momento en el próximo verano, consideremos al contrato de Westbrook igual de problemático.

Oklahoma City Thunder: B

Comparado con aquel cambio producto de las jugadas de poder que despachó a George a los LA Clippers, este no se trata de un triunfo tan evidente para el Thunder. Es cierto que entrega una compensación en puestos de selección del draft mucho más sustancial de lo que hubiera obtenido Oklahoma City en una tentativa negociación más convencional por Westbrook, pero eso tiene el precio de limitar la flexibilidad del Thunder dentro del tope salarial hasta que el contrato de Paul termina en el verano de 2022.

Revisemos con mayor detalle los puestos de selección que obtiene Oklahoma City. Tal como ocurrió en la negociación con George, el Thunder inteligentemente los recibió lo más lejos posible para maximizar las oportunidades de que el declive producto de la edad resulte en mejores opciones.

Para 2024, el primer año en el cual Houston entregará un puesto de selección en primera ronda a Oklahoma City, Westbrook tendrá 35 años y Harden 34. Para 2026, cuando entreguen el segundo de estos puestos directos, ambos tendrán 37 y 36 años. Si bien es posible que los Rockets puedan haberse reformulado en ese momento, existe mucho potencial con estos puestos de selección de Houston y es un poco sorprendente que Morey no presionó más para que estos puestos se acercaran más al apogeo de las condiciones de Harden, cuando parecen ser menos valiosos.

Existen pocas probabilidades de que los Rockets cuenten con un mejor puesto de selección que el Thunder en 2021, cuando puede producirse el primero de dos trueques tentativos; por ello, la habilidad potencial de intercambiar el puesto de primera ronda sin protección de Miami en sustitución del de Houston será crucial. En ese caso, es un escenario más realista que Oklahoma City pueda beneficiarse de ese trueque. El año más interesante será 2025, en el medio de los dos puestos de selección directos cuando es poco probable que Harden se mantenga produciendo a nivel de Más Valioso. Para ese entonces, un nuevo núcleo del Thunder podría ser competitivo en la Conferencia del Oeste y este equipo habría intercambiado derechos con Clippers y Rockets, dándoles así dos oportunidades adicionales de tener un puesto de selección en lotería.

El costo alternativo de negociar a Paul es la posibilidad de una operación que involucre a Westbrook que entregue a cambio en mayor medida salarios a punto de expirar; por ejemplo, los casos de Goran Dragic, Meyers Leonard y Justise Winslow, provenientes del Miami Heat. En ese marco, Oklahoma City habría sido capaz de utilizar los salarios a punto de expirar de Dragic y Leonard para negociar a cambio de contratos malos a largo plazo de otros equipos y así hacerse con compensación de activos del draft. Entonces, el Thunder probablemente pudo haber acumulado múltiples puestos de selección en primera ronda por la vía de un canje de Westbrook de cualquier forma, aunque sospecho que se habrían tratado de puestos con mayor protección en comparación a los entregados por Houston. Comparado con los contratos perjudiciales a largo plazo que se entregan típicamente en los canjes, el linaje de Paul es totalmente diferente. Mantenerlo en Oklahoma City habría generado pros y contras para el Thunder. A corto plazo, un regreso de Paul al sitio donde jugó sus primeras dos temporadas cuando New Orleans mudó temporalmente sus operaciones deportivas a Oklahoma City después del paso del Huracán Katrina le aporta a este equipo una estrella reconocible que hará que los aficionados se sientan atraídos y asistan al estadio consistentemente.

A largo plazo, la edad de Paul podría terminar siendo incómoda para el Thunder, obligándoles a permanecer competitivos y minimizar el rol de Shai Gilgeous-Alexander, su base del futuro adquirido en la operación George. Por eso, no sorprende que Adrian Wojnarowski de ESPN informó que Houston contempló la idea de un cambio a tres equipos que despacharía a Paul a otro sitio y que un segundo canje que involucre a Paul sigue siendo una posibilidad. El costo para Oklahoma City de mudar a Paul (si termina siendo negociado) tendría alta incidencia a la hora de definir si este canje fue positivo.