Alera de Connecticut Sun, Jonquel Jones, nombrada JMV de WNBA 2021

Getty Images

Connecticut arrancó el martes las semifinales de la WNBA como el máximo sembrado y además como el equipo con la JMV de la liga en Jonquel Jones, junto al Entrenador del Año, Curt Miller, y la Jugadora Más Mejorada, Brionna Jones.

La alera Jonquel Jones ganó el honor de JMV con 48 de los 49 votos de primer lugar y 487 puntos totales de un panel de medios nacionales. La pívot de Phoenix, Brittney Griner, culminó en segundo lugar con 224 puntos y recibió el otro voto de primer lugar. La alera de Seattle, Breanna Stewart fue tercera (156), la pívot de Minnesota, Sylvia Fowles fue cuarta (137) y la pívot de Washington, Tina Charles fue quinta (127). Stewart (2018), Fowles (2017) y Charles (2012) son todas ex ganadoras del premio a la JMV. El galardón marcó una progresión constante para Jones, quien ganó el premio a la Jugadora Más Mejorada de la WNBA en 2017 y fue la Mejor Sexta Mujer del Año en 2018.

Jones, quien mide 6 pies 6 pulgadas y tiene 27 años, está en su quinta temporada en la WNBA. Fue seleccionada sexta, de George Washington, en el sorteo de 2016 por el equipo de Los Ángeles y luego canjeada al Sun. Ella no jugó en la WNBA en 2020 cuando la campaña se jugó en la burbuja en Bradenton, Florida, y el Sun alcanzó las semifinales de la conferencia.

Con Jones de vuelta en 2021, Connecticut logró la mejor marca de la liga, 26-6. Ella promedió 19.4 puntos, 11.2 rebotes, 2.8 asistencias, 1.3 tiros bloqueados y 1.3 robos.

"¿Qué hace falta para ser una jugadora tipo JMV, no solo una gran jugadora?" dijo Miller. "Es su capacidad de seguir añadiéndole a su juego y jugar ambos lados del balón. Ella se convirtió más en una protectora del aro, y se ha establecido por un largo tiempo ya como una de las reboteras de élite en el mundo.

"Se ha escrito mucho sobre la ofensiva. Ella tiene un toque increíble y la capacidad de jugar con su espalda hacia la canasta. Pero lo que la hace especial es cómo juega alejada de la canasta y su capacidad de encestar triples".

Miller dijo que Jones también se ha convertido en una facilitadora cuando es necesario, "no solo una jugadora de recibir y tirar".

Nacida en las Bahamas, Jones recibirá $15,450 y un trofeo por Tiffany & Co. Es la segunda jugadora en ganar el MVP mientras juega para el Sun. Charles, quien ahora milita con Washington, fue la primera.

Mientras tanto, Brionna Jones, según Miller, es el ejemplo perfecto de una jugadora que esperó su turno. Jones promedió un doble doble como estudiante de cuarto año en Maryland, y fue seleccionada No. 8 en el sorteo de 2017. Durante sus primeras tres campañas de la WNBA, ella promedió menos de 10 minutos y cuatro puntos por partido. Pero cuando Jonquel Jones no jugó en la burbuja, Brionna Jones aprovechó su oportunidad de estar más en la cancha.

Brionna Jones recibió 38 de 49 votos del panel de periodistas, mientras la escolta de Las Vegas, Kelsey Plum, fue segunda y la escolta de Dallas, Marina Mabrey fue tercera. Seleccionada por Connecticut en la primera ronda del sorteo de la WNBA de 2017 (octava selección global), Jones promedió marcas personales de 14.7 puntos, 7.3 rebotes, 1.8 asistencias y 30.6 minutos.

"Lo que no todas son capaces de hacer en esta liga es estar preparadas y listas para su oportunidad", Miller said. "Ella continúa trabajando en serio, en serio en su juego y su fitness".

Miller recibió el premio como Mejor Entrenador por segunda vez, ganándolo previamente en 2017. Él recibió 41 de 49 votos del panel de periodistas. Cheryl Reeve de Minnesota fue segunda, y Bill Laimbeer de Las Vegas y Noelle Quinn de Seattle empataron por el tercer lugar.

"Él coloca a la gente en posiciones ideales para anotar y las hace sentirse cómodas", DeWanna Bonner del Sun dijo sobre Miller.