¿Cómo va la aventura de Robinson Canó en ligas menores?

El dominicano ha jugado igual cantidad de partidos que los que pasó con sus dos equipos en las Grandes Ligas mostrando una notable mejoría

El pasado 10 de junio los San Diego Padres le otorgaron a Robinson Canó un contrato de ligas menores, terminando de momento su estadía en las Grandes Ligas.

Muchos pronosticaron que Canó habría preferido convertirse en agente libre y otros apuntaron que era el momento del dominicano para anunciar su retiro, al menos de Major League Baseball.

No obstante, después de haber participado en 12 encuentros, igual cantidad que tuvo con cada uno de los equipos con los que estuvo en las mayores este año (Padres y Mets), el intermedista dominicano ha demostrado que el bate está presente y está trabajando para volver al máximo nivel en caso de que San Diego lo necesite.

En la docena de encuentros jugados con El Paso Chihuahuas de la Liga de la Costa del Pacífico, Canó ha hecho 58 apariciones en el plato con un promedio de bateo de .296 y .345 de OBP con 16 imparables.

Dentro de ellos ha conectado 4 dobles, remolcando 10 carreras y se ha ponchado en 16 ocasiones.

Sus registros en las menores superan considerablemente lo hecho en las Grandes Ligas esta temporada a pesar de haber jugado el doble de partidos.

En su primer tramo, también en 12 partidos de la campaña regular con los New York Mets, el segunda base dominicano bateó apenas para .195 con un cuadrangular, tres carreras remolcadas, totalizando 8 indiscutibles en 41 turnos al bate.

Ya en su segunda etapa con los Padres, las cosas no mejoraron para Canó con un promedio de bateo de .091, una remolcada, solo tres imparables y 10 ponches en 34 apariciones en el plato en 12 partidos.

Tal vez la diferencia más notable entre los 3 equipos es que en El Paso, Canó ha jugado 9 de sus 12 encuentros como bateador designado (los otros tres en la segunda base), mientras que con los Mets la relación fue de 7 como intermedista y 5 como designado, y con los Padres en las Grandes Ligas jugó 5 en la segunda base, 3 como bateador designado y los demás como emergente.

¿Será posible volver a ver a Robinson Canó en las Grandes Ligas? De continuar con lo que está haciendo vistiendo el uniforme de la caricatura animada de la famosa esponja, no sería de extrañar que los Padres le llamen en caso de alguna emergencia.

El jugador de 39 años y 17 temporadas en las Grandes Ligas ha asumido el reto con humildad y de momento ha mostrado que las condiciones ofensivas siguen ahí, por lo menos al nivel actual en que está actuando.