Sandy Alcántara y Trevor Story elegidos Jugadores de la Semana de MLB

Grandes Liga realizó el anuncio de que el dominicano y el estadounidense habrían ganado el galardón en sus respectivos circuitos por ser los mejores jugadores de la octava semana.

Un lanzador dominicano y un intermedista estadounidense son en esta ocasión los ganadores del premio al Jugador de la Semana en las Ligas Nacional y Americana. Se trata de Sandy Alcántara de Miami Marlins y de Trevor Story de Boston Red Sox.

Sandy Alcántara tuvo un desempeño estelar en la pasada semana, luego de haber tirado dos partidos, uno en el que cubrió ocho entradas y el del pasado domingo 22 de mayo, en el cual lanzó juego completo. En dicho tramo, completó 17 entradas de labor en donde solo toleró una carrera limpia, ponchó a doce bateadores, transfirió a otros tres y permitió un total de nueve hits. Tuvo una efectividad de 0.53 y un WHIP de 0.706 entre ambas salidas. En sus dos aperturas se llevó la victoria.

Con su estelar actuación, se convirtió en líder de Grandes Ligas en entradas trabajadas (59.2) en partidos lanzados (9), partidos completos (1) y bateadores enfrentados (236). Mantiene una efectividad de 2.11 con 49 ponchados y 22 transferencias, mientras que su récord se mantiene en cuatro victorias con dos derrotas. Redujo su promedio de bases por bolas e imparables por entrada lanzada (WHIP) a 1.073.

Alcántara es el cuarto dominicano en la actual temporada que alcanza el premio de Jugador de la Semana (los otros ganadores fueron José Ramírez, Willy Adames y Manuel Margot).

De su lado, Trevor Story tuvo un cierre de semana espectacular, en especial frente a Seattle Mariners, a quienes castigó por completo durante la barrida que los Red Sox le propinaran al equipo.

En sus últimos siete encuentros, Story bateó para .360 de promedio junto a un porcentaje de embasarse (OBP) de .452 y un slugging (SLG) de 1.120, buenos para un OPS de 1.575. Despachó seis jonrones y remolcó 14 carreras, mientras que anotó diez ocasiones a lo largo de la pasada semana. En el proceso se convirtió en el líder de impulsadas de Boston alcanzando 29 en 36 partidos.

Por desgracia, la gran semana no fue suficiente para aumentar unos números que han sido producto de un muy lento inicio. Apenas batea para promedio de .226 con OPS de .748, sin embargo, es una gran señal que el jugador haya podido calentar su bate de esa forma, ya que ayudó a que los Red Sox se colocaran a solo dos partidos por debajo de la marca de .500.