Carlos Rodríguez, el puertorriqueño que supervisa el exitoso programa de desarrollo de Tampa Bay

play
Carlos Rodríguez: Un boricua dirige el mejor sistema de desarrollo de jugadores en MLB (3:10)

Los Rays de Tampa Bay tienen el mejor sistema de desarrollo de peloteros en Grandes Ligas, y quien lo dirige es un puertorriqueño, Carlos Rodríguez, quien le explicó a Enrique Rojas algunas de las particularidades de su labor. (3:10)

ST. PETERSBURG, Florida -- Cuando nos preparamos para el fin de semana de Memorial Day, tradicionalmente el primer plazo para pasar balance a la temporada de Grandes Ligas, los Tampa Bay Rays juegan para un sólido 25-17 (.595), el segundo mejor récord en la prestigiosa División Este de la Liga Americana, y ocupan uno de los tres comodines para los playoffs del circuito.

Tampa Bay, que en los dos años anteriores conquistó los primeros títulos divisionales consecutivos de su historia, busca avanzar a la postemporada por cuarta temporada al hilo, lo que sería otro hito en los 25 años de existencia de la franquicia más joven de la liga.

Y todo eso lo ha hecho sin acercarse a los $100 millones de dólares en su nómina salarial de jugadores, a pesar de tener como rivales a los New York Yankees y Boston Red Sox, que siempre están entre los que más dinero gastan, y los Toronto Blue Jays, un enemigo con una sólida economía. Los Baltimore Orioles, que tienen tres años limitando el gasto, históricamente han tenido presupuestos superiores a Tampa Bay.

Los Rays del 2022 tienen una nómina salarial de $86,4 millones, la número 25 de Grandes Ligas, donde el promedio de sus 30 equipos es de $146 millones. Yankees ($247,6), Red Sox ($200,8) y Blue Jays ($167,6) se ubican en los puestos tres, seis y once, respectivamente, en tanto que Baltimore ($45.4) es el último en presupuesto.

Cuando se ha jugado un poco más de un cuarto del calendario de la temporada, en la Liga Americana los Yankees (30-13) dominan el este, Minnesota Twins (27-16) el centro y Houston Astros (27-16) el oeste, mientras que Los Angeles Angels (27-17), Rays y Toronto (23-20) ocupan los tres puestos comodines.

¿Cuál es la clave del éxito para una entidad modesta en un ambiente tan exigente?

"El desarrollo para nosotros es la clave. Tenemos que buscar buenos jugadores y desarrollar ese talento, ya sea que los firmemos inicialmente o lo consigamos en cambio", dijo el puertorriqueño Carlos Rodríguez, el Vicepresidente de Operaciones de Béisbol de los Rays.

"Jugadores como [Wander] Franco, [Randy] Arozarena, [Vidal Bruján], tenemos la necesidad de desarrollarlos", agregó Rodríguez, quien jugó un papel decisivo en los reclutamientos de brillantes peloteros latinos como los dominicanos Franco, Bruján, Jesús Sánchez, Diego Castillo, Génesis Cabrera y Cristopher Sánchez; el brasileño Yan Gomes; los venezolanos José Alvarado, Yonny Chirinos y René Pinto y el mexicano Jonathan Aranda, entre muchos otros.

Con 70 juegos y a los 20 años de edad, Franco quedó tercero en la votación del Novato del Año de la Liga Americana en 2021 y posteriormente firmó un masivo contrato de $182 millones de dólares por 11 años, el más grande que ha otorgado Tampa Bay y el récord para un jugador sin un año de servicio. En el 2022, Franco es el torpedero regular y uno de los líderes del conjunto.

"Le falta desarrollo todavía, pero estamos muy contentos con él. Franco será un jugador único. Tremendo muchacho, tremendo talento, con muchas habilidades, que batea a las dos manos, que corre, es alguien bastante especial", dijo Rodríguez.

Rodríguez, quien lleva 12 años en la organización, tiene tres temporadas en su actual puesto, desde el que asiste en todas las áreas al Presidente de Operaciones y Gerente General, Erik Neandel, y supervisa los departamentos de desarrollo de jugadores, ciencia del rendimiento del béisbol, exploración internacional y operaciones de academias.

"He sido afortunado de estar rodeado de gente tremenda, gente excelente en lo que hace", dijo Rodríguez, un ex jugador y coach universitario que laboró por cuatro años como scout de área de los Blue Jays, antes de unirse a Tampa Bay en el 2010.

Con Rodríguez a bordo, los Rays fortalecieron su sistema de reclutamiento, desarrollo y analítica, para compensar la comprensible desventaja económica frente a sus rivales divisionales y emparejar un poco la disputa por los puestos a playoffs, en MLB y las ligas menores. El epítome del gran momento que vive Tampa Bay como organización, lo vivió el año pasado.

En el 2021, los Rays ganaron 100 juegos por primera vez desde que ingresaron a las Grandes Ligas en 1998. Más asombroso aún, sus cinco equipos afiliados de ligas menores terminaron con la mejor marca de sus respectivas series regulares y cuatro fueron campeones.

Baseball America eligió a Tampa Bay como Organización del Año, luego que sus equipos terminaran el año con porcentaje general de .653 en las menores. Desde 2018, Tampa Bay conquistó dos primeros lugares y dos segundos en el ránking de las mejores organizaciones del béisbol.

En ese tramo, el equipo matriz alcanzó la Serie Mundial (en el 2020, ante los Los Angeles Dodgers) por segunda vez en su historia, aunque todavía sigue buscando su primer campeonato.

"Ganar es la meta, siempre ha sido la meta. Necesitamos jugadores como Franco y otros para poder competir en ese nivel. Los Yankees no están fáciles, Toronto no es fácil y los Dodgers, a los que nos enfrentamos hace un par de año, tampoco están fáciles. La competencia es difícil", dijo Rodríguez.