Blake Griffin, el All-Star que las lesiones apagaron

play
Andre Drummond y Blake Griffin defendieron la casa con dobles dobles (1:13)

Los Pistons hicieron respetar su casa con una gran victoria sobre los Wizards, liderados por los 14 puntos y 10 rebotes de Drummond y las 14 unidades y 11 rebotes de Griffin. (1:13)

Este 2020 se cuentan 10 años del debut de uno de Blake Griffin, uno de los básquetbolistas que más prometía para tener una carrera que fuera parte importante en la historia de la NBA, pero que, las lesiones fueron apagando poco a poco.

Si bien el alero fue seleccionado en el draft del 2009 con el pick #1 por LA Clippers, una grave lesión en la rodilla lo obligó a quedar fuera durante toda esa temporada, por lo que fue hasta el año siguiente cuando finalmente hizo su presentación.

Así como la historia de 'Mr. Mate' en la NBA ha tenido éxitos, a la par se ha visto ensombrecida por lesiones.

Entre algunos de sus logros, Griffin cuenta con el del 'Novato del mes' (2010); un año más tarde hizo su primer All-Star participando en el concurso de clavadas donde venció a a JaVale McGee; ese mismo año fue distinguido con el premio al 'Novato del Año'.

DATO: Desde 2015 hasta ahora, Griffin ha jugado 247 partidos de 410 posibles; es decir, se ha perdido el 39,8% de los encuentros de fase regular.

Para la 2012-2013 tuvo su primera titularidad como All-Star junto a Chris Paul, su ex compañero en los Clippers, quinteta a la que llevaron a los playoffs donde vencieron en 7 juegos a Memphis Grizzlies pero perdieron ante San Antonio Spurs en las Semifinales.

El calvario de lesiones...

En ese mismo 2012, Griffin se quedó fuera de los Juegos Olímpicos de Londres por una lesión. Y aunque desde ese año hasta el 2017, Griffin llevó a los Clippers a playoffs de manera consecutiva el calvario de lesiones realmente comenzó en 2015.

Durante la temporada 2015, se ausentó 15 juegos en la segunda parte de la temporada regular.

Para 2016 quedó fuera 45 partidos de la temporada regular por una lesión de muñeca que se dio al pegarle al utilero de los Clippers.

Para el 2017, en el tercer partido de la serie ante Utah Jazz, una lesión en el dedo gordo del pie derecho lo dejó fuera de nuevo, pues antes ya se había perdido 20 partidos por una intervención en la rodilla.

Para 2018 fue cambiado a los Detroit Pistons y su suerte no mejoró ya que esa temporada también la terminó lesionado. En total ese año sólo vio acción en 25 partidos.

En resumen, durante su carrera en la NBA, el ala-pívot no ha conseguido jugar 70 partidos en seis de las 10 temporadas que lleva en la Liga y las cosas no parecen pintar mejor, pues el pasado 20 de enero se sometió a una cirugía en la rodilla izquierda y es poco probable que participe en esta campaña, ya que los Pistons comenzaron que su tiempo de recuperación es indefinido.