Calificaciones: ¿Quién ganó el acuerdo Capela-Covington?

play
Frank Vogel: 'Toda la NBA sabe que se acerca la fecha de límite para los intercambios' (1:02)

El coach de Los Angeles Lakers dijo estar contento con su quinteto, pero "si hay una manera de mejorar nuestro equipo, lo veremos". (1:02)

El cambio

Rockets reciben: Robert Covington, Jordan Bell, una selección de segunda ronda del 2024 (vía Golden State Warriors)

Hawks reciben: Clint Capela, Nene Hilario

Timberwolves reciben: Malik Beasley, Juan Hernangomez, Evan Turner, Jarred Vanderbilt, una selección protegida de primera ronda del 2020 (vía Brooklyn Nets,)

Nuggets reciben: Gerald Green, Keita Bates-Diop, Shabazz Napier, Noah Vonleh, una selección de primera ronda del 2020 (vía Houston Rockets)


Houston Rockets: B

Aunque se necesitaron cuatro equipos para lograrlo, este intercambio se construyó claramente en torno al deseo de los Rockets de convertir a Capela en Covington, un movimiento que parece confirmar su compromiso de jugar con una alineación de baja estatura que llevó a Houston a un récord de 4-0 en los juegos en los que Capela estuvo ausente durante la última semana y media.

También hay cuestiones más importantes en juego, como por ejemplo si realmente valía la pena seguir pagando el contrato caro y con incentivos de Clint Capela (que incluye un bono de $1 millón de dólares por llegar a la final de la Conferencia del Oeste) o reemplazarlo por un jugador de menor salario para evitar pagar el impuesto de lujo. Sin duda, este panorama ayudó a Houston a tratar de acelerar la posibilidad de cambiar a Clint Capela.

En el pasado, los Rockets han jugado con formaciones pequeñas y con P.J. Tucker en la posición de pívot. Esa fue la estrategia para enfrentar en el 2018 al “Hampton 5” de Golden State y desde entonces Houston ha mostrado no tener problemas en utilizar a Tucker, de apenas 6-5 de estatura, en dicha posición con Thabo Sefolosha (6-6) como su reemplazo. Esto quedó demostrado en el hecho de que el pívot de segundo año Isaiah Hartenstein jugó tres minutos en la victoria del martes pasado sobre los Charlotte Hornets, ya que fue la primera vez desde que Capela quedaba marginado por la fascitis plantar en su pie derecho, que Houston utilizaba como centro a jugador que superaba los 6-6.

Durante el transcurso de la temporada, las alineaciones con Tucker como pívot no necesariamente fueron dominantes. Superaron a los oponentes por 3.8 puntos por cada 100 posesiones, mientras que con Tucker como ala-pívot el rating fue de +2.5 según el sitio Cleaning the Glass. Pero lógicamente, esto se dio por el hecho de que los Rockets apostaron más a una ofensiva de aislamiento.

Hace tan solo un par de temporadas, Capela era una verdadera amenaza en el juego de pick-and-roll, y ello fue crucial para la ofensiva de Mike D'Antoni. Durante las cuatro temporadas desde que Capela se convirtió en titular de Houston, solo Russell Westbrook y Steven Adams han corrido más pick-and-rolls que Capela y James Harden, según Second Spectrum. Ese ha sido un emparejamiento exitoso, superado en puntos por oportunidad (1.04) solo por Damian Lillard y Jusuf Nurkic (1.05) entre los dúos que ejecutaron al menos 1,500 pick-and-rolls.

Sin embargo, como el columnista Dan Devine señaló en el portal The Ringer, el rol de Capela se ha minimizado últimamente ya que la ofensiva de los Rockets se ha inclinado más hacia la creación de aislamientos para Harden. De acuerdo a Second Spectrum, el número de pick-and-rolls entre Harden-Capela que Houston ha ejecutado disminuyó de 41.2 por 100 posesiones en 2016-17 a solo 18.1 en lo que va de la temporada. Y Capela no ha encontrado el mismo tipo de química de pick-and-roll con Westbrook. Esas jugadas producieron solo 0.83 puntos por oportunidad esta temporada, ocupando el puesto 100 de los 107 dúos con al menos 200 pick-and-rolls esta temporada.

Si la decisión es jugar aislamientos con Harden, una jugada más efectiva para los Rockets en las últimas dos temporadas que el pick-and-roll, entonces la capacidad de Tucker para crear espacios jugando como pívot es más valiosa que la amenaza que representa Capela en jugadas de pick-and-roll. Y en el aspecto defensivo, sacar a Capela de la cancha le permite a Houston cambiar casi todas las pantallas de sus oponentes sin crear desajustes.

Parte del desafío con jugar a Tucker como pívot durante muchos minutos, fue simplemente encontrar suficientes jugadores perimetrales para completar la rotación. Eso facilita el ingreso de Covington, quien le da a los Rockets uno de los mejores jugadores de rol con tiro de tres puntos y buena defensa en toda la liga.

Desde que Houston lo cortó y luego se consolidó como titular en Philadelphia, Covington ha sido más consistente a la hora de conseguir buenas estadísticas que a ser percibido como un jugador desequilibrante. La versión de cinco años de más-menos ajustado regularizado (RAPM) en NBAshotcharts.com, que tiene en cuenta solo el rendimiento del equipo ajustado para los compañeros y oponentes, así como la efectividad en tiros de tres puntos, tiene a Covington en el puesto 23 de la NBA en ese lapso. De los 22 jugadores por delante de Covington, solo tres (Patrick Beverley, Eric Bledsoe y Nurkic) tampoco fueron elegidos como All-Stars.

El rating de más-menos (RPM) de ESPN, es casi tan efusivo sobre el valor de Covington. Su peor índice de RPM en una sola temporada desde 2014-15, cuando aterrizó con los Sixers, fue de más de 1.6 puntos por cada 100 posesiones. Ha estado entre los mejores 75 jugadores de la NBA en RPM cada uno de esos años, ocupando el puesto 55 en lo que va de la temporada.

Una de las razones por las que Covington es tan valorado se manifiesta en su promedio de robos por juego. Esta estadística generalmente ayuda a los equipos más de lo que se cree convencionalmente y, curiosamente, los equipos que han contado con Covington han logrado tener una mejor calificación en el rating defensivo. De acuerdo al sitio Cleaning the Glass, Covington ha estado en el top 100 de jugadores defensivos en las temporadas 2016-17 y 2017-18. Y en la última, Covington finalmente fue reconocido como una selección del primer equipo Todo Defensa por primera vez en su carrera.

Sorprendentemente, los equipos de Covington también han estado mejor ofensivamente con él en la cancha, incluyendo un diferencial de 8.2 puntos en esta temporada. Si bien no es un manejador de balón lo suficientemente bueno como para crear su propio tiro de manera confiable, Covington es un tirador con un porcentaje del 36% en tiros de tres puntos en su carrera sumando al menos 8 intentos por 36 minutos esta temporada.

Esa combinación de habilidades y tamaño hace que a la hora de ser valorado, Covington sea similar a Danny Green, quien ha desempeñado el papel un buen tirador de tres puntos y buen defensor simultáneamente en dos equipos campeones como San Antonio y Toronto. De todas maneras, e igual que Green, Covington no es lo suficientemente bueno como para apuntalar una mala defensa (como hemos visto esta temporada en Minnesota) y necesita compañeros de equipo con talento para ser efectivo ofensivamente. Pero si está en el equipo y la situación correcta, Covington puede ayudar a que un muy buen equipo sea aún mejor.

Hemos llegado tan lejos sin discutir el contrato de Covington, que es casi tan importante para su valor comercial como su habilidad en la cancha. Covington llegó a Philadelphia con un contrato multianual por el mínimo. Más tarde, los 76ers aumentaron su salario bajo como parte de una rara renegociación y extensión. Covington gana solo $11.3 millones esta temporada, colocándolo fuera de los 100 mejores salarios de la NBA, y está bajo contrato con aumentos modestos hasta la temporada 2021-22.

Sin embargo, hay motivos para preocuparse por su salud. Covington se perdió los últimos 45 juegos la temporada pasada debido a un hematoma en el hueso de la rodilla derecha que finalmente requirió una cirugía para aliviar las molestias. Aunque aún no se ha perdido ningún juego esta temporada debido a una lesión (el que perdió fue por razones personales), podría convertirse en un problema a largo plazo.

Aun así, creo que Covington es lo suficientemente valioso como para justificar que los Rockets renuncien a su selección de primera ronda, especialmente si, como señaló Adrian Wojnarowski en Twitter, pueden expandir el acuerdo antes de que se finalice para recuperar más salario. Houston podría agregar legalmente $12 millones a través de este acuerdo y puede gastar hasta $5.8 millones sin ingresar al impuesto de lujo.

Presumiblemente, el objetivo sería una opción en el puesto de pívot. Aunque Bell podría ayudar a los Rockets a llenar algunos minutos, el papel que jugó con los Warriors, no es sorprendente que nuestro Tim MacMahon informa que Houston todavía está en búsqueda de ayuda adicional para evitar que Tucker se sobrecargue con el desgaste de la temporada regular.


Atlanta Hawks: B

Según los informes, los Hawks han estado activos en las últimas semanas buscando sumar a su plantel a un pívot con experiencia y hay pocas dudas de que, desde una perspectiva financiera, Capela (bajo contrato por $66.2 millones durante esta temporada y las tres siguientes, sin contar los incentivos) es un opción más favorable que la de haber sumado a Andre Drummond (que tiene una opción de jugador de $28.8 millones para 2020-21). Desde el punto de vista de valor, probablemente sea razonable resignar a una elección en el medio de la primera ronda para obtener a Capela.

La pregunta para Atlanta es más sobre cómo funcionará el experimento de juntar a Capela con el alero John Collins. Mover de posición a Collins (de pívot a ala-pívot) es probablemente lo mejor. Hasta el momento, Collins había alternado jugando en ambas posiciones esta temporada, aunque de acuerdo al sitio Cleaning the Glass, los Hawks han concedido cinco puntos más por cada 100 posesiones cuando Collins fue su pívot en defensa. Aunque es un prolífico bloqueador de tiros, el impacto defensivo general de Collins ha sido generalmente negativo. Pero jugando junto a Capela, seguramente le dará a Atlanta mayor solidez defensiva.

Y pasando al ataque, tanto Capela como Collins son excelentes en el juego de pick-and-roll. La combinación entre Trae Young-Collins ha sido tan buena para la ofensiva de los Hawks como lo fue el combo Harden-Capela en Houston. Y también hay que tener en cuenta que Collins puede ejecutar la jugada saliendo a tomar tiros de tres puntos ya que tiene un porcentaje de efectividad del 35% en los intentos de tres puntos en su carrera.

En el pasado, los Hawks habían buscado desarrollar a sus centros en tiradores de tres puntos, un proyecto que tuvo éxito en los casos de Dewayne Dedmon y Alex Len. Es probable que eso no suceda con Capela, uno de los peores tiradores de faltas de la liga (53% de carrera). A través de las estadísticas avanzadas de la NBA, Capela ha intentado un total de cuatro tiros durante toda la temporada fuera de la pintura, convirtiendo solo uno de ellos.

Atlanta simplemente necesita talento para rodear a sus figuras jóvenes como Young y Collins. Entonces la llegada de Capela representa un enorme salto adelante en ese sentido. Este movimiento tampoco significa que los Hawks se estén comprometiendo a jugar con la dupla Collins-Capela para siempre. Capela debería retener el valor si el experimento no funciona y Atlanta decide cambiarlo en el futuro. Pero también está la posibilidad de que los Hawks se aferren al pívot y traten de negociar con Collins antes de que sea elegible para una extensión de novato este verano.

Por útimo, al enviar a Turner, Atlanta realmente ahorró casi $1 millón en este acuerdo. Después de que los Hawks renuncien a Nené, que aún no ha jugado esta temporada y cuyo salario 2020-21 se convierte en garantizado si está en el plantel hasta el 15 de febrero, Atlanta tendrá $3.8 millones en espacio salarial para usar en uno o dos sueldos antes de la fecha límite. Debido a que la lista de los Hawks estaba llena, Atlanta tendrá que renunciar a alguien para hacer este trato de dos por uno.


Minnesota Timberwolves: B-

Según los informes, los Timberwolves fijaron un precio de dos selecciones de primera ronda para transferir a Covington, y este acuerdo los incluye, aunque uno fue redirigido a los Nuggets. Como resultado, Minnesota lo hizo decentemente si el traspaso de Covington era una prioridad.

Por supuesto, los Timberwolves simplemente podrían haber mantenido a Covington dado su contrato favorable y su amistad con Karl-Anthony Towns. Pero resulta comprensible que el nuevo presidente de operaciones de baloncesto, Gersson Rosas, quisiera cambiarlo ahora no solo porque era un mercado propicio para vendedores, así como por la edad de Covington (29) y la posibilidad de problemas recurrentes en las rodillas.

Minnesota consiguió una selección de draft que debería ser valiosa y aunque el primer pick de Brooklyn 2020 está protegida por la lotería, dado la posición que ocupan en la débil carrera por los playoffs en el Este asegura que los Nets la transmitirán esta temporada cerca del límite superior de su posible valor. Las proyecciones basadas en el índice de ESPN muestran a Brooklyn haciendo la postemporada y enviando la selección este año el 89% del tiempo, con el resultado más probable del No. 15, lo que sería la primera elección fuera de la lotería.

En lugar de simplemente enfocarse en el traspaso con Houston, los Timberwolves ampliaron este acuerdo para incluir un par de reservas de Denver que serán agentes libres con restricciones al término de la presente temporada. Agregar a Beasley y Hernangomez ayudará a Minnesota a llenar el vacío dejado por el intercambio de Covington, y además le da a los Timberwolves una buena oportunidad de volver a firmar a ambos jugadores a contratos razonables dado el espacio limitado disponible este verano.

Más que nada, Beasley y Hernangomez suministrarán los tiros necesarios para un equipo de Minnesota que ocupa el tercer lugar en la liga en un índice de intentos de tres puntos, pero el 29no en efectividad con apenas el 33%. Con Jeff Teague en Atlanta, solo dos jugadores de los Timberwolves están lanzando mejor que el promedio de la liga desde más allá del arco y son sus pívots Towns (41%) y Gorgui Dieng (39%). Beasley tiene una efectividad del 38% en su carrera y Hernangomez el 35%, lo que hace que ambos mejoren lo que Minnesota ha estado ejecutando.

De todas maneras, sería bueno actuar con cautela en el hecho de no sobrepagar por Beasley en particular. Su fuerte campaña 2018-19, cuando promedió 17.6 puntos por 36 minutos, parece sospechosamente fuera de lugar con el resto de su carrera en términos de eficiencia, impulsada por un 40% de tiro de tres puntos, que se ha reducido al 36% en 2019-20. Beasley tiene solo 23 años y se ha convertido en un excelente tirador de faltas (88% en las últimas dos temporadas), por lo que hay razones para esperar que llegue una mejora. Pero si Beasley recibe una hoja de oferta similar a la extensión que rechazó de los Nuggets en la pretemporada (tres años, $30 millones, según Bobby Marks de ESPN), se iría a pesar de la inversión de este intercambio.

Adquirir a dos reservas jóvenes y una selección de mitad de primera ronda no alcanzará seguramente para adquirir a D'Angelo Russell. Sin embargo, este movimiento le da a Rosas más flexibilidad para formar el nuevo plantel a su gusto después de una decepcionante temporada 2019-20 hasta la fecha.


Denver Nuggets: B-

No estaba seguro si los Nuggets estarían dispuestos a separarse de Beasley y Hernangomez antes de la fecha límite dado su papel como seguro en caso de lesiones, pero una selección de primera ronda para reemplazar la que Denver envió a Oklahoma City por Jerami Grant el último verano, era demasiado como para rechazar.

Vale la pena recordar que, aunque han jugado últimamente debido a lesiones (incluyendo un total combinado de 52 minutos en la victoria del martes sobre los Portland Trail Blazers en lo que fue una cantidad impactante dado lo cerca que estaba de llegar a un acuerdo), Beasley y Hernangomez probablemente se encontrarían fuera de la rotación cuando los Nuggets recuperen a los jugadores lesionados. Michael Porter Jr. se ha convertido en una pieza importante y Torrey Craig es el mejor defensor del perímetro que tiene el equipo y, por lo tanto, una mayor necesidad de postemporada.

Además, los Nuggets recuperaron jugadores que podrían ayudarlos el resto de la temporada. Noah Vonleh es una buena opción para convertirse en el tercer centro del equipo con algunos minutos a corto plazo hasta que regrese Mason Plumlee. En tanto, Napier está sobrevalorado para el papel de tercer base detrás de Jamal Murray y Monte Morris. Incluso Denver quizás podría desprenderse de él antes del cierre de la fecha límite a otro equipo que podría usarlo como respaldo.

La pregunta interesante aquí es si los Nuggets podrían haber estado mejor manteniendo al menos a uno de Beasley o Hernangomez con la esperanza de volver a firmarlos a bajo costo como agentes libres restringidos este verano. Hay que recordar que cuarto jugadores de la actual rotación podrían ser agentes libres si Jerami Grant rechaza su opción de $ 9.3 millones. Finalmente, Denver también se beneficiará de tener una selección de primera ronda dado el reciente éxito del equipo en el draft.